Santiago
+15° C
Actualizado
viernes, 23 octubre 2020
12:58
h
|| La otra jugada ||

El rey vuelve a reinar

EL NUEVO triunfo de Rafa Nadal en Roland Garros lo eclipsó todo, incluso sirvió para que durante unas horas los españoles se olvidaran de la pandemia que nos está castigando por segunda vez en poco tiempo y dejó en un segundo plano el resurgir de un equipo, los Lakers. Tras una década de sequía, el equipo angelino volvía a triunfar en la NBA, imponiéndose en la final por 4 a 2 a los sorprendentes Miami Heat de un Jimmy Butler omnipresente pero que no fue suficiente para dar réplica a los californianos que tenían, entre ceja y ceja, el rendir homenaje al tristemente desaparecido de forma prematura Kobe Bryant.

Pero si hubo un hombre que sobresalió por encima de los demás, no podía ser otro, fue LeBron James que, a poco más de dos meses de cumplir 36 años -nació el 30 de diciembre de 1984-, conquistó su cuarto anillo, el tercero con una franquicia distinta siendo MVP, algo que nadie ha conseguido, lo que eleva su figura por encima de aquellos que han hecho historia en la mejor liga del mundo, le coloca, por méritos propios, a la altura del más grande, Michael Jordan, y vuelve a poner sobre la mesa el debate abierto en los últimos años de cuál de los dos es el mejor.

Sin entrar en el debate, porque ambos reúnen méritos para llevar la corona, lo cierto es que resulta una obviedad decir que cada uno marcó una época, de hecho el de Ohio aún la sigue marcando, y que las circunstancias y los tiempos son muy distintos. Mejor vivir el momento, como se vivió en su tiempo el de Jordan o con anterioridad el de Magic o el de Kareem Abdul Jabbar, por destacar a otros de los más grandes.

Las virtudes que reunía Michael son de sobra conocidas y reconocidas, pero si hay una característica que sobresale en LeBron respecto al número 23 de los Chicago Bulls es su fuerza física y, sobre todo, su versatilidad, al punto que hoy en día es el único jugador que puede ocupar cualquiera de los cinco puestos y rendir en todos ellos. Sus 206 centímetros y, especialmente, su poderío físico le ayudan para superar rivales a los que, en algunos casos, llega a ridiculizar.

OTROS TIEMPOSS. Recuerda, en su versatilidad, al Magic Johnson que debutó en la NBA con 20 años -precisamente se cumplieron el pasado mes de junio 40 años de aquello-, cuando en las finales tuvieron que enfrentarse a Philadelphia 76ers que contaba en sus filas con un tal Julius Erving. Llegaron los angelinos al sexto partido con una ventaja de 3 a 2 pero con la baja de su mejor hombre, Abdul Jabbar.

No tenían en la plantilla a un suplente de garantías y al técnico Paul Westhead se le ocurrió pedirle a Magic, que era el base, que ocupase el puesto de center. Hizo un partido, a decir de las crónicas de la época, para enmarcar y ahí mismo echó a andar su mito. Los Lakers ganaron el partido y el anillo y Magic, en la temporada de su debut, se llevó el MVP de la serie con unos promedios de 21,5 puntos, 11,2 rebotes, 8,7 asistencias y 2,7 robos.

Es por ello que muchos analistas destacan el trabajo que realiza LeBron al que, por cierto, no sentó nada bien que dieran el título de MVP de la temporada regular al griego de Milwaukee Bucks, Giannis Antetokounmpo. Así, tras el sexto partido frente a Miami no se cortó un pelo a la hora de pedir más respeto para él y para su equipo, pues no entendía cómo se podía haber votado al alero de los Bucks como el mejor de la temporada y, sobre todo, con la diferencia de votos que obtuvo respecto al de Akron.

GRAN PAREJA. Lo cierto es que LeBron vuelve a situarse donde solía y, según los expertos, podría llevar a la franquicia de Los Lakers a dominar los próximos años si mantiene a su lado al pivot Anthony Davis que se antoja un perfecto complemento para imponer su hegemonía y convertirse en otro de los dúos destacados de la NBA como en su día lo fueron Jordan y Pippen, Magic y Jabbar o Malone y Stockton, aunque éstos últimos se retiraron sin haber logrado un solo anillo y eso que disputaron dos finales a mediados de los noventa con su equipo los Utah Jazz, que vieron truncadas sus esperanzas al encontrarse en esas finales con los Bulls de Jordan y compañía.

HISTORIA DE SUPERACIÓN. Pero si hay algo que distingue a The King del mítico Jordan es que desde niño tuvo que luchar contra todo y contra todos para salir adelante. Su madre, Gloria James lo tuvo con apenas 16 años y se vio obligada a criarlo prácticamente sola al ser abandonada por el padre biológico cuando el pequeño contaba con apenas un año.

