Santiago
+15° C
Actualizado
miércoles, 27 octubre 2021
08:52
h

Pandemia por coronavirus

    LA pandemia por coronavirus supuso la mayor caída de emisiones de GEI y de CO2 (provienen fundamentalmente de la disminución del transporte terrestre y en menor medida del tráfico aéreo) registrada en la historia, con impactos positivos visibles (mejora de la calidad del aire o la reducción de las emisiones de GEI), si bien el respiro que ha vivido el planeta es algo temporal, consecuencia de la desaceleración económica y lamentablemente a costa de vidas humanas, de ahí que no podamos ver la parte positiva para el medio ambiente a causa de la pandemia por COVID-19.

    Las naciones más poderosas del mundo (Estados Unidos y China), han visto cómo la pandemia ha tenido un gran impacto en su economía, y sus gobernantes se enfrentan a un dilema muy complicado: optar por rescatar a las empresas contaminantes e imponer reformas o permitir que vuelvan al uso intensivo de los combustibles fósiles como una medida rápida que permita la recuperación económica. El presidente actual de Estados Unidos, Joe Biden, ha manifestado su firme compromiso con la lucha contra el cambio climático, a diferencia de Donald Trump que ha sido una rémora durante su mandato. Para lograr una disminución notable en las cantidades de CO2 en la atmósfera, se tendría que alcanzar una reducción sostenida del 10 por ciento a nivel global en el uso de combustibles fósiles durante un año.

    La disminución en las emisiones de GEI como el CO2 necesitarían ocurrir durante un período de tiempo largo y sostenido para que pueda tener un impacto medible en el clima. Los efectos del coronavirus en el planeta dependerán de las decisiones que se tomen una vez que superemos la crisis sanitaria que estamos viviendo en la actualidad, para lo cual tendrá que producirse un cambio radical en nuestros hábitos de producción y consumo: pasar de un modelo de economía lineal a un modelo de economía circular que nos encamine a un ambiente más saludable.

    Esta pandemia nos tiene que hacer reflexionar sobre nuestro estilo de vida: necesitamos un cambio en la forma en que se genera y transmite la energía. Hay quienes venimos insistiendo que no podemos descuidar el medio ambiente a causa de la pandemia por muy importante que ésta sea. La pandemia te da la posibilidad de confinarte, así como de disponer de una vacuna para combatirla, mientras que la crisis climática no te da esas soluciones. Si queremos cumplir con la Agenda 2030 (logro de los ODS) es urgente detener el cambio climático y la pérdida de la biodiversidad, que son piezas clave de cara al futuro de la salud planetaria.

    A estas alturas, a nivel científico ya nadie discute que la interrelación entre el cambio climático, la pérdida de biodiversidad y el bienestar humano son aspectos prioritarios que tienen que ir de la mano.

    24 ago 2021 / 01:00
    • Ver comentarios
    Noticia marcada para leer más tarde en Tu Correo Gallego
    TEMAS
    Tema marcado como favorito
    Selecciona los que más te interesen y verás todas las noticias relacionadas con ellos en Mi Correo Gallego.