Santiago
+15° C
Actualizado
miércoles, 01 diciembre 2021
19:45
h

No se entiende nada

    NO se entiende que Pablo Casado haya iniciado una guerra sin cuartel contra Isabel Díaz Ayuso. Y que no vengan con que es cosa de Teodoro García Egea, porque fue Casado quien lo designó secretario general, quien le dio atribuciones para hacer y deshacer a su antojo –no siempre con buen criterio– y Casado el que lo mantiene contra viento y marea a pesar de que el secretario general ha provocado terremotos en regiones que estaban tranquilas hasta que Egea decidió mover peones para colocar afines.

    Ayuso quiere ser presidenta regional del PP madrileño, como lo han sido los anteriores presidentes del Gobierno regional, y Egea lo ha visto como un intento de rivalizar con Casado por el liderazgo nacional aunque Ayuso se ha hartado de decir que no tiene más objetivo que Madrid.

    Ayuso es hoy un activo clave para el PP, aporta votos de centro e izquierda que el PP jamás pensó tener, e incluso ha hecho algún agujero a Vox. Amenazar con que Ayuso podría no ser candidata en las elecciones autonómicas del 23 es garantía de derrota segura. Y cualquier dirigente nacional sabe que para ganar unas elecciones generales es clave ganar las autonómicas y municipales, que en principio van a ser un año antes que las generales.

    Génova se ha negado a celebrar el congreso regional de Madrid hasta bien entrado 2022 para provocar el desgaste de Ayuso. Y, en otra maniobra inaudita, el viernes podría presentar a la dirección regional un calendario de elección de gestoras municipales al margen de Ayuso. Operación suicida. García Egea piensa acudir a esa reunión de la dirección madrileña, y se puede apostar que Ayuso no estará callada.

    Egea siempre le recuerda a Ayuso que fue designada candidata al Gobierno madrileño por Casado, y por tanto ella es la primera que debe aceptar las decisiones de la dirección nacional. Tiene razón ... pero ha llovido mucho desde entonces, Ayuso ha demostrado liderazgo y que es capaz de arrasar en unas elecciones.

    Pablo Casado muestra debilidad al arremeter contra ella: transmite que teme la fuerza y el gancho de quien, hasta el pasado mes de mayo, era un puntal de su equipo. Tiene miedo de que le supere en votos si se diera la ocasión.

    28 oct 2021 / 01:00
    • Ver comentarios
    Noticia marcada para leer más tarde en Tu Correo Gallego
    Tema marcado como favorito