Santiago
+15° C
Actualizado
viernes, 07 octubre 2022
13:20
h
Reseña Musical

“Ecléctica Ensemble”: Debussy y G.Mahler, en el Teatro Rosalía Castro de A Coruña

    Obras de C.Debussy y Gustav Malher, en tratamiento para formación camerística, concretamente para el “Ecléctica Ensemble”, miembros en su mayoría de la “OSG” con la participación de dos solistas, la pianista Alicia González Permuy y la soprano Clara Jeliohosvschi Panas, en el Teatro Rosalía Castro-20´00.-en una colaboración de la OSG” y la “Sociedad Filarmónica de A Coruña 1904”, que no hace tanto presentaron un entretenido programa partiendo del mundo de la infancia, en interpretación del “Ensemble Zoar”. El grupo de esta ocasión, está integrado por los violinistas Ludwig Dürichen y Adrían Linares, el viola Luigi Mazzucato, la chelista Ruslana Propenko, el contrabajista Tod Williamson, la flautista Mª J. Ortuño, el trompista Nicolás Gómez Naval, el oboísta David Villa, el clarinetista Pere Anguera, el fagotista Alex Salgueiro y en las percusiones, José Belmonte e Irene Rodríguez, a los que se añaden las dos citadas. Un programa que ya presentaron en otros ciclos pero que es un detalle digno de tenerse en cuenta, una vez que, preparadas las obras, supone un justificado argumento para sacarle partido.

    “Ecléctica Ensemble”, apuestan por este estimulante programa con dos obras señeras como son “Prélude à l´aprés midi d´faune”, de Claude Debussy, según el tratamiento de Benno Sasch/ Arnold Schönberg, y la “Sinfonía nº 4, en Sol M.”, de Gustav Mahler, propicia para estas posibilidades y que recurre a Klaus Simon. Mentábamos a las dos solistas implicadas en este apetecible programa, una de ellas la pianista Alicia González Permuy, que aprovechó ventajosamente la docencia de Albert Atenelle, Manuel Carra o Almudena Cano, maestros que han dejado excelentes alumnos en nuestra tierra y que ampliaría formación en el “Bravants Conservatorium” de Tilburg , en las aulas de Ton Demmers y Jan Gruithuyzen, mereciendo la graduación “Cum Laude”, Otro de sus maestros fue Eugen Indjic (alumno director de los míticos V.Horowitz y A.Rubinstein).

    Su compañera en esta travesía, la soprano Clara Jeliohosvschi Plana, es una soprano que con soltura, se prodiga en ciclos y certámenes que regularmente se convocan y que contribuyen a mantener activo el panorama de la lírica. Participó, por ejemplo, en la temporada de “Amigos de la Ópera de Santiago”, en el elenco de “Il Segredo di Susana”, de Ermano Wolf-Ferrari, con Alexandra Tarniceru y el barítono Javier Franco. Rumana de procedencia, estudió en el “Conservatorio Stefan Neaga”, de Chisinau, para continuar en la Universidad de Bucarest. Se integró en la “Operetten Bühne” de Viena, con la que realizó giras por Europa. Tuvo el beneficio de ser dirigida por grandes maestros, entre los que destacan S. Comissiona, C.Mandeal, A. Sunshain, I.Wehner o I. Prunner. Mantiene una respetable actividad docente, en especial con agrupaciones corales ycon la pianista Ludmilla Orlova.

    Entramos en Debussy con el talante impresionista de “Prélude à l´aprés midi d´faune” (Preludio a la siesta de un fauno), obra que suscita todo tipo de atrevimientos en lo relativo a la manera de encararla y una definitiva tentación para los propios intérpretes. La ofrenda musical a la poética de S.Mallarmé, cuyo resultado el autor dará a conocer en el domicilio de su estimado Paul Dukas, maestro y confidente, antes de permitirse pequeñas revisiones por personal capricho, y que se dará a conocer en 1894. Mallarme, vivía con la idea de un posible ballet, pero la mediación del compositor, aportará el resultado del que la historia tendrá noticia, en esa partitura traslúcida y auspiciada por destellos mágicos e irreales, plagada de una contagiosa sensualidad. Habrá quien descubra afinidades con el segundo acto de “Tristán e Isolda”, de Richard Wagner, por su éxtasis erótico perfectamente estilizado. Una música que suscita imágenes aunque distanciada de la plástica y definida por la sugestión en gran medida.

    El ”Fauno” toca la siringa, en parecida similitud con el mismo “Pan” que evoca Laforgue, en una encantadora narración. Una siringa que exhala curiosos arabescos sobre una sorprendente escala. Un juego que se transfigura en pasión. “Prélude à l´aprés midi d´un faune”, puede en esas veladas transmutaciones, acercarnos al mundo sonoro wagneriano. Un Debussy que igualmente, recibirá la traslación equitativa en el apunte que nos propone Benno Sasch, en los apetecibles entretenimientos libérrimos de la”Verein für Musiklisches Privat aufführungen” (Sociedad de Actuaciones Privadas), que aventuró sus proyectos en Viena a partir de 1918, en esas pretensiones de buscar puntos de encuentro divulgativo, a través de miembros de la escuela de Schönberg. Serán obras de interés, las que van desde Ravel, Reger, Richard Strauss, Bartok, Busoni....Schönberg, acabará cediendo el testigo a otros miembros del grupo, pero observando la necesidad de abrirse a públicos diversos. Como encabezado, tendrán la leyenda Kritikern ist der Einkritt verbotten” (Prohibida la entrada a los críticos). Benno Sachs (1882-1968), se formó con Zemlisk, H. Gradener y R.Fusch y ejerció musicalmente en el Teatro de la Ciudad de Salzburgo, en el Landshut (Baviera) y en el Köninsberg, en Rusia, además de pasar por la Volksoper Wien.

    Mahler y la “Sinfonía nº 4, en Sol M.”, en manos de otro miembro de esa escuela, Klaus Simon, en lo que resultará un trabajo estrenado el 13 de mayo de 2017, un compositor y arreglista de alto vuelo, que fundó la ”Holst Sinfonietta und Oper Freiburg”, tras haberse forjado en las lindes más diversas con Hans Zender, Johannes Kalitsky, en lo relativo a dirección. Despliega una permanente actividad profesional para el popular sello “Naxos”, con el que presta atención a compositores de su entorno, hablamos de Hans Pfitzner, E.W.Korngold- al que tanto debe el mundo del cine- o Erwin Schulhoff. Estrenó la ópera “Kopernikus” , de Claude Vivier. La “Cuarta Sinfonia, en Sol M.”, de Mahler, es obra que cierra el ciclo de las pertenecientes a las Canciones del Muchacho de la trompa mágica” y que se concluyó en el límite de un siglo que se despedía y otro que anunciaba convulsas transformaciones. Siempre fue la más popular del autor, junto a la primera, por la sencillez de recursos instrumentales. Destaca el “Finale”, por el protagonismo que acapara la soprano.

    02 mar 2021 / 01:00
    • Ver comentarios
    Noticia marcada para leer más tarde en Tu Correo Gallego
    Tema marcado como favorito