Santiago
+15° C
Actualizado
domingo, 22 enero 2023
16:40
h

La Compostela que bosteza

    DIGAMOS que Santiago se asienta sobre cuatro grandes pilares: el fenómeno de las peregrinaciones, la capitalidad de la nacionalidad histórica, la universidad y el ayuntamiento. Para mi todos tienen mucha importancia, aunque por su originalidad, sin parangón en parte alguna del planeta, sitúo en lo más alto al primero de los reseñados. La ciudad existe gracias a la inventio (hallazgo, descubrimiento) de un sepulcro, y todo lo demás llegó por añadidura. La Iglesia Católica no solo alumbró Compostela. Su influencia se extendió desde la época sueva por todo el noroeste peninsular, creando las principales señales identitarias de la Galicia de hoy.

    De las cuatro columnas percibo tres sólidas, pero la cuarta inestable. En estos momentos, y no siempre fue así, desentona el concello. Juntando el lema del 500 aniversario de la USC y los versos del mejor poeta español de todos los tiempos, diría que hay un Santiago que fulget (brilla) y un Santiago que bosteza. El último episodio que acredita esta sensación lo tenemos en el proceso para nominar candidatura gallega a sede de la Agencia Estatal de Supervisión de la Inteligencia Artificial (AESIA).

    El Gobierno de Sánchez anunció hace meses la descentralización de algunas instituciones administrativas de nuevo cuño. Aunque todo apunta a un berrinche por las palizas electorales que Ayuso le propina en Madrid, lo cierto es que en el mundo digital en que vivimos la medida es atinada. Falta que acierte ahora en la ubicación de cada una de ellas, O sea, que la decisión se tome con criterios objetivos y no a cambio de, pongamos por caso, el chantaje de ciertos partidos de determinados territorios para la aprobación de los presupuestos del Estado o cualquier otro asunto que nada tiene que ver.

    Todo indica que el apoyo de la Xunta a la candidatura de A Coruña no siguió ningún camino tortuoso. Se basó en criterios objetivos. La reacción del alcalde de Ourense, ciudad que también optaba, se corresponde con su exótica personalidad. En cuanto al regidor compostelano, resulta un tanto confusa. Igual que todo el proceso. Santiago comenzó ofreciéndose en solitario, a continuación propuso una candidatura conjunta con A Coruña, tras fracasar anunció mantenerla sola y terminó apoyando la herculina.

    Dado el caótico desarrollo de los acontecimientos en el palacio de Raxoi, lo más sensato es olvidarse del asunto. La pelota está ahora en el tejado de Sánchez. Veremos si la alcaldesa Rey es capaz de convencer a Sánchez de que es la mejor opción. En tiempos de Vázquez, con González en la Moncloa, estaba asegurada.

    La sensación de letargo municipal no es reciente, pero cada vez hay más motivos para notarlo. Los deficiencias del transporte urbano con una flota de autobuses obsoleta, el nuevo servicio de limpieza y recogida de basuras estancado a pesar del nuevo concesionario, lentitud en obras de dudoso acabado como Concheiros y Hórreo, creación de incertidumbre futura en asuntos de turismo (tasa y pisos) o complacencia masoquista con el reparto de las inversiones en los presupuestos del Estado en los que la mayor partida dedicada a Santiago, la A-52, se prevé realizar en municipios alejados más de 25 kilómetros de la capital son solo algunos de los motivos por los que se puede concluir que, efectivamente, hay un Santiago adormilado. ¡Ay, tiempos aquellos en que Raxoi lideraba la capital!

    03 nov 2022 / 01:00
    • Ver comentarios
    Noticia marcada para leer más tarde en Tu Correo Gallego
    TEMAS
    Tema marcado como favorito
    Selecciona los que más te interesen y verás todas las noticias relacionadas con ellos en Mi Correo Gallego.