Santiago
+15° C
Actualizado
miércoles, 12 agosto 2020
01:01
h

Una Ascensión sin caballos

    difícil era imaginar, ni en la más impensable y fantástica de las terribles pesadillas, que Santiago de Compostela se vería inmersa en lo que estamos viviendo. Me refiero a la pandemia covid-19, un hecho sin precedentes que nos obligó a “repensarnos” y reflexionar, sí o sí, sobre todos nuestros hábitos de vida. La vida cambió y nos cambió.

    Santiago viviría hoy, 21 de mayo, el día de la Ascensión. Sus fiestas más picheleiras. Su día grande, con la celebración de la tradicional feria caballar en el mercado de Amio.

    Una cita sociocultural, etnográfica, comercial y ganadera, en la que miles de compostelanos , visitantes y foráneos, aprovechaban para revivir la ancestral y

    centenaria tradición de “ver os cabalos”, “come-lo pulpo” “e montar na noria”.

    Una tradición con tanto arraigo como abrazar al Apóstol en Su Santa Catedral de Santiago. Hoy no será posible...

    Pero detrás de la tradición y de la fiesta, quedará el hueco de la miseria económica a la que nos arrastra la vital situación. La feria no se celebrará, el medio millar de animales de trato no se mostrará, ni se ofertará ni se podrá negociar. Las pulpeiras no podrán humear al fondo del mercado nacional de ganados de Santiago de Compostela ni en la

    carballeira de Santa Susana ofreciéndonos sus mágicos sabores de nostalgia y mar. Los caballos no bailarán en los variopintos ejercicios de su doma, doma de gran arraigo en el certamen caballar aplaudida por los miles de espectadores y con la ilusión y para sorpresa de los niños. Los “fachendosos” caballos de pura raza gallega y su Copa Galicia no podrán lucir en el Gran Premio Dragóns de Santiago, máximo galardón instaurado por el Ayuntamiento de Santiago para dicho certamen ferial.

    Los algodones de azúcar, el vino moscatel y las garrapiñadas en la entrada del paseo de Los Leones, no esperarán por nosotros en la tarde de paseo por la Alameda de la tómbola, los caballitos, los coches de choque y los churros. No estarán.

    Una Ascensión sin gaiteiros por las rúas ni cabezudos. Sin cohetes, sin calor abrumante o lluvias torrenciales... Una Ascensión sin picheleiros en su fiesta de cabecera.

    Para el que les escribe, será doblemente dolorosa. Por un lado por la afectación del sector de ferias y mercados, y por otro, por el valor sentimental.

    No sólo se pierde una fiesta, sino que se interrumpe una centenaria tradición en Compostela. Y eso es muy grave.

    Preocupa enormemente el olvido de todos los profesionales que vivimos de los certámenes feriales: operadores profesionales de ganado, empresas de espectáculos musicales, ecuestres, culturales y artísticos, sonorización, imprentas, montajes de escenarios, carpas, pistas, trofeos, pulpeiras, operadores feriales..., un largo etc.

    Miles de familias que sin alternativa quedan sin posibilidad de ingresos económicos, en algunos casos acogidos al famoso ERTE, que no ha sido cobrado desde el mes de marzo (en mi caso particular así es).

    Hoy la Ascensión será recogimiento y paseo por la Alameda compostelana. Una Alameda sin noria, una Alameda sin ir y venir de juventud con plenitud de primavera y primeros besos en Santa Susana. Una primavera bajo el follaje de los centenarios y mudos carballos..

    Pero será primavera.

    Una primavera imparable que barrerá –Dios quiera– el doloroso y negro pasado de lo sufrido.

    Animo a vivir la Ascensión en familia. Con sonrisa entre los tuyos. Con paseo y aplauso a nuestra eterna ciudad Compostela.

    Son las fiestas más dolorosas, pero saldremos adelante y podremos recordar lo pasado y el pasado, desde lo más alto de la Noria viendo los caballos en la nueva Ascensión.

    ¡¡¡Viva Santiago!!!

    ¡¡¡Arriba Compostela!!!

    Preocupa enormemente el olvido de todos los profesionales que vivimos de los certámenes feriales
    21 may 2020 / 00:08
    Noticia marcada para leer más tarde en Tu Correo Gallego
    TEMAS
    Tema marcado como favorito
    Selecciona los que más te interesen y verás todas las noticias relacionadas con ellos en Mi Correo Gallego.