Santiago
+15° C
Actualizado
miércoles, 25 noviembre 2020
13:51
h

Por qué Bildu es ilegítima

    BILDU es una coalición de distintos partidos legales, inscritos así en el registro correspondiente del Ministerio del Interior. Por consiguiente, es una formación política legalizada que como cualquier otra puede concurrir a la formación de la voluntad popular y servir de instrumento para la participación política.

    Sin embargo, Bildu, por sus acciones u omisiones, está cargada de ilegitimidad. En la teoría del Derecho y de la Ciencia Política, solo se alcanza la legitimidad si se es capaz de actuar sin recurrir a los argumentos de la fuerza y la violencia.

    Los actores principales de Bildu no han manifestado hasta la fecha un repudio explícito a las acciones terroristas de ETA, y siguen jaleando cuando pueden a los miembros de la banda que o bien mueren o bien regresan a sus casas.

    A Bildu, mientras no realice este acto de condena de la violencia, no es moralmente aceptable que se le dé cancha en el juego político de nuestra democracia avanzada. De ahí el gravísimo error que acaba de cometer Pedro Sánchez, quizá inducido por otros. Un error además innecesario e inútil, que hace aún más intolerable esa justificación del apoyo recibido la semana pasada a los Presupuestos de 2021 por parte de los herederos de ETA.

    No todo vale en democracia. El precio de recibir ese ilegitimo apoyo no solo es una cuestión de números, como algún desnortado ha dicho. Porque, si fuera un asunto numérico, tanto daba tumbar las enmiendas a la totalidad de las cuentas del Reino con 193 votos que con los 198 que se alardean. No. Estamos ante un asunto de mayor calado que, por desgracia, revela el punto de indignidad moral al que se puede llegar.

    21 nov 2020 / 20:20
    Noticia marcada para leer más tarde en Tu Correo Gallego
    Tema marcado como favorito