El Correo Gallego

Noticia 1 de 1 Opinión » La Quinta

EDITORIAL

Uso responsable del superávit

26.04.2019 
A- A+

A VECES, HACER LAS COSAS BIEN tiene premio. Galicia las lleva haciendo durante toda la Gran Recesión con una política responsable de contención del déficit público, que la ha llevado a abanderar en la última década el cumplimiento de las reglas fiscales, no sin sacrificios. La apuesta del Gobierno de Feijóo por cumplir a rajatabla los objetivos de estabilidad ha hecho posible que seamos la autonomía que menos aumentó su volumen de deuda desde 2009, la tercera que más redujo su déficit en el decenio, la segunda con mayor esfuerzo inversor en 2018 y la que con más prontitud paga las facturas a sus proveedores. Llega ahora el momento de recoger parte de lo sembrado, tras conseguir el presidente que el Gobierno central rectificase y aprobase el pasado 29 de marzo un real decreto que abre las puertas a la Xunta para reinvertir su superávit contable de 125 millones de euros. Sin embargo, desde entonces la Administración central da la callada por respuesta y a San Caetano ni siquiera ha llegado la confirmación oficial del Ministerio de Hacienda sobre el cumplimiento de la regla de gasto, uno de los requisitos obligatorios para utilizar dicho superávit. Ante este flagrante silencio y ante las limitaciones del real decreto, que solo permite acometer inversiones financieramente sostenibles -en otras palabras, cierra la puerta a contratar más personal sanitario, por poner un ejemplo-, el inquilino de Monte Pío buscó y encontró un mecanismo alternativo, legal y que su Ejecutivo puede aprobar -lo hizo ayer- sin necesidad de autorización del Gobierno de Pedro Sánchez. El Anteproxecto de Lei de Reforzo de Actuacións Prioritarias es una gran noticia para todos los gallegos. Lo es porque la Xunta podrá desarrollar proyectos prioritarios para blindar unos servicios públicos de calidad. Lo es porque parte de ese dinero se inyectará en reforzar la Atención Primaria y el equipamiento sanitario del Sergas. Lo es porque el uso del superávit contable se hará sin penalizar el cumplimiento de las reglas fiscales, línea roja infranqueable en la hoja de ruta de Feijóo. Lo que ayer acordó el Consello es dar forma legal al objetivo de utilizar el dinero de todos los gallegos en beneficio de todos los gallegos, ni más ni menos. El instrumento legal ideado por el presidente y su equipo abre la puerta a autorizar un suplemento de crédito que permitirá financiar actuaciones prioritarias en sanidad y educación, principalmente, pero también en políticas sociales y en el medio rural. Es un paso responsable que preserva el autogobierno y compensa en parte las estrecheces de una década de sacrificios.