El Correo Gallego

Noticia 1 de 1 Opinión » La Quinta

EDITORIAL

¿Ineptitud o algo mucho más grave?

13.08.2019 
A- A+

IRRESPONSABLE Llegó Martiño Noriega al Concello de Santiago presumiendo de que se iban a abrir las puertas del buen gobierno, de la transparencia, de la claridad... y poner fin al amiguismo, al enchufismo y a las prácticas corruptas "dos gobernos do PP e do PSOE". Dice un refrán (sabiduría popular) aquello de "el que de mucho presume de mucho carece", y nunca mejor utilizado.

El paso de Compostela Aberta por Raxoi fue un auténtico desastre, un compendio del mal gobierno, un ejemplo del amiguismo, del enchufismo y de prácticas que... les quitaron la careta.

Ayer a Gumersindo Guinarte, persona de leyes y de ley al que no se le recuerda una palabra más alta que la otra en su larga trayectoria por cargos académicos y públicos, no le quedó más remedio que decir ante los medios lo que todos los días se oye entre el funcionariado de Santiago: una cantidad considerable de facturas que llegan al Ayuntamiento de Santiago procedentes de gastos ordenados por el transparente y eficaz (pura ironía) del equipo de Martiño. "Gastos que no estaban presupuestados, ni orzamentados, ni responden a presupuestos nominativos o previsiones derivadas de los convenios formalizados aprobados por el Ejecutivo municipal". O es la enésima prueba de ineptitud o algo mucho más grave. O las dos cosas a la vez. Que de todo fueron capaces.