Santiago
+15° C
Actualizado
miércoles, 29 junio 2022
15:12
h

Vallés

Las novelas de espías nos han calado hondo a todos y en todas las latitudes. Bien: a todos menos a un (ilustre) sector muy determinado y, curiosamente, extraordinariamente selecto, a los que les dan literalmente espasmos en el píloro. Aún recuerdo las pullas que el maestro Umberto Eco le dirigía a John Le Carré (del que decía, sin pelos en la lengua, que su propio nombre lo definía: el cuadrado). Este último, Le Carré digo, fue de los que exploró más a fondo el género, produciendo cierto tipo de personajes realmente irrepetibles. Sea como sea, han seguido produciéndose, en la misma medida en que han proliferado en las series de televisión o en el cine. En este último, se han dado mezclas muy curiosas con la acción, la política y, ojo al dato, el poder. Acabo de leer una novela absolutamente extraordinaria y notablemente precisa que trata, esencialmente, de esto último. El poder a gran escala y a largo plazo. Por muchas razones, me ha recordado dos versiones de la misma trama, lo que quiere decir que la más reciente aprovecha buena parte del guión original. Un remake en toda regla. Se trata de las dos The Manchurian Candidate, es decir, la de Frankenheimer con Frank Sinatra de prota y la de Jonathan Demme (sí: el de El silencio de los corderos o Philadelphia) con Denzel Washington al frente. Un durmiente en la cúpula de un país enemigo...

UN PLAN A UN SIGLO VISTA. La asombrosa novela que acabo de leer se llama Operación Kazán, ha obtenido el Premio Primavera de Novela de 2022, y acaba de editarla Espasa. Su autor es, entre otras muchas cosas, un periodista de prestigio experto en geopolítica, ha publicado cosas tan sobresalientes como El rastro de los rusos muertos o Trump y la caída del imperio Clinton, y es, para colmo, una cara muy conocida, al frente de uno de los informativos en prime time (por la noche) en Antena 3. Él es Vicente Vallés. Voy a contarles a grandes rasgos, y sin caer en la tentación (spoiler) de que se nos deslice nada fundamental que les de demasiadas pistas, de qué va la cosa. Todo comienza en los albores de la Revolución Soviética. A uno de los personajes más siniestros de entonces, el jefe de la policía bolchevique Lavrenti Beria, se le ocurre un plan muy ambicioso destinado a hacerse con el poder en Estados Unidos. Se lo cuenta a aquél otro dirigente, tan bondadoso, como ustedes saben, Iosif Stalin. La cosa va a costar décadas, pero para que triunfe es necesario un secretismo total y absoluto. ¿Absurdo? Pues, queridos amigos, no se imaginan hasta qué punto aquellos dos ángeles habían acertado de pleno con su plan. Y no les digo que triunfen o no. Pero pasen y lean. Una novela verdaderamente sublime y totalmente imprescindible...

02 may 2022 / 01:00
  • Ver comentarios
Noticia marcada para leer más tarde en Tu Correo Gallego
TEMAS
Tema marcado como favorito
Selecciona los que más te interesen y verás todas las noticias relacionadas con ellos en Mi Correo Gallego.