Santiago
+15° C
Actualizado
domingo, 13 junio 2021
02:03
h

Aragonès prioriza la resolución del conflicto catalán y apuesta por celebrar otro referéndum

JxCat pide a Aragonès que renuncie a la segunda votación hasta que haya pacto y éste rechaza la propuesta// Salvador Illa ofrece su ayuda para reactivar la Mesa de Diálogo

BARCELONA. El vicepresidente de la Generalitat en funciones y candidato de ERC a la Presidencia, Pere Aragonès, ha priorizado este viernes la resolución del conflicto catalán como uno de los objetivos que debe tener el futuro Govern, y ha apostado por la celebración de otro referéndum.

"Queremos que el conjunto de la ciudadanía escoja, a través de un referéndum de autodeterminación, cuál es la mejor vía para generar bienestar y prosperidad para todo el mundo, para mejorar la vida de todos y todas. En el que los estamos a favor y los estamos en contra de la República catalana nos podamos manifestar con la misma libertad", ha destacado en su discurso de investidura en el pleno del Parlament.

Para Aragonès, la resolución del conflicto entre Cataluña y el resto de España es uno de sus objetivos junto a otras prioridades, como atender las urgencias y desigualdades, y el impulso de la reconstrucción social y económica de la sociedad catalana.

Según él, apostar por un referéndum es "una forma justa, democrática y sencilla" de querer resolver el conflicto ante una alternativa del Estado que pasa, según su criterio, por la judicialización y la represión, informa Europa Press.

"Mientras no se resuelva democráticamente el conflicto entre el Estado y Cataluña, la democracia estará en crisis. Y a esta crisis, hoy tenemos que sumar la amenaza que representa la irrupción de la ultraderecha desacomplejada en el Parlament", ha advertido, dejando claro que siempre se opondrán a su discurso.

"MAYORÍA". Por ello, ha llamado a abrir una nueva etapa y a aprovechar que hay "una mayoría inapelable de izquierdas y de progreso, a favor de la amnistía y la autodeterminación, a favor de la República catalana"

También ha advertido de que la resolución del conflicto pasa por "la libertad de los presos y la vuelta de los exiliados" así como por impulsar un Govern que trabaje por la amnistía y la autodeterminación.

"Somos una amplia mayoría a favor de la independencia de Cataluña. Y hoy, este Parlament puede impulsar un Govern que sepa utilizar la fuerza que nos da haber superado por primera vez el 50% de votos para avanzar con firmeza hacia la República catalana", ha zanjado.

RECLAMACIÓN DE JXCAT. El presidente del grupo parlamentario de JxCat, Albert Batet, ha pedido a Pere Aragonès que renuncie a la segunda votación del debate de investidura hasta que haya un acuerdo entre todos los partidos independentistas.

Aragonès no podrá ser investido este viernes en primera votación al contar solo con los 42 votos a favor de ERC y la CUP con la abstención de JxCat, lejos por lo tanto de los 68 que le darían la mayoría absoluta, y podría someterse a una segunda votación en el Parlament al cabo de dos días.

“Tras la votación de hoy, con voluntad firme y compromiso político de encontrar un buen acuerdo, que vemos posible en los próximos días y semanas, le pedimos que renuncie a la segunda votación de investidura -debería ser el próximo martes- hasta que no haya un acuerdo entre los 74 diputados independentistas”, ha afirmado Batet en su intervención en el debate en el Parlament.

En la réplica, Aragonès ha cerrado la puerta a la posibilidad de aplazar la segunda vuelta, porque no ve “diferencias insalvables” entre las posiciones de ERC y JxCat y porque hay que evitar “demoras innecesarias” y configurar cuanto antes un nuevo Govern.

Ha dicho compartir “casi en su totalidad” el programa social y económico expuesto por JxCat, ha ofrecido “mejorar” los mecanismos de coordinación entre fuerzas independentistas, en alusión velada al Consejo por la República, y ha dicho aceptar “íntegramente” el programa de Junts sobre qué hacer si el independentismo llega al 50 % de los votos en las elecciones.

“Tenemos la obligación, después de un mes y catorce días (desde el 14F), de ponernos de acuerdo”, ha destacado Aragonès, que ha propuesto a JxCat un maratón negociador este fin de semana para alcanzar un acuerdo antes de la segunda votación: “Reunámonos 24 horas al día”, ha sugerido.

En el turno de réplica, Batet ha reiterado su petición de renuncia a la segunda votación: “Muy posiblemente de hoy al martes no habrá tiempo de llegar a un buen acuerdo”.

“Ustedes nos han puesto la mesa, nos han puesto los platos, los cubiertos, nos han dicho el menú, y además han dicho cuál es la factura. Pues no. Nosotros queremos poner la mesa conjuntamente. Queremos decidir qué haremos primero, después, cómo avanzaremos. Y esto no se hace desde la imposición y la sumisión, sino desde la coalición”, ha sostenido.

Batet ha emplazado a Aragonès a que dé “un paso al frente” y sea ERC quien lidere las negociaciones para conseguir un pacto de legislatura, y ha insistido en que JxCat no “especulará” con nuevas elecciones.

En su discurso, Batet también ha reivindicado el papel del Consejo por la República, espacio liderado desde Bélgica por Carles Puigdemont, y ha defendido que sea esta entidad la que asuma la “dirección colegiada” de la estrategia independentista.

Asimismo, ha reclamado a Aragonès “concreción” para explicar en qué se diferenciaría un “nuevo referéndum” del 1-O de 2017 y ha considerado “un poco raro” que ERC haya pactado antes “un programa de Govern con un socio parlamentario”, en referencia a la CUP, que con un socio de gobierno.

PSC. Por su parte, el presidente del PSC en el Parlament, Salvador Illa, ha asegurado que ayudará al candidato a la Presidencia de la Generalitat, Pere Aragonès (ERC), si es investido presidente, a reactivar la mesa de diálogo con el Gobierno, pero le ha pedido constituir otra entre partidos catalanes.

“En el camino del diálogo nos encontrará siempre”, ha asegurado Illa a Aragonès en el turno de contraréplica durante el pleno de investidura, en el que ha defendido la importancia de la lealtad institucional y ha dicho que el Govern ha recibido durante la gestión de la pandemia más lealtad desde el Gobierno central que la que han tenido los socios del Ejecutivo catalán entre ellos.

Illa ha criticado el planteamiento de Aragonès y su discurso y ha insistido en que es posible una alternativa que lidere el PSC, y ha aseverado: “Si su planteamiento fuera tan bueno, contaría hoy ya con el apoyo de la mayoría de la Cámara”, pero por ahora sólo tiene asegurado el voto a favor de ERC y la CUP, mientras que Junts tiene previsto abstenerse.

Aragonès ha recordado que en 1998 el Parlament aprobó una resolución con motivo del 50 aniversario de la Declaración de Derechos