Santiago
+15° C
Actualizado
martes, 21 septiembre 2021
15:03
h

¡Salvemos el planeta!

    Problemas ambientales como la crisis climática, la pérdida de biodiversidad, la acumulación de plásticos en mares y océanos, la contaminación del aire en las grandes ciudades que causan más de siete millones de muertes al año; se han convertido en problemas de estricta supervivencia, que exigen la adopción de medidas urgentes si queremos salvar el planeta pensando en las generaciones venideras.

    Cabe destacar la influencia de los determinantes ambientales en la salud, aspecto en el que vengo insistiendo desde hace décadas. Cuidando el medio ambiente protegemos nuestra salud. Los recursos naturales no son inagotables, es preciso impulsar la economía circular, cuyo modelo se fundamenta en las cinco R: repensar, rediseñar, reducir, reusar y reciclar.

    Hay que estar preparados para afrontar las posibles consecuencias del cambio climático. Es urgente establecer una estrategia para afrontar el impacto de la variación del clima en las personas, sobre todo en las ciudades y poblaciones costeras que serán las más amenazadas, así como implantar políticas sanitarias públicas que influyan en la consolidación de modelos sostenibles y hábitos de vida saludables.

    La planificación energética y urbanística, el transporte ecológico y el vehículo eléctrico serán algunas de las claves para adelantarnos a los acontecimientos y minimizar en la medida de lo posible sus consecuencias. Las ciudades europeas están adoptando medidas para la reducción de GEI y afrontando la contaminación del aire mediante el uso de las energías alternativas, vehículo eléctrico, bici.

    Es preciso un mayor nivel de compromiso de los gobernantes y de toda la sociedad para combatir y mitigar los efectos del cambio climático como una cuestión determinante para reducir las desigualdades sociales que existen en la actualidad, ya que la raíz del problema está en la falta de equidad, justicia social y solidaridad, prevaleciendo los intereses de los más ricos sobre los más pobres, y esto tiene que cambiar.

    Hay que adoptar medidas urgentes para mitigar el cambio climático antes de que sea tarde y adaptarse a sus efectos es una cuestión moral para erradicar la actual pobreza extrema y garantizar un desarrollo económico equitativo y sostenible. La lucha contra el cambio climático es un imperativo moral de toda la sociedad: todos los que habitamos el planeta estamos obligados a colaborar en su protección. Es una cuestión de justicia social, de ética fundamental y de respeto por los derechos humanos y la dignidad de las personas.

    Que así sea, las generaciones venideras nos lo agradecerán.

    05 ago 2021 / 01:00
    • Ver comentarios
    Noticia marcada para leer más tarde en Tu Correo Gallego
    TEMAS
    Tema marcado como favorito
    Selecciona los que más te interesen y verás todas las noticias relacionadas con ellos en Mi Correo Gallego.