El Correo Gallego

Noticia 1 de 1 Opinión » La Quinta

EDITORIAL

Buenas vibraciones (por fin) en la intermodal

18.07.2019 
A- A+

NUEVO ALCALDE, NUEVO TALANTE, diálogo fluido, voluntad de colaboración y capacidad de gestión. Con estas valiosas herramientas, Santiago ve la luz al final del túnel, tras cuatro años perdidos, y los principales proyectos para la próxima década comienzan a encarrilarse. El primero, la estación intermodal, una infraestructura imprescindible para dinamizar el tejido productivo de la capital de Galicia. Bugallo y Mercedes Rosón regresaron el martes de Madrid cargados de buenas vibraciones, tras su entrevista con la presidenta del Adif, la luguesa Isabel Pardo de Vera. No se trajeron acuerdos el regidor y su teniente de alcalde porque, con Raxoi y el Adif, en el convenio de la intermodal participan la Xunta y Fomento, y hay que negociar a cuatro bandas. Pero sí se trajeron (por fin) sintonía. La misma que ayer se respiró en el cara a cara del alcalde con la conselleira de Infraestruturas. Ethel Vázquez no oculta su química con Bugallo ni su alivio, después de una legislatura que acabó como el rosario de la aurora por sus desencuentros casi diarios e insalvables tanto con Martiño Noriega cuanto con Jorge Duarte. Todo ha cambiado y las conversaciones de estos dos días han encarrilado la retirada de la cláusula de los tres millones y medio de viajeros anuales para poder construir la estación que Compostela necesita y se merece. Es un agravio comparativo que hemos denunciado aquí por activa y por pasiva, una discriminación y un castigo inaceptable. A diferencia de su tibio predecesor, Bugallo dijo desde el primer minuto que hasta aquí hemos llegado, el Adif y la Xunta entendieron sus argumentos y, estamos seguros, Fomento también los entenderá más pronto que tarde. La cumbre técnica que mantendrán el Concello, el Adif y la Xunta, antes de que termine julio, es una excelente señal de que las cosas se han reconducido para bien. Es cierto que los cambios en el proyecto obligarán a que la intermodal esté en obras durante 2021, en pleno Xacobeo. Lo confirmó el propio regidor, y benditas sean unas obras que le van a garantizar a la capital de Galicia la mejor estación posible. En resumen, se recupera la sintonía entre instituciones y la química entre gestores -¡aleluya, aleluya!-, y se conjura el peligro de tener que apechugar con una intermodal de juguete, palmariamente insuficiente para atender las necesidades de Santiago. Es un buen comienzo para Bugallo y su equipo de gobierno, y una tranquilidad para todos los compostelanos.