Santiago
+15° C
Actualizado
martes, 17 mayo 2022
18:33
h

Elecciones andaluzas

    ESTÁN dando mucho de sí las elecciones andaluzas. Hasta parecen un culebrón. Este año todos los dirigentes se apuntaron a la foto en la Feria de Sevilla. Incluso el ministro Garzón, que esta vez no le hizo ascos ni al jamón ni al alcohol, como debe ser si se hace con moderación. Habrá que esperar a que pasen los comicios para que nos vuelva a poner a dieta. Por su parte, Teresa Rodríguez, la lideresa de “Adelante Andalucía”, va a plasmar una foto suya en las papeletas, y también acierta, porque bien podrían confundir los votantes su formación con la de “Por Andalucía”, también muy progresista, muy de izquierdas, y con muchos grupos, aunque sin saber cómo podrán convivir con todo el lío que han montado. Porque las cuitas y disputas entre ellos no parecían responder tanto a objetivos programáticos (ya saben, “por Andalucía”), cuanto a un reparto de candidatos, de puestos y, en resumidas cuentas, de poder.

    A Pablo Iglesias no le ha gustado que su candidato no liderara la nueva confluencia, y ha llegado a aludir a opciones más democráticas a la hora de elegir cabezas de lista; como si él hubiera sido el adalid de los procedimientos consensuados cuando eligió a dedo a su sucesora, Yolanda Díaz, a la que ahora cuestiona sin disimulo, y quien no está haciendo otra cosa que no sea emular a su antecesor. Ésta, por su parte, dice que la concurrencia a las elecciones en la mencionada formación grupal no tiene que ver con su proyecto de “escucha” a nivel nacional, que aún no ha iniciado. Todos estamos deseando ver en qué y cómo se materializará, porque igual proponer escuchar a la ciudadanía no resulta suficientemente atractivo, concreto, o incluso práctico. De hecho, si nos va a escuchar a todos, a buen seguro que las peticiones, denuncias, demandas y necesidades van a ser de lo más variadas, incluso en el seno de su propia “confluencia” o “espacio”, como ella misma acaba de comprobar con motivo de la formalización de las distintas agrupaciones electorales.

    Estaremos atentos a los resultados en esa Comunidad, pues ya hay quien extrapola, quizá aventuradamente, el contexto andaluz al ámbito nacional. Amenazan las izquierdas con los peligros de un pacto entre el PP, al que ya se asume como vencedor, y Vox, formación a la que se le presupone también un buen resultado. Puede que no sea un escenario ideal, no sé; pero si nos situamos a la izquierda del tablero, tampoco el panorama es muy halagüeño.

    De hecho, ahí tenemos los constantes rifirrafes en el seno del Ejecutivo nacional entre PSOE y Unidas Podemos; unas disputas y encontronazos que en Andalucía podrían hasta multiplicarse debido a los intereses creados y a las cuotas de poder que ya se rifan y disputan entre ellos cuando todavía no han logrado ni asaltar ni conquistar el preciado cielo andaluz.

    15 may 2022 / 01:00
    • Ver comentarios
    Noticia marcada para leer más tarde en Tu Correo Gallego
    TEMAS
    Tema marcado como favorito
    Selecciona los que más te interesen y verás todas las noticias relacionadas con ellos en Mi Correo Gallego.