Santiago
+15° C
Actualizado
miércoles, 30 noviembre 2022
02:00
h

Emprendimiento innovador : las startups

    LA pandemia del COVID-19 ha acelerado el cambio de paradigma social. Lo sucedido en 2020 no ha hecho sino eclosionar la necesidad de transformar el modelo de país, para avanzar hacia una sociedad mucho más digitalizada, sostenible, cohesionada e igualitaria. En un mundo globalizado en el que la tecnología y la innovación son las principales palancas de desarrollo económico, España no puede quedarse rezagada.

    Por ello, el Gobierno ha reforzado su firme compromiso con el emprendimiento innovador a través de la Estrategia España Nación Emprendedora, enmarcada dentro del Plan de Recuperación, Transformación y Resiliencia. Esta Estrategia se articula para que la España de 2030 sea una nación innovadora, que haga del emprendimiento innovador el impulsor de los sectores tractores, generando círculos virtuosos para incrementar su productividad, competitividad y crear más y mejor empleo de calidad.

    Entre las cincuenta medidas que contempla la Estrategia, una de las más importantes es la Ley de Fomento del Ecosistema de Empresas Emergentes (Ley de Startups), para adaptar el marco legal normativo a la especificidad y singularidad de las empresas emergentes, de los emprendedores innovadores y de todo el ecosistema emprendedor. Sin duda, impulsar su desarrollo en España, avalado por la financiación y las políticas de la Unión Europea, es un paso firme y decidido para la modernización y competitividad de nuestra economía.

    La magnitud de este sector de las startups es cada vez más grande en España. Las cifras lo demuestran. En 2020, a pesar de la pandemia, la inversión en startups en España se mantuvo estable, superando los 1.000 millones de euros, con operaciones de inversión que crecieron hasta las 336 transacciones, siendo los sectores de ciberseguridad, salud y bienestar, ecommerce, edtech o gaming y entretenimiento los de mayor expansión.

    En la actualidad, España lidera junto a Reino Unido, Alemania y Francia el ranking de países europeos con un mayor número de startups. Todas estas cifras nos muestran que es acertada la apuesta del Gobierno por este sector de futuro. La nueva Ley de Startups articulará un marco normativo que fomentará la creación, el crecimiento y la consolidación de las startups, atraerá inversión privada e impulsará el papel de la ciencia en este sector.

    Necesitamos facilitar la tramitación administrativa de las empresas emergentes, atraer y retener talento especializado, impulsar el acercamiento entre la Formación Profesional, la universidad y las empresas, contribuir a la transferencia de conocimientos tecnológicos o bien garantizar la eficacia del sistema fiscal de ayudas al emprendimiento y los incentivos de inversión para las empresas emergentes.

    Todo ello, nos ayudará a sentar las bases, en el marco de la Estrategia España Nación Emprendedora, para una sociedad más próspera, justa y sostenible, potenciando, además, los objetivos de desarrollo social para combatir las brechas de género, socioeconómica, territorial, generacional y el problema de la España vaciada.

    Estamos ante una oportunidad extraordinaria, hacer de España un país más innovador, más productivo, y al mismo tiempo, más inclusivo. Necesariamente, la innovación debe contribuir a que la sociedad y el crecimiento económico sea justo, sostenible e inclusivo. Nuestra responsabilidad es facilitar y acelerar esta transformación. Es una tarea difícil, pero necesaria. Construir la España que dejaremos a las generaciones futuras.

    04 jun 2021 / 01:00
    • Ver comentarios
    Noticia marcada para leer más tarde en Tu Correo Gallego
    Tema marcado como favorito