Santiago
+15° C
Actualizado
domingo, 07 agosto 2022
11:22
h

Ante la Semana Santa más cara de la historia debido al precio de gasolina y gasóleo

Ni siquiera la bonificación de 20 céntimos por litro ha impedido que ambos carburantes superen los récords de hace una década

La gasolina y el gasóleo marcarán los precios más altos de la historia en una Semana Santa pese a la bonificación de 20 céntimos por litro establecida por el Gobierno, una medida que no ha podido evitar que ambos carburantes sigan por encima de los récords de 2012 que estuvieron vigentes casi diez años.

Coincidiendo con el inicio de la operación salida de Semana Santa, donde según la DGT se esperan 14,6 millones de viajes por carretera entre este viernes y el 18 de abril, los carburantes siguen marcando valores récord a pesar de que el descuento en vigor desde hace una semana da un respiro a los consumidores.

Los datos recopilados por Efe en el Geoportal del Ministerio para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico arrojaban, a las 15.00 horas de este viernes, un precio medio -una vez aplicado el descuento- de 1,584 euros el litro para la gasolina, y de 1,605 euros en el caso del gasóleo.

El Geoportal, que recopila en tiempo real los precios de los carburantes en cerca de 11.000 estaciones de servicio de toda España, muestra que la gasolina y el gasóleo tienen su precio más elevado de la historia en una Semana Santa, por encima de los valores en la de 2012, la más cara hasta ahora, cuando la gasolina se pagaba a 1,475 euros y el gasóleo a 1,372.

Sin embargo, si al precio de los carburantes no se le aplicase el descuento aprobado por el Ejecutivo en el marco del plan nacional de respuesta ante las consecuencias económicas y sociales de la guerra en Ucrania, la gasolina alcanzaría un precio medio de 1,784 euros, frente a los 1,805 que pagarían los consumidores al repostar gasóleo.

Once euros de ahorro en un depósito. En este sentido, gracias a la bonificación rellenar un depósito medio de 55 litros con gasolina en la primera fase de la operación salida -entre este viernes y el domingo- costará 87 euros, mientras que con gasóleo alcanza los 88, lo que supone pagar cerca de 11 euros menos que sin el descuento de 20 céntimos por litro, tanto si se utiliza gasolina como si se elige gasóleo.

Pese al respiro que han dado ambos carburantes en el último mes tras comenzar el año con once semanas consecutivas al alza que les llevaron a superar los máximos históricos vigentes desde 2012, hace casi diez años, sus precios actuales siguen siendo muy superiores a los de ejercicios anteriores, según Geoportal.

Así, los precios que marcaban la gasolina y el gasóleo este viernes superaban los valores tanto de 2019, antes de la pandemia, como de 2020, en pleno confinamiento decretado para combatir al coronavirus, y de 2021, cuando se empezaba a recuperar la movilidad tras superar la fase más dura de la crisis sanitaria.

En 2019, la gasolina se pagaba a 1,325 euros y el gasóleo a 1,238, un 16 % y un 23 % menos, respectivamente, en comparación con los precios actuales -descuento de 20 céntimos incluido-.

En 2020, cuando los precios cayeron como consecuencia del confinamiento y las restricciones de movilidad vigentes no solo en España, sino en casi toda Europa, la gasolina alcanzó un precio de 1,121 euros y el gasóleo de 1,038 euros, lo que suponía pagar un 29 y un 35 % menos, respectivamente, respecto a la Semana Santa actual.

Ya en 2021, la gasolina, con un precio medio de 1,31 euros, era un 17 % más barata cuando comenzó la Semana Santa, mientras que el gasóleo, que costaba 1,18 euros, tenía un precio un 26 % inferior.

Medidas en Europa. Para amortiguar el impacto que la escalada del precio de los carburantes está teniendo en los consumidores, y que se ha acelerado con motivo de la invasión rusa, gran parte de los gobiernos europeos han tomado medidas.

Según el Boletín Petrolero de la UE, Polonia y Eslovenia han rebajado la carga impositiva, y España y Francia han establecido bonificaciones.

Crece la preocupación de los españoles por la inflación

Madrid. La preocupación por la inflación, el aumento de precios y el coste de la vida ha crecido 21 puntos porcentuales entre los españoles en comparación con 2021, convirtiéndose en la tercera cuestión que más importa a los ciudadanos, según reflejan las conclusiones del último Eurobarómetro elaborado por la Comisión Europea.

La sanidad, el desempleo y la situación económica completan la panorámica de las principales inquietudes de los españoles, según el sondeo presentado este viernes en la sede del Ejecutivo comunitario en Madrid por la secretaria general para la Unión Europea, María Lledó, y el director adjunto de la representación de la CE en España, Lucas González Ojeda.

Los resultados de esta encuesta, realizada entre el 19 de enero y el 14 de febrero, ya reflejan un aumento de la preocupación de los españoles por la inflación (27 %), inquietud que ha crecido para los europeos, entre los que ha subido 25 puntos.

En un contexto en el que los precios de los combustibles, el gas y la luz alcanzaron máximos históricos, este Eurobarómetro pone sobre la mesa la importancia de una cuestión “que no estaba en la agenda europea”, apuntó González, pero que ya “es una preocupación muy sólida”.

En el momento en el que se elaboró la encuesta, la sanidad era una preocupación para el 42 % de los españoles, aunque dada la evolución de la situación epidemiológica del país, este indicador cayó 11 puntos porcentuales.

El desempleo (que preocupa al 35 %) y la situación económica (26) terminan de configurar el panorama de las principales preocupaciones.

Los españoles tienen una visión pesimista: el 85 % piensa que la situación del empleo es mala (aunque mejora nueve puntos) y el 81 % percibe que respecto a la economía también es mala. efe

08 abr 2022 / 18:38
  • Ver comentarios
Noticia marcada para leer más tarde en Tu Correo Gallego
TEMAS
Tema marcado como favorito
Selecciona los que más te interesen y verás todas las noticias relacionadas con ellos en Mi Correo Gallego.