Santiago
+15° C
Actualizado
miércoles, 29 junio 2022
02:12
h

Quintas

En el curso del tiempo ha habido un buen número de personas que se han encargado de enseñarnos acertadamente a algo tan elemental como lo es el alimentarnos bien. Por lógica, esto ha tenido una evolución, conforme al desarrollo de la propia Humanidad. Estrabón o Petronio nos comentaron en su día, por ejemplo, cómo se comía durante el auge del Imperio Romano (cuando se produjo una de las primeras revoluciones gastronómicas conocidas), y nos describieron, en obras tan populares como el Satiricón, esas modas tan peculiares protagonizadas por productos tan curiosos como el Garum, a la par que nos asombraban con la (mala) costumbre de aderezar el vino con miel, entre otras cosas. A lo largo de los siglos van a seguir teniendo lugar otros cambios radicales. Como los que protagonizan dos de los cerebros más grandes de todos los tiempos, Leonardo da Vinci y Sandro Botticelli, que, en un momento determinado, fundan el que podríamos calificar como primerísimo establecimiento de nouvelle cuisine, el restaurante La Taberna (o Enseña) de las Tres Ranas. Va avanzando la Historia y llegamos a un tipo como Brillat-Savarin, quien crea una suerte de biblia que abrirá las fronteras del conocimiento, y que dará lugar a la cocina francesa. El resto, Girardet, Bocuse, Adriá o nuestro Marcelo incluidos, vendrán luego...

COCINA QUE CURA

Todo eso que les he contado ya lo sabían ustedes, estoy seguro. Más de uno tendrá en su casa atesorado La fisiología del gusto, el innovador volumen de Brillat-Savarin. Pero, además de la de la cocina práctica, hay una literatura que se va desarrollando en paralelo. Son los libros hechos precisamente para evitar los males derivados de la alimentación excesiva, incorrecta o directamente dañina. Y aquí entra gente tan valiosa como la autora de uno de los últimos e interesantísimos libros que nos ha llegado recientemente. Ella es Ángela Quintas, que acaba de presentar ¿Por qué me duele la tripa?, que lleva un subtítulo que dice Reparación digestiva, microbiota, adelgazamiento y salud, que acaba de editar Planeta. Hace mucho que la conocemos, y su obra nos ha valido siempre para guardar cierto equilibrio que nos mantenga a raya. Cosas como Adelgaza para siempre, o un libro de recetas independiente unido al anterior o El secreto de la buena digestión. Enterarte, por ejemplo, de que la serotonina y la dopamina, neurotransmisores esenciales, se fabrican en gran parte en el intestino es crucial. Como lo es saber la postura clave para sentarte en el váter. O los secretos de la microbiota. Uno cae en la cuenta de que todo esto es absolutamente indispensable.

07 mar 2022 / 01:41
  • Ver comentarios
Noticia marcada para leer más tarde en Tu Correo Gallego
TEMAS
Tema marcado como favorito
Selecciona los que más te interesen y verás todas las noticias relacionadas con ellos en Mi Correo Gallego.