Santiago
+15° C
Actualizado
domingo, 13 junio 2021
14:34
h

Roberta

La conozco desde hace muchos años. Desde una época en que nos unían, y profundamente, además, lazos familiares. Pasaría tiempo hasta que comenzase a destacar como dibujante conceptual de cómics. O séase: que dibujo y guión eran suyos y sólo suyos. Lo primero que vi de su autoría acojonaba. Un intitulado Fanzine autoeditado (por el simple y fácil medio de la fotocopia) que impresionaba agradablemente por el añadido de una perla cultivada pegada en la portada. Aquello recordaba muchísimas cosas, claro. Desde las proclamas poéticas (Veneno) publicadas en Valladolid por Gustavo Martín Garzo tras el deceso de la apoteósica revista Un ángel más hasta las colaboraciones en la parisina Charlie Hebdo de Wolinsky, uno de los reyes absolutos del humor bastardo, abatido a tiros por los hijos de puta de la Yihad Islámica en uno de los atentados más ignominiosos de los últimos 50 años. La temática de aquél producto era, ya, altamente estimulante. Desde una chica fumando, muy maquillada, con una camiseta que ponía “Oh, my God! He´s so Fuckable!” hasta una minihistorieta titulada Ole tus santos cojones”. Sabía y olía tanto a Gainsbourg como a Burroughs, y no dejaba en ningún momento de recordarnos las aventuras más locas de un tipo tan simpático y obsesivo como Robert Crumb. Y en 2012 salió la joya Fuego en los párpados...

¡SOCORRO!

Estoy hablando de Roberta Vázquez, compostelana de 1989, contemporánea de una iluminada generación de autores como Andrés Magán, Berto Fojo, Begoña García-Alén o Teresa Ferreiro, y con raíces profundas de lo artesano/artístico en su propia y honorable familia. De hecho, su tía es la pergaminista Susana Vázquez. Formada en Bellas Artes, su andadura no ha hecho más que multiplicarse en estos últimos años. Afincada desde hace rato en Barcelona, de hecho, es frecuente verla en diversos suplementos de El País (desde el impagable y vetusto Tentaciones hasta el actual Retina) y en alguna que otra famosa revista de moda o en El Jueves, o en Cáñamo, o en Cactus... Algún analista del mundo de la tira ilustrada o del cómic, como es el ejemplo de Alex Serrano, se ha preocupado de inventariar acertadamente y clasificar su éxito en ese universo. Alex nos cuenta que Roberta está anclada “en un humor que enlaza a Peter Bagge con la serie de animación El rey de la colina, de Mike Judge”. Su edición en la editorial Apa Apa del formidable e imprescindible libro ¡Socorro!, ha sido uno de los puntos álgidos de su brillantísima carrera. Humor destroyer, personajes vegetales (Pement), o simpáticas pizzas (Pepperoni) con bastante mala leche son los protas. Imprescindible. Genial...

08 feb 2021 / 00:00
  • Ver comentarios
Noticia marcada para leer más tarde en Tu Correo Gallego
TEMAS
Tema marcado como favorito
Selecciona los que más te interesen y verás todas las noticias relacionadas con ellos en Mi Correo Gallego.