Santiago
+15° C
Actualizado
martes, 19 octubre 2021
11:55
h

Volver a empezar

    UNO de los grandes hitos del cine español fue Volver a empezar, firmada por José Luis Garci y que en 1983 fue la primera ganadora española del Oscar a mejor película extranjera. Desde esa fecha, han pasado muchas cosas, el panorama de la cultura es otro, pero esa evolución no ha ido a la par del reconocimiento de los derechos laborales, fiscales y de seguridad social de los trabajadores del sector.

    En la última legislatura en la que gobernó el Partido Popular se inició un cambio. Por primera vez se constituyó en el Parlamento una Subcomisión del Artista para conocer y entender los problemas de las personas que crean cultura y la hacen posible. Después de muchos entrevistas y comparecencias de representantes de asociaciones, sindicatos y entidades culturales, se elaboró y aprobó por unanimidad de todos los partidos políticos el Estatuto del Artista. Aquel hito sucedió el 6 de septiembre de 2018. Y se concretaban en ese Estatuto un total de 75 medidas que iban a mejorar la situación de los trabajadores y empresas del sector. El Gobierno, en ese momento ya socialista tras la moción de censura, se comprometió a desarrollarlas con la mayor brevedad posible.

    El pasado mes de junio el Congreso de los Diputados aprobó una proposición no de ley en la que se instaba al Gobierno a poner en marcha ese paquete de medidas. Casi tres años después la inacción era tan evidente que los partidos del Gobierno apoyaron la propuesta entre promesas de una inmediata puesta en marcha “firme y clara”, según reseñó el portavoz socialista.

    Esta semana, por sorpresa, nos encontramos en el Boletín Oficial del Estado, el Real Decreto 639/2021 de 27 de julio por el que decide crearse y regular una Comisión Interministerial en la que, además de tomar parte la Administración, se vuelve a invitar a los diversos sectores del mundo cultural a participar. Y, lo que puede parecer de entrada algo loable, no deja de ser lo que llamamos en Galicia un “facer que fago”, muy de este Gobierno, que siempre está en la política del “voy a ... voy a ...” y al final no hace nada.

    La creación de esta nueva comisión pone de relevancia que no se ha hecho nada por desarrollar el Estatuto aprobado hace casi ya tres años. Pero me temo que va mucho más allá: estamos ante una manera de justificar que se va a hacer algo y así ganar tiempo. Como bien decía, Napoleón: “Si quieres que algo sea hecho, nombra un responsable. Si quieres que algo se demore eternamente, nombra una comisión”.

    El sector está totalmente exhausto. En el ámbito de la música, el paro afecta al 75% de los profesionales, la mayor parte de ellos autónomos y pymes. En el del teatro y el cine la caída de la facturación supera el 70%. La inmensa mayoría de actrices y actores se manejan en condiciones precarias. La pandemia ha puesto encima de la mesa los grandes problemas estructurales que afectaban al mundo de la cultura desde hace años y a los que, pese al compromiso adquirido por la clase política, no se les ha dado respuesta. El día que volvamos a movernos por la cultura tal y como lo hacíamos antes de la pandemia puede que nos encontremos con un tejido empresarial devastado.

    Estamos, por tanto, de nuevo en el punto de partida. En el Volver a empezar. Pero en vez de un Oscar, este Gobierno de Pedro Sánchez se merece un Razzie, por el abandono, por la falta de compromiso y por volver a dar largas a un sector que ya ha perdido la confianza... Pero que no quiere perder la esperanza.

    01 ago 2021 / 01:00
    • Ver comentarios
    Noticia marcada para leer más tarde en Tu Correo Gallego
    Tema marcado como favorito