Santiago
+15° C
Actualizado
jueves, 23 septiembre 2021
18:20
h
Reseña Musical

“Laureados” en San Francisco y “Novos Mestres”, con la “RFG”, de “Peregrinos Musicales

    Dos actividades del “XI Festival de Peregrinos Musicales”, que dirige la pianista Ilona Timchenko, comenzando por el de esta tarde en la Igrexa de San Francisco-20´30 h.-, para seguir el próximo día 17, a la misma hora en el Auditorio de Galicia, con destacados intérpretes, que se anuncian como “Novos Mestres”, con la “RFG”, bajo la dirección de Maximino Zumalave. Interpretes que llegarán a coincidir en ambos conciertos, con la inclusión del clavecinista alemán Bastian Uhlig, que ya tuvo su protagonismo en conciertos de la Catedral y San Francisco. La sesión de esta jornada, contará con solistas como la española Sira Pellicer, que opta a una obra de un músico francés menos conocido, Paul Bonneau (1918/ 1995, del que escucharemos el “Caprice en forme de Vals”, un músico que destacó también como arreglista en los campos más diversos, en especial en los dedicados a la música ligera y el cine.Fue “Prix d´Armonie” en 1937, y durante su formación tuvo compañeros como Henri Dutilleux. Ejerció como director de la Guardia Nacional Republicana, entre otra de sus labores. De sus obras, el ballet “Guernica”, para Roland Petit; el “Concierto para saxofón y orquesta”, el poema sinfónico “Carillon de Westminster” y los arreglos de operetas, en especial de J.Offenbach, para el Teâtre du Chàtelet.

    El saxofonista español Xurxo Morales, se decanta por un tratamiento de la “Partita en La m., para flauta sola BWV 1013”,en la “Allemanda”, que semeja a un largo preludio y realizada sobre un diseño ostinato de semicorcheas, que inicialmente descomponen el acorde de La menor. Estamos ante el grupo de las sonatas para flauta y bajo continuo, composiciones a la italiana y en cuatro movimientos. También y en el programa del intérprete, “Duduk I”, de Gabriel Erkoreka, compositor y pianista bilbaíno, que tuvo como maestros a Juan Cordero, en el Conservatorio J.C.Arriaga, de Bilbao, y en la Escuela Jesús Guridi, de Vitoria, en composición, con Carmelo Bernaola, llegando a ser fundador del trío que llevaba el nombre de su maestro Siguió la docencia también de José Nieto, antes de trasladarse a Londres, para ampliar en la “Royal Academy of Music”.

    El violista Alberto Sanz, se acerca al virtuosismo de Fritz Kreisler, en el “Recitativo und scherzo.Capriccio Op. 6”, el talento austriaco, nacionalizado en los Estados Unidos, a partir de 1943, por razones evidentes, fue siempre adulado y apreciado por sus valores humanos. Compositores de talla le tuvieron en cuenta a la hora de dedicarle obras. Sir Edward Elgar le obsequió su concierto, de 1910; Ysaÿe, la “sonata para violín solo. Op 27 nº 4”; Martinu, la “Rapsodia checa” y Sergei Rachmaninov, las “Variaciones sobre un tema de Corelli”. El maestro se manejaba con un impagable “Stradivarius” , de 1733. Destacaba por la cualidad calurosa de los sonidos que expresaba, con un ritmo siempre animado.

    Emma Naegele, de los Países Bajos, acompañada al continuo por Matthias Naegele, se adentra en la sensualidad de Luigi Bocherini, en dos movimientos de la “Sonata en La”: el “Adagio” y el “Allegro”. El músico de Lucca, con profundo arraigo español, supo asimilar las influencias ibéricas, llevándolas a su nivel más envidiable. Ahí quedan los “Cuartetos” y los ”Quintetos”, capricho de tantas agrupaciones camerísticas. Una música, la suya, plena de sensualidad y con un embriagador sentido del tratamiento rítmico, que dará entidad a esa influencia que fluye con absoluta naturalidad, gracias al abanico de sus colores contagiosos. También destaca la perfecta asimilación del folklore.

    La violinista Maddi Arriola, indaga en el Prokofiev de la “Sonata en Re M. op. 115”, de la que ofrecerá el primer movimiento. La obra, para el músico, vendrá tras superar unos exámenes finales, del Conservatorio de Moscú, tras escuchar pasajes de la “Tercera partita BWV 1006”, tocada al unísono por veinte finalistas. Prokofiev explota los golpes de arco tradicionales (al talone, piqué, staccato, cantábile...) sobre una escritura de arpegios, octavas. Acordes compuestos y otras ocurrencias. Una obra en tres movimientos, cada uno de ellos más estimulante en su concepción y desarrollo, como podemos descubrir en el conjunto de su legado camerístico, atractivo e irresistible.