Con problemas para poder pagar el alquiler de una vivienda, la familia tenía que cambiar con frecuencia de casa y provocaba que el niño no hiciese amigos con facilidad, centrando toda su atención en el baloncesto y en el fútbol americano, deporte en el que también destacaba.

Con 18 años dio el salto del St. Vincent-St Mary High School a la NBA, al elegirlo Cleveland Cavaliers como número uno del draft, habiendo firmado con anterioridad un contrato multimillonario -90 millones de dólares- con Nike. A partir de ahí, su irrupción en la mejor liga del mundo no hizo más que ratificar lo que todos esperaban, que se convirtiese en su gran referente y ahora, diecisiete años después ahí continúa, acaparando titulares y, sobre todo, títulos. Y es que The King vuelve a reinar.

|| La cara y...

LEYENDA El británico Lewis Hamilton sigue agrandando su leyenda al haber conseguido igualar, en el circuito de Nurburgring, las 91 victorias que tenía establecido como récord el alemán Michael Schumacher. Era algo que hace unos años nadie pensaba que se pudiese alcanzar, pero que el piloto de Mercedes, con un dominio incontestable en los últimos años, ha logrado y superará a poco que la suerte le acompañe como le acompañó en el G.P. de Eifel donde superó a un nervioso Valtteri Bottas que marchaba en primer lugar pero no pudo con la presión de su compañero. El triunfo le permite aumentar su ventaja al frente de la clasificación del Mundial, un título que con casi total seguridad logrará una vez más.

... La cruz ||

FALTA GOL La selección de Luis Enrique tiene un problema en el que casi todos los analistas coinciden y no es otro que la falta de gol. No cuenta España en estos momentos con un solo delantero centro de los llamados ‘depredadores del área’ y así es muy difícil imponerse a selecciones que, como la de Ucrania, se pasan los 90 minutos defendiéndose intentando sacar réditos de algún contragolpe. El problema de la sequía goleadora de La Roja viene de tiempo atrás, prácticamente desde que David Villa dejó de acudir a las convocatorias y eso que han sido muchos los aspirantes a suceder al asturiano pero, hasta la fecha, aún seguimos buscando al hombre que aproveche alguna de las numerosas ocasiones que el equipo crea.

|| Lo que debería ser y no es ||

LA EUROCOPA El entrenador del Barcelona de baloncesto, Sarunas Jasikevicius, ante los numerosos positivos por la covid-19 que se estaban dando, planteaba la necesidad de que la Euroliga tomase cartas en el asunto y adoptase algún tipo de medidas porque en las actuales condiciones no se puede seguir compitiendo en igualdad de condiciones pero, sobre todo, porque se está poniendo en riesgo la salud de jugadores y técnicos. Seguir ahora mismo manteniendo la competición como en pasadas ediciones es una temeridad y a ello se agarraba el lituano para llamar la atención de la organización. Puede que haya que esperar a que con la llegada de la vacuna esto se normalice pero mientras tanto algo habrá que hacer si las cosas continúan así.

Por lo pronto, la UEFA ya está tomando buena nota y se está planteando todos los escenarios posibles de cara a la Eurocopa del verano. El presidente del organismo europeo, Alexander Ceferín, con todos sus colaboradores, mantiene la idea de que la competición de selecciones se celebre por encima de cualquier otra consideración pero dependiendo de cómo evolucione la pandemia, no descartan que los partidos se celebren en una sola sede -ahora mismo la idea es mantener las doce sedes- con público, sin público o con solo un determinado número de aficionados en las gradas.

Con ocho meses por delante, Ceferín y los suyos están trabajando en varios escenarios pero con la idea de que los partidos se jueguen porque sería una auténtica ruina para la UEFA el que tuvieran que aplazar la Eurocopa una segunda vez, de ahí que a día de hoy se declaren optimistas aunque con reservas. “Si me hubieras preguntado en febrero si estaba preparado para una pandemia que detendría al mundo, te habría dicho si estabas loco. Pero ahora estamos bien preparados. Somos más inteligentes y fuertes que en el pasado, ya que ahora sabemos que puede pasar cualquier cosa”, declaró el máximo responsable del fútbol europeo saliendo al paso de las dudas que genera el que la competición pueda llevarse a cabo.

18 oct 2020 / 01:00
Noticia marcada para leer más tarde en Tu Correo Gallego
TEMAS
Tema marcado como favorito
Selecciona los que más te interesen y verás todas las noticias relacionadas con ellos en Mi Correo Gallego.