El Correo Gallego

Noticia 1 de 1 Opinión » Firmas

CONTRARIEDADES

XOSÉ RAMÓN R. IGLESIAS

Susana levanta la veda

12.10.2018 
A- A+

El anuncio de adelanto electoral que este lunes realizó la presidenta de Andalucía, Susana Díaz, pilló al presidente del PP en esta comunidad, Juanma Moreno, en un puticlub de Sevilla, celebrando con su guardia de corps lo que uno menos se espera que se pueda celebrar en un sitio así: una rueda de prensa. No es que ahora llamen de este modo a los servicios íntimos allí dispensados, que tradicionalmente siempre se denominaron de otra forma más prosaica. En este caso no hay metáfora ni eufemismo. El líder popular andaluz se fue de putas de una manera muy políticamente correcta, es decir, sin joder a las putas, sino a los altos cargos de la Administración de la Junta a los que denunció por haberse gastado 31.969 euros en prostitutas, con cargo a los fondos públicos.

Si los comicios andaluces solamente representan, como así parece, la primera etapa de la espiral de procesos electorales en los que se verá inmersa España en los próximos meses, con las municipales y autonómicas ya en el horizonte de mayo de 2019, y que tranquilamente podría concluir con el adelanto de las generales, no es exagerado advertir que el camino trazado por el nuevo PP de Pablo Casado en su peregrinaje hacia La Moncloa tiene como casilla de salida una casa de lenocinio, que, bien mirado, igual es la contraprogramación ideal al escenario del Valle de los Caídos desde el que tienen pensado partir Pedro Sánchez y Pablo Iglesias. Ahora sólo falta que Ciudadanos organice su inicial pegada de carteles en Las Ventas y Vox haga lo propio en la catedral de La Almudena, para que las tres formaciones distintas en las que se dividió la derecha española simbolicen la santísima trinidad de esta ideología durante el franquismo: toros, putas y eucaristía.

Juanma Moreno semeja un andaluz de raíz moderna que, al nacer en Barcelona y vivir en Málaga, el destino le birló de su biografía los machadianos versos de "mi infancia son recuerdos de un patio de Sevilla", que engalanarían con un matiz poético su candidatura a presidir la Junta. A los toros en La Maestranza va por afición, a la eucaristía por devoción y a putas por la obligación moral de desenmascarar la corrupción que anida en el Gobierno de Susana Díaz. Pero igual se trastabilla en su paseíllo prostibulario, ya que la tarjeta de crédito que pagaba las prestaciones de mancebía pertenecía a una empresa de formación para el empleo, por lo que a lo mejor sus usuarios, acogiéndose a que la ministra de Trabajo, Magdalena Valerio, legalizó la constitución de un sindicato de meretrices, sólo estaban cumpliendo con su deber de fomentar la ocupación frente al desempleo. Si es así y, considerando la elevada cifra invertida en semejante cometido, ojalá pusiesen tanta pasión como en ésta, en la ejecución del resto de sus funciones como servidores públicos.

Susana Díaz abrió la cacería electoral en España y el Partido Popular, apostado en los lupanares, la estaba esperando para dispararle a discreción. Los másteres fraudulentos ya son papel mojado. Que se preparen, a partir de ahora, los que tengan un pasado turbio que ocultar con rameras, alcahuetas o proxenetas.