El Correo Gallego

Noticia 1 de 1 Opinión » La Quinta

LA QUINTA

REDACCIÓN

Freno urgente a la "Compostela vaciada"

15.04.2019 
A- A+

ESTÁ MÁS QUE VISTO. En el casco viejo de Santiago, siguiendo una tendencia que semeja imparable en casi todas las ciudades con tirón turístico, cuando cierra un negocio tradicional -últimamente el ritmo mete miedo- se reconvierte en otro dedicado al sector hostelero. Un nuevo ejemplo lo tenemos en la ferretería Casas Chico, antiquísima empresa familiar que se ha visto obligada a echar la persiana para siempre, después de más de 150 años de actividad continuada, ante la deserción constante de residentes fijos y su sustitución, solo en verano, por unos vecinos de paso que nunca necesitan comprar un martillo, una manguera o unos clavos. Mucho menos aún, claro, una estufa o una cerradura. El amplio espacio que ocupa este local en la rúa de Casas Reais, una de las más transitadas por los peregrinos, se convertirá pronto en un bodegón. Los restaurantes, bares y hoteles parecen ser los únicos establecimientos que dan algo de dinero en una zona que necesita ser reinventada con urgencia antes de que se despueble por completo. Antes de que todos sus comercios giren en torno al turismo y todos los vecinos huyan huido ya a otros barrios salpicados por supermercados, zapaterías, boutiques, tiendas de informática, clínicas veterinarias y despachos de todo tipo. Pero eso no parece que vaya a pasar. No, al menos, mientras la mediocridad siga campando a sus anchas entre una clase política que solo piensa en los réditos rápidos, sin preocuparse por el futuro. De seguir así, muy pronto el casco monumental de la capital gallega será como esos núcleos rurales de la "España vaciada" que ahora, cuando la repoblación es ya casi imposible debido a los muchos años que han pasado sin que nadie hiciese nada para frenar el éxodo, tanto parecen preocupar a los gestores públicos. A buenas horas, mangas verdes. Aunque muy tarde, todavía es posible hacer algo en la Compostela vaciada a través de un plan especial valiente y realista que piense a largo plazo. Un proyecto en el que los esfuerzos vayan dirigidos a asentar población en la llamada almendra mediante el fomento de las ayudas a la rehabilitación, la concesión de licencias ultrarrápidas, la modernización de los servicios y la instalación urgente de galerías de fibra óptica, gas, etc... A los vecinos y comercios que resisten en el "casco vaciado" hay, en suma, que hacerles la ola. No, como hasta ahora, la pascua. Y es necesario atraer a más, a muchos más, con medidas inteligentes... si que aún queda alguien capaz de tomarlas.