Santiago
+15° C
Actualizado
miércoles, 07 diciembre 2022
02:20
h

Ante la supresión de impuestos andaluza, Escrivá apuesta por centralizar las tasas

La portavoz del Gobierno Isabel Rodríguez descartó que esto vaya a suceder // A su juicio, el anuncio de Juanma Moreno puede “sonar muy bien”, pero afecta a una minoría

El anuncio del presidente de la Junta de Andalucía, Juanma Moreno, sobre la supresión del impuesto de patrimonio, no iba a pasar desapercibido en el resto del Estado. Esto ya se sabía, pero por si con ello no fuese suficiente, una declaraciones este martes de Moreno animando a empresarios catalanes a ‘mudarse’ a Andalucía y el temor de algunos ministros del Gobierno de coalición de que se produzca un ‘dumping fiscal’ en España, ha desembocado en unas desafortunadas palabras del ministro de Inclusión, Seguridad Social y Migraciones, José Luis Escrivá, en las que aseguró que habría que centralizar impuestos para evitar el “despropósito” de la competencia entre CC AA. E inmediatamente desde el Gobierno salieron a calmar las aguas.

Empezando por el principio, este martes el presidente de la Junta de Andalucía, conocedor del revuelo que su anuncio había provocado, se levantó con las pilas cargadas, llamando a los empresarios catalanes a ubicar su sede en Andalucía tras la rebaja fiscal aprobada ayer mismo por el Gobierno autonómico y que, entre otros aspectos, suprime el impuesto de patrimonio.

“Aquí está su tierra”, dijo Moreno a los empresarios catalanes, a los que recordó: “En Cataluña hay impuesto de sucesiones, aquí no; en Cataluña hay impuesto de patrimonio, aquí no; y además aquí no nos vamos a independizar nunca, porque somos parte orgullosa de España”. Así, Moreno consideró que hay “argumentos de sobra” para que “muchos empresarios, capitales y familias” trasladen su residencia a Andalucía. Y aseguró que solo consiguiendo 7.200 nuevos contribuyentes fiscales ya se compensaría la pérdida recaudatoria, con la cuota del IRPF, sin sumar otros impuestos.

Desde Cataluña, las reacciones no se hicieron esperar, y la portavoz del Govern, Patrícia Plaja, rechazó entrar en “subastas populares” de rebajas de impuestos, pidiendo a Juanma Moreno que “deje a Cataluña en paz”, asegurando que “haría bien en orientas sus políticas poniendo a los ciudadanos andaluces en el centro”, en lugar de hablar de Cataluña, como ya “hizo Vox” en la pasada campaña electoral en Andalucía. “Será Cataluña quien decidirá qué impuestos necesita”, zanjó.

La rebaja fiscal, que hoy mismo se hará efectiva cuando se publique en el Boletín Oficial de la Junta de Andalucía (BOJA), incluye también la deflactación de la cuota autonómica del IRPF en un 4,3 %, y supondrá un ahorro de 360 millones de euros, que sumados a los 540 anteriores supondrán 900 millones.

Moreno defendió que la supresión del impuesto de Patrimonio tendrá un efecto positivo en el empleo, ya que hay miles de trabajos asociados de grandes contribuyentes “que ya no tendrán la tentación de salir huyendo como pasó en 2020, todos huían a Madrid”. El objetivo es competir con la Comunidad de Madrid “al mismo nivel”.

UNA OPINIÓN “A TÍTULO PERSONAL”. Así las cosas, y ante el temor de que cada vez más comunidades (previsiblemente las del Partido Popular) se sumen a esta supresión de impuestos, ya aplicada en Andalucía y Madrid, el ministro de Inclusión, Seguridad Social y Migraciones, José Luis Escrivá, se mostró este martes partidario de centralizar impuestos para evitar el “despropósito” de que las comunidades autónomas compitan entre sí en materia fiscal.

Dejó claro que esta es una opinión “a título personal”, que ya defendió en el pasado. “Me parece un despropósito que las comunidades se dediquen a competir fiscalmente unas con otras”, subrayó el ministro, que consideró que eliminar patrimonio es una medida “extraordinariamente regresiva” justo en un momento en el que se requiere de políticas redistributivas para las personas más vulnerables debido a la inflación.

Con todo, horas más tarde y ante la cantidad de comentarios generados, la ministra de Política Territorial y portavoz del Gobierno, Isabel Rodríguez, recordó que el propio Escrivá precisó que se trataba de una opinión personal, asegurando que el Ejecutivo no llevará a cabo centralización alguna de impuestos.

Eso sí, indicó que la supresión del impuesto de patrimonio en Andalucía “despeja la duda” de con quién está el PP y a quién defiende. “¿De qué lado están? Bueno, pues vamos despejando la duda”, afirmó la ministra en referencia al principal partido de la oposición. En este sentido, aseguró que el debate fiscal es “apasionante” porque permite contraponer las propuestas del Gobierno de Pedro Sánchez dirigidas a la “mayoría”, frente a las medidas del PP, destinadas a la “minoría” que más tiene.

A su juicio, el anuncio “puede sonar muy bien”, pero ese “regalo fiscal” no afecta a la inmensa mayoría de los ciudadanos, que no están “entre los elegidos”, porque son solo unos “pocos” los que en este país tienen patrimonios superiores al millón de euros.

Galicia seguirá su “propia senda”, dando prioridad en las rebajas a rentas bajas

Santiago. Galicia, gobernada por el PP, defiende, como no podía ser de otra manera, la eliminación del impuesto de patrimonio anunciada por Andalucía. Eso sí, el presidente de la Xunta, Alfonso Rueda, puntualizó que la comunidad gallega continuará con su “propia senda” a la hora de tocar ese impuesto y otros y lo hará “independientemente” de lo que hagan otras autonomías.

Rueda evitó así clarificar si está dispuesto a eliminar este impuesto –que en Galicia está bonificado al 25 %–, pero recordó que el de sucesiones sí está eliminado para el “99 % de los gallegos”, insistiendo en que “en el ADN de los gobiernos del PP está bajar impuestos”, por lo que entiende que la medida propuesta por Juanma Moreno “va en ese línea”, algo que él celebra.

“Es una buena noticia que se bajen impuestos, la contraria es subirlos”, señaló Rueda, que añadió que en el patrimonio de la Xunta, pese a ello, va a seguir su “propia senda”, si bien el Ejecutivo autonómico está “centrado” en bajar los impuestos a las rentas más bajas, como lo lleva haciendo “desde el año 2009”.

La próxima semana está previsto que comparezca en el Parlamento para adelantar las líneas generales del proyecto de presupuestos del próximo año, que en pocas semanas –antes del 20 de octubre– aprobará la Xunta y remitirá a la Cámara autonómica.

En ella Rueda aseguró que se priorizará una reducción de impuestos a las rentas “más bajas”, que son “las que más lo necesitan”, pero “sin desatender los servicios públicos básicos”.

“Lo que hagamos en Galicia lo vamos a hacer con independencia de lo que hagan en otro sitio, sean del signo que sean, en cualquier medida presupuestaria”, remarcó.

Asimismo, sobre las palabras del ministro José Luis Escrivá, el presidente gallego consideró que son solo la constatación de que al Gobierno de Pedro Sánchez “no le gusta que se bajen impuestos”. efe

21 sep 2022 / 00:22
  • Ver comentarios
Noticia marcada para leer más tarde en Tu Correo Gallego
Tema marcado como favorito