Santiago
+15° C
Actualizado
sábado, 04 julio 2020
17:31
h
Reseña Musical

La “OSG” dirigida por Dima Slobodeniouk, en un monográfico Beethoven

    Concierto de especiales connotaciones por los momentos que estamos viviendo a cargo de la “OSG” con su titular Dima Slobodeniouk en el Palacio de la Ópera de A Coruña- 19´30-, en el que podremos escuchar tres obras beethovenianas, prueba de ensayo para la próxima visita al Festival Internacional de Música y Danza de Granada en el que también interpretarán un monográfico beethoveniano, cita compartida con otras orquestas como la “ONE”, con J.Pons, y Elisabeth Leonskaia, aunque sobre un reclamo mozartiano, que anuncia el “Concierto para piano y orquesta nº 20, en Re m. K.466”, antes de repetir con David Afkham, sobre repertorio beethoveniano y la obertura “Leonora”. La “O. Ciudad de Granada”, dedicará las atenciones a la integral de conciertos para piano, del compositor que acapara las preferencias del Festival, con Krystian Zimerman, completando la “O. de la Comunidad Valenciana”, también con otras dos sinfonías y la obertura de la ópera “Fidelio”. La obertura de “Coriolano en Do m. Op. 62”, con la que se abre sesión, y a modo de información histórica, no fue utilizada como material musical para la tragedia que iba destinada, sino que fue interpretada aisladamente en diciembre de 1807. Actualmente se la acepta, como dicen los especialistas, como una especie de “morceau cèlébre”, por las orquestas de todo el mundo.

    E.T.A. Hoffman en los comentarios dedicados en el “Allgemeine Musikalische Zeitung (entre 1810-4), observará que el tema principal tiene el carácter de una inquietud imposible de calmar, de una nostalgia que nunca será satisfecha y explicaría como Beethoven superaría toda la contingencia histórica y anecdótica, la idea fundamental del drama: la rebelión y el fracaso del héroe empujado contra la sociedad y sus convencionalismos asfixiantes. De tal opinión, el autor no tendrá noticia hasta 1820 y solo entonces se lo agradeció. Carli Ballola, profundo conocedor de nuestro artista, dirá que, en realidad, esta obertura, con su severo aliento épico y la inexorable contraposición de los dos principios temáticos- afanoso y asediante, el primero, y suavemente suplicante el segundo-, es digna hermana del primer movimiento de la “Quinta sinfonía en Do m. Op 67”, en cuanto que manifiesta, en una forma que podríamos calificar de ejemplar, el clima espiritual del agonismo heroico y de trágico pathos que marca a las obras de la madurez beethoveniana.

    La “Sinfonía en Do M. Op. 21”, esta primera puede ser considerada como un homenaje al mundo de Haydn, desde los compases iniciales del “Adagio”, pequeña obra maestra de táctica preparatoria. Al rudo y vigoroso mundo tejido temáticamente del primer movimiento o desde la serena compacidad del “Andante, donde las obstinadas figuras rítmicas de los timbales hacen un guiño a la sinfonía del “Reloj” y a la jovialidad del último movimiento. Si bien parece que la asimilación del lenguaje clásico vienés, es igualmente indudable que en este primer ensayo toman ya forma los elementos que caracterizan a las sinfonías juveniles beethovenianas: el equilibrio tonal, la ausencia de experimentalismos demasiado aventurados, la búsqueda de la ampliación armónica en los desarrollos, la extensión de los movimientos. En los estudios que Nottebohm, hace de los cuadernos de apuntes, Beethoven había pensado hacia 1795/6 escribir una sinfonía en Do m., después habría abandonado este trabajo (cuyo primer movimiento estaba esbozado y será tomado casi idénticamente como primer tema del final de la primera), y más tarde, hacia 1799 habría compuesto la “Sinfonía en Do m. Op. 21”. Destinada primero al elector Max- Fanz, tras su muerte en Hetzendorf, será dedicada a uno de sus encarecidos mecenas, el barón Van Swieten. La editará Hofmeister en Leipzig, con un curioso título en francés: “Grande sinfonie pour deux violons, viole, deux flutes, deux oboès, deux cors, deux bassons, deux clarinetes, deux trompettes et tymbales, composée et dediée a Son Excellece M. le Baron van Swieten, conselleir intime et bibliothécaire de Sa Majesté Imperiale et Royale”. La crítica de la época, según citan los anales, debió ser bastante contradictoria y para un agudo comentarista de Leipzig, era la explosión desordenada de la ultrajante insolencia de un joven.

    La “Sinfonía nº 3, en Mi b M. Op. 55” (Heroica), es obra destinada a convertirse en leyenda con el transcurso del tiempo gracias al poder convulsivo en una obra de estas características, y el adjetivo otorgado por el autor, en el momento que la confiaba a los editores “Breitkopf & Härtel”, y en la que figuran en el frontispicio de las impresiones originales, confirmando la ratificación de los hechos. Es verdad que la gestación resultó extraordinariamente larga, desde los primeros bocetos, aspecto que preludiaba elementos que configurarán el trabajo. Quedará, junto a la “Novena”, como una de las más extensas y el resultado provendría de la abundancia de bocetos producto de una tensión que parecía no encontrar reposo. El período de trabajo, entre los años 1802/4, es suficientemente ilustrativo, añadiendo un aspecto muy conocido a tener en cuenta, la frustrada dedicatoria a Napoleón, que acabará rechazando una vez vista la actitud del personaje, que en un comienzo era un símbolo de una humanidad forjada por el espíritu de la Ilustración. En el “Finale: Allegro molto”, se aprecia su construcción sobre la forma y el esquema de la variación, recuperando además el cuadro final del ballet “Las criaturas de Prometeo”. La obra tendrá un estreno privado en el mes de agosto de 1804, en Viena, concretamente en el palacio de otro de sus mecenas, Lobkowitz, quien será su dedicatario, al mes siguiente, en otro de los palacios del mismo potentado, en Raudnitz (Bohemia) tendrá una nueva ejecución. El orgánico orquestal, era todavía el dieciochesco, con treinta instrumentos en total, lo que en la actualidad resultaría desconcertante. El estreno público, se ofrecerá el 7 de abril de 1805, en el Teather an der Wien, bajo la dirección del autor.

    30 jun 2020 / 21:23
    Noticia marcada para leer más tarde en Tu Correo Gallego
    Tema marcado como favorito