Santiago
+15° C
Actualizado
lunes, 19 octubre 2020
20:51
h

Paridad a ritmo de ‘cookies’

    NO hace falta ser mujer para reconocer cuando el personal masculino es dominante. El segundo Foro La Toja-Vínculo Atlántico debatió acerca de soluciones a la crisis del covid. Autoridades políticas, empresarios y otras personalidades reflexionaron cómo afrontar la reconstrucción ante el impacto de la pandemia y la crisis sanitaria y social.

    La ley que ampara la igualdad de oportunidades no estuvo en los preparativos y se creó un cartel de 36 intervenciones de hombres y cuatro de mujeres. El hecho no es tan extraño; pero el éxito alcanzado por este encuentro, que va a más, aireó el estilo cookies en la igualdad de género.

    La visibilidad del talento en el sexo débil lleva ritmo de goteo sobre la piedra angular de nuestro país. Las expertas femeninas siguen eclipsadas en debates, foros, jurados y consejos. Y los directores de programas siguen sin exigir esa equitativa presencia.

    Los referentes de la mujer están, más que nunca, en la lista de necesidades de la sanidad, de la justicia, del periodismo, de la familia, de la educación y de los gobiernos. El cromosoma X forma parte de las mejores mentes del país y la representación equitativa por sexo no es sólo un reclamo feminista o de ideología de partido. Es una muestra de que hay respeto por escuchar a la parte del cincuenta por ciento de la población española. Ello requiere herramientas para transformar desigualdades y destacar el impulso que dé a la mujer reconocimiento y paridad.

    No se trata de recordar los obstáculos que existen para estar en los cargos selectivos, o el bajo porcentaje de los equipos de alta dirección en las empresas cotizadas. No, no es sólo plasmar una realidad. Es mirar lejos para evitarnos preguntas sobre ausencias que perjudican un mejor porvenir.

    Mientras sigue la apuesta para dar visibilidad a la mujer, el Nobel de Física de este año, el astrofísico alemán Reinhart Genzel, recuerda que una masa equivalente a la de cuatro millones de soles, y que era invisible, ha mostrado su naturaleza como el gran agujero negro de nuestra galaxia.

    En este descubrimiento suena por todas partes el director del Instituto Max Planck de Física Extraterrestre, y menos se repite el nombre de Andrea Ghez, de la Universidad de California en Los Ángeles. Ambos dedujeron la conclusión que les ha supuesto la concesión del premio de la academia sueca.

    El Nobel de Química ha recaído en dos mujeres que describen el código de la vida y otra mujer lleva el nombre inscrito en el Nobel de Literatura. En realidad, no hay cartel para tanto talento ni capacidad que no pueda estar representada al lado de los más ilustres compañeros hombres; pero seguimos a ritmo de cookies las celebraciones de reconocimiento y paridad.

    Ahora aparece el nuevo reto de liderar desde la oficina en casa y la Ley del Teletrabajo habla de igualdad salarial pero no se refiere a la conciliación, cruz pendiente de que aparezca un Cirineo para aliviar la carga. Otra cosa va a ser la teoría de la u, que recomienda dejar ir lo viejo para venir lo nuevo. El cambio parece que llegará cuando lo bien aprendido sea para siempre y no haga falta una ley por decreto.

    17 oct 2020 / 22:24
    Noticia marcada para leer más tarde en Tu Correo Gallego
    TEMAS
    Tema marcado como favorito
    Selecciona los que más te interesen y verás todas las noticias relacionadas con ellos en Mi Correo Gallego.