El Correo Gallego

Noticia 1 de 1 Opinión » La Quinta

BEATRIZ CASTRO / PERIODISTA

Valoramos muy poco la historia

20.02.2020 
A- A+

GRACIAS a instituciones como el Consorcio de Santiago y a editoriales preocupadas por dar a conocer nuestro patrimonio, como es el caso de Teófilo Edicións, con bastante frecuencia salen a la luz obras magníficas que permiten a cualquier lector medio conocer a fondo la historia, la arquitectura y las peculiaridades sociales y económicas de una ciudad, Compostela, que es un referente internacional de la cristiandad desde hace muchos siglos. El martes, sin ir más lejos, varios responsables de los citados organismos presentaron el libro titulado Bonaval, de onte a hoxe, en el que tres arquitectos de renombre -Xerardo Estévez, Celestino García Braña y Adrián Alonso- y la museóloga María Xosé Fernández Cerviño narran con estilo didáctico la cronología de un templo que ha cumplido ya ochocientos años de vida y que, más allá de su innegable belleza arquitectónica, ha sido siempre un enclave imprescindible para entender la historia de la ciudad del Apóstol. Como es lógico, la actual sede del Panteón de Galegos Ilustres ha tenido innumerables usos a lo largo de los últimos ocho siglos, desde lugar de culto a residencia de dominicos, pasando por centro educativo, hospedería de peregrinos, hospicio, asilo, hospital provisional y hasta cuartel, entre otros, curiosidad que a buen seguro desconocen la inmensa mayoría de los vecinos de la propia capital gallega. Y ahí entramos en una cuestión que debería preocuparnos e interesarnos mucho más: ¿de verdad estamos dando a estos libros, trabajos y estudios el valor que realmente tienen? ¿Se están presentando como merecen en institutos, residencias de jóvenes y mayores, centros sociales, facultades y colectivos de todo tipo? ¿No sería bueno recomendar su lectura a los alumnos para que conozcan bien la ciudad donde viven? Nuestros responsables públicos tienen la palabra. Pero es una grandísima pena comprobar lo poco que valoramos nuestra historia y nuestro patrimonio.