Santiago
+15° C
Actualizado
jueves, 26 enero 2023
02:25
h

Gestión forestal vs incendios

    DESDE la responsabilidad inherente a todo buen profesional –analizar causas y consecuencias tras los momentos de crisis– el Colegio Oficial de Ingenieros de Montes de España ha llevado a cabo esa necesaria reflexión, haciéndolo lejos de las urgencias vividas en este duro verano de incendios –261.000 hectáreas arrasadas–, y desde la preocupación añadida de que muchos de los fuegos –50 de más de 500 hectáreas calcinadas– cabe situarlos en un más que alarmante nivel cinco que convierte en ineficientes cuantos medios se utilicen para combatir las llamas, una vez desatado el furor incendiario.

    Un análisis que hacen dichos profesionales advirtiendo de la necesidad de definir un nuevo estilo de vida, convencidos como están de la imposible erradicación de un fenómeno que viene desde el Neólitico y que, insisten, ha pasado ya a ser “uno más de la familia”. Por eso se abonan a la aplicación de los medios necesarios para la minoración de sus consecuencias porque, aseguran, sí “es posible luchar contra los incendios forestales”.

    Categórica afirmación que da título a un amplio y detallado informe realizado desde esa necesaria lejanía de las urgencias incendiarias y con la perspectiva suficiente como para abarcar el problema desde sus múltiples vertientes. Por cierto, la mayoría de ellas en manifiesta contraposición con las políticas al uso de primar la inversión en extinción en vez de priorizar la más eficaz de prevención.

    En un acelerado resumen de las once propuestas del informe –que puede consultarse aquí: https://www.ingenierosdemontes.org/cns/11-propuestas-incendios defienden el uso de la bioeconomía priorizando el uso de materiales procedentes de los montes, consumir productos derivados de la madera, utilizar combustibles vegetales en lugar de los fósiles, uso de la biomasa como materiales de construcción incluso en elementos estructurales, ropa fabricada con fibras naturales de los árboles y envoltorios de cartón, potenciación de la ganadería extensiva, reclamar de las administraciones inversiones para lograr paisajes menos vulnerables al fuego, ajustar las campañas al adelantamiento de las olas de calor por el cambio climático, apoyarse en el asesoramiento de profesionales para salvaguardar las viviendas, así como el desarrollo de nuevas formas de lucha contra los incendios a base de gestión del monte, inteligencia, ciencia aplicada, estrategia y profesionalidad.

    Deja el cronista para el final la más actual de las recomendaciones, como acaban de poner en primer plano de la actualidad las manifestaciones de los trabajadores forestales en Madrid y en distintas autonomías, reivindicando lo mismo que los ingenieros desde el convencimiento de que “los incendios no son solo para el verano” y abogando por el mantenimiento de “operativos de prevención y extinción durante todo el año organizados de forma profesional y dirigidos por técnicos competentes especializados” porque “no se trata de más recursos, sino de optimizar los existentes a la vez que se crea trabajo estable y de calidad en el medio rural”.

    Todo el informe de los ingenieros en todas y cada una de sus propuestas discurre por la elemental y tan urgente premisa de la gestión forestal. Justo lo que más se echa en falta. ¿Aprenderemos?

    29 oct 2022 / 01:00
    • Ver comentarios
    Noticia marcada para leer más tarde en Tu Correo Gallego
    TEMAS
    Tema marcado como favorito
    Selecciona los que más te interesen y verás todas las noticias relacionadas con ellos en Mi Correo Gallego.