El Correo Gallego

Noticia 1 de 1 Opinión » La Quinta

EDITORIAL

Menos másteres y más pensiones

14.09.2018 
A- A+

ENFANGADOS EN LA GUERRA de los másteres -una cosa es la transparencia y la ética pública intachable, y otra caer en el torquemadismo inquisitorial para sacar tajada política-, corremos el riesgo de perder la perspectiva sobre los grandes problemas de España, de la sociedad en su conjunto. La debilidad cada día más evidente del Gobierno socialista es uno de ellos, sin duda, pero también lo es que el Pacto de Toledo no consiga avanzar en la construcción del consenso para reformar el sistema de pensiones, que se nos derrumba a ojos vista. Pedro Sánchez comprueba en carne propia que siempre es más realista el refranero popular -es mucho más fácil predicar que dar trigo- que los delirios de las noches de verano en la oposición. De repente, en una nueva rectificación del Gobierno, alehop!, el PSOE cambia su discurso, enfría su tesis de que el incremento de las pensiones esté ligado a la inflación y se abre a introducir otras variables para la revalorización de los subsidios. ¿Por qué dan ese bandazo ahora los socialistas? Una explicación plausible sería que buscan ganar tiempo para negociar los Presupuestos del Estado -misión casi imposible, tal como se ha puesto el circo político- con un cierto margen. Lo cierto es que la prisa en el Pacto de Toledo brilla por su ausencia, a pesar de que los pensionistas han retomado sus protestas a las puertas del Congreso de los Diputados. Veremos cómo compaginan ahora el PSOE y el presidente Sánchez su compromiso de garantizar el poder adquisitivo de las pensiones con esta desaceleración estruendosa del acuerdo. Y veremos cómo es capaz de encajar el rompecabezas del pacto con Unidos Podemos -la ferrolana Yolanda Díaz apela reiteradamente a la Constitución para que el IPC sea el indicador base en la revalorización de los subsidios- y con PP, C's y PDECat, que quieren ligar el poder adquisitivo de las pensiones a la evolución de la salud económica de España, de manera que en tiempos de crisis solo disfruten del incremento los subsidios más bajos. En pocas palabras, la reforma para blindar la sostenibilidad del sistema de pensiones avanza a trancas y barrancas, con los jubilados otra vez en pie de guerra. Malas noticias para Pedro Sánchez y su sueño de agotar la legislatura.