    El portugués Alexander Arurtyunyan, violinista, toma dos obras, el “Caprice “Chant du Bivouac” Cadenza. De Henryk Wieniawski, ilustre violinista polaco que compartirá las mieles del éxito con su hermano Josef, cuatro años menor que él. Había estudiado en su natal Lublin, antes de probar fortuna en París, tras ser calificado como niño prodigio, dando conciertos por salas y auditorios de postín, a lo largo de todo el mundo. Su reflujo en la memoria, se conserva en nuestros tiempos. Eugène Ysaÿe, otro venerado, del que se escuchará la Sonata nº 6”, hijo de un violinista del Teatro Real de Lieja y que precisamente, pasó por las aulas de Wieniaski, antes de su traslado a París.

    Solistas también con la “RFG”, dirigida por Maximino Zumalave, en el Auditorio de Galicia, con obras elegidas. El clavecinista Bastian Uhlig, tendrá el “Concierto en Re m.”, de la serie de los seis “conciertos Op. 26”, de Michel Corrette, autor de obras cuya escritura se relaciona con el pasado, por sus contrapuntos floridos, partiendo del canto llano, dedicadas a la iglesia, con detalles del italianismo a la moda, en el uso de unas melodías claras y que a mayores, aportará las influencias de las músicas mundanas sobre las que trabajó con frecuencia, dentro de un estilo bien dibujado.

    Los saxofonistas Xurxo Morales y Sira Pellicer, se reparten dos obras para el instrumento. La “Fantasía en Fa”, de Heitor-Villa-Lobos, compositor de quien René Dumesnil sostendrá: “Se ha dicho a menudo que tiene una especie de exuberancia salvaje, pareja a la de una vegetación tropical y es cierto. Existe también en él un artista que ordena un sabio que no ignora nada de las técnicas de su arte. Pero lo más raro en su persona, es el equilibrio de tantas cualidades contradictorias.” Jacques Ibert, tendrá el “Concertino da camera”, para saxo alto, dedicado a Sigurd Rascher, a quien también dedicaron obras Henry Cowell, Alis Hába, A.Glazunov, V.Ulmann o F.Martin. Tres son los tiempos de la composición: “Allegro con moto”, “Larghetto” y “Animato con motto”, con un protagonismo destacado del solista en el segundo. Pieza para una pequeña formación camerística, se dio a conocer en los Estados Unidos en1939, con la “Boston S.O.” y S. Koussevittzky. Y posteriormente con la”New York P.O.” .Sigurd, había estrenado el primer movimiento en 1935.

    Emma Naegele, se centrará en el ”Concierto para chelo op.33”, de C. Saint-Saëns, obra espectacular y que se dio a conocer en París en 1875. Se caracteriza por el encadenamiento de los tres movimientos que resultan como un “Allegro” de sonata. Un modelo e idea de ostensible equilibrio y claridad, que dan como resultado un trabajo especialmente atractivo, de ahí su permanente programación en conciertos de temporada. Saint-Saëns, se tomó dos años para completar la obra, y la plantilla orquestal hace justicia al solista.

    Tres violinistas, Alberto Sanz, Alexander Arurtyunyan y Maddi Arriola, darán argumentos para tres composiciones. F.Mendelssohn-Bartholdy, por el “Concierto en Mi m. Op. 64”, la delicia de pura inspiración para lucimiento de los virtuosos del arco, por el refinamiento de sus virtudes. Se elige el “Allegro molto apassionato”, primer movimiento, en el que el violín expone el tema inicial con un matiz delicado y suave, de clara ductilidad, al que responde la orquesta. P.I.Tchaikovski y el “Vals-Scherzo”, obra compartida sentimentalmente con Josif Kotek, con el que había coincido en el Conservatorio de Moscú. Kotek, le ayudó en los problemas técnicos para resolver su “Concierto para violín. La obra estará dedicada finalmente a Leopold Auer y Adolph Brodsky y se estrenó en la “Exposición de París”, de 1878, con Stanislaw Bacewicz, con la dirección de Nikolai Rubinstein. De Pablo Sarasate, una obra de personal apreciación, la “Introducción y Tarantelle Op. 43”, autor y celebérrimo virtuoso que no descuido su interés por la composición, con ejemplos como las fantasías sobre obras diversas, la”Jota aragonesa”, o los “Aires bohemios”. Las giras permanentes a lo largo de su vida, le convirtieron en un artista de referencia universal.

    15 sep 2021 / 01:00
    • Ver comentarios
    Noticia marcada para leer más tarde en Tu Correo Gallego
    Tema marcado como favorito