Santiago
+15° C
Actualizado
martes, 11 agosto 2020
13:52
h

Festival “XIV Músicas no Claustro” de Tui

    Nueva convocatoria con el “XIV Músicas no Claustro” de Tui, que se celebrará entre los días uno y ocho, en actividades que podrán seguirse en el Claustro da Catedral de Tui-21´30 h.-, que tendrá como primera actividad el dúo de guitarristas de Samuel Diz y Gonzalo Cordeiro, bajo el reclamo de “Dúas guitarras entre Portugal e Galicia”, una ruptura de fronteras por su planteamiento. Ambos artistas coincidieron en el Conservatorio Superior de Sevilla con la maestra Gaëlle Solal, primer Premio del “CNSM” parisino y cuya actividad dejó constancia en la Salle Cortot, en el Theatre de la Villette, o en la Salle Pasteur. Fue solista con la “Beerkley S.O.”, la “O. de La Garde” o la “O.F. de Turin”. Trabajó en los espacios contemporáneos sobre conciertos de M.Ohana o N.Sekiya, con K.Nagano. Pasó por la Hochschule für Musik Koln, con Roberto Aussel, y por la Universidad de Quebec, con Álvaro Pierri. Entre otros maestros, figuran A. Dumond, O.Ghiglia, C. Harms o Leo Brouwer. Cultiva experiencias entre la improvisación teatral y el circo y de su docencia, destacan las actividades en los Conservatorios Superiores de Córdoba y Sevilla. Se maneja con una guitarra de Daniel Friedrich et Vesseydt/Grazini.

    Samuel Diz, grabó reciente mente un trabajo sobre García Lorca y su instrumento, que se conserva en la Huerta de San Vicente. “Memoria de la melancolía”, el título, no podrá testificarse en conciertos, así que para llevarlo a buen puerto, confió al maestro guitarrero Francisco Manuel Díaz, el mismo que restauró el original del poeta y músico, gracias a una iniciativa de la sobrina del poeta Laura. Un doble homenaje, porque en el mismo se incluye a María Teresa León, hecho que precisamente se llevó a cabo en Tui, el 14 de marzo. Esa memoria que recuerda el espíritu de la Residencia de Estudiantes y a Lorca en sus alegres veladas en las que se concitaban Chopin, Schubert, Mozart, los impresionistas o el apreciado Manuel de Falla.

    Conzalo Cordeiro, guardará en mente al portugués Antonio Fragoso (1897/1918), músico de corta vida al que se llevó en año fatídico la “Gripe española”. Poco nos queda pues de una vida que puso ser y no fue, pero que recuperaremos en atriles. Algo queda en él de Chopin, Fauré o Debussy, tras conocer las escuelas de Marcos Garin, Tomás Borba o L. de Freitas Branco.

    Este guitarrista, en arreglos propios, nos traerá piezas de J.A. Carlos Seixas (1704/42), quien había sido organista de la Catedral de Coimbra y que llegaría a tratar a D.Scarlatti. Su obra se conserva en la Biblioteca General de la Universidad de Coimbra y en la Nacional de Lisboa. Cultivó un estilo preferentemente para tecla. Con reminiscencias italianas y francesas. Un estilo virtuoso y brillante, propio para las fiestas cortesanas.

    Para el día 2, las raíces africanas de Cabo Verde con Manuel Lopes Andrade, nacido en la Isla de Santiago (Cabo Verde). ”Cancións de Cabo Verde de Tcheka”, piezas para voz y guitarra con la participación de “Learn África”, de Johnny Fernandes. En presentación, el cd. “Boka Kafé”, del grupo. En las músicas de aquellas latitudes, se encuentran procedencias con arraigo en las mornas con el cuño de criollismo entre africano y portugués. Sorprende en las formas africanas repartidas entre las culturas más diferenciadas, la dependencia de unidades breves y en muchos casos de técnicas antifonales o responsoriales. La mayoría de las composiciones no tienen unidades tan largas como las estrofas de las típicas canciones europeas. La amalgama de entrecruzamientos generacionales, derivó en resultados simbióticos, ampliados también por la extensa panoplia de instrumentos de procedencia insospechadas. Culturas y lenguas, contribuyeron a un enriquecimiento del que conservamos noticia en la actualidad.

    Los días 2 y 3, en el Claustro da Catedral- 16 h.- a 20 h.-, Minia Banet impartirá un Obradoiro de bordado sobre fotografía, dentro de las artesanías de Galicia. El bordado sobre imagen no es novedad y en el Museo de la Catedral, se conserva un Medallón da Cofradía de Catedral, de 1747. Se trata de aprender a bordar elementos del claustro de la Catedral y del conjunto monumental de Tui sobre una fotografía de los mismos. Mediante puntos planos y puntos de relevo se creará un bastidor lleno de color y textura. Precedentes similares en “Músicas no Claustro” fueron los dedicados por Susi Gesto (ourivería), Idoia Costa (cestería contemporánea), Xaneco (construcción de instrumentos tradicionales) o Verónca Moar (cerámica). El día 3,- 21´30 h.-, “Concerto ao Cabo Leirín”- por Faia e Benxamin Otero. En los orígenes, la revista “Nos” a través de un artículo de Jaime Quintanilla, de 1920, en la relación establecida entre la música religiosa y la popular en la construcción del nacionalismo musical gallego. “Faia” como testimonio de la tradición femenina oral. Recopilación de cantos que reivindican lo rural y las costumbres y un homenaje a su tierra natal os Ancares. Benxamin Otero con la parte instrumental: oboe, corno inglés y caixiñas.

    El día 4, “Novos Talentos”, con Noelia González, espacio iniciado en 2015, por sugerencia del canónigo Ricardo García (1927-2017). Estamos ante una intérprete de acordeón, nacida en Carballedo (Lugo), con estudios en los Conservatorios Superiores de Ourense, A Coruña y Aragón. Ejerce la docencia en el Conservatorio de Melide y su repertorio prestará atención a los estilos musicales de la segunda mitad del siglo XX. El acordeón como instrumento solista o de concierto, cuyos orígenes serían asimilados a Friedrich Buschmann, en Berlín como “Handäoline” en 1821 y cuyo prototipo patentará en 1829 Cyrillus Demian, en Viena, que incluía un teclado de botones y acordes de acompañamiento. El teclado de piano y las lengüetas de acero se introdujeron en la década de 1850.La evolución del mismo quedará asociada a los géneros de profundo arraigo popular para no hablar de la importancia manifiesta en el tango y derivados.

    El día 5, “250 años de música para clave”, con Inés Montero, una clavecinista con residencia en Suiza desde los 17 años, y con el beneficio de sus estudios en la “Schola Cantorum Basiliensis”, epicentro de las corrientes historicistas. Tuvo como maestro a Andrea Marcon, al que escuchamos en Santiago con una de sus formaciones, la “Orquesta Barroca de Venecia”, acompañando a Magdalena Kozena, en el Festival “Via Stellae”. Una visión del clave a través de nombres señeros: Antonio de Cabezón, Diego Ortiz, Sebastián Albero- organista de la Capilla Real-; D.Scarlatti, J.S.Bach, F.J. Haydn o los menos conocidos Bernardo Storace, Elías Nikolaus o Ammerbacher. Un instrumento capital en la música europea, en especial en los siglos XVII y XVIII, pues al margen de la función como instrumento idóneo para desempeñar el bajo continuo, contará con un extraordinario repertorio. Ya en Alemania, el primer repertorio para este instrumento estuvo abastecido principalmente por transcripciones para tecla de obras vocales. En la España de los Austrias, Carlos V y Felipe II, conoció un especial esplendor, entre los que destacan algunos de los elegidos para este recital, un verdadero manifiesto de época por el ámbito europeo.

    Para el día 6, el “Gara Jazz Quartet con “Tesouros do Continemento”: Sergio Alonso guitarra), Lois Rivera (saxo), Miguel Piñeiro (contrabajo), nacidos musicalmente en el entorno del Conservatorio Superior de A Coruña, a ellos se unió Andrea González (batería), con estudios en el Conservatori del Liceu, de Barcelona. Al día siguiente, “Miryam Latrece Quartet”, en el que destaca la vocalista. Se añaden al ciclo “AIENRUTA”: Cuentan con un registro en el que participan Marco Mezquida (piano), Pablo Martín Caminero (contrabajo) y el batería Michal Oliva, en la que la cantante descubre sus debilidades y preferencias, cuyo resultado plasmará en lo que supone el concierto de clausura para el “XIV Músicas no Claustro”.

    01 ago 2020 / 01:48
    Noticia marcada para leer más tarde en Tu Correo Gallego
    Tema marcado como favorito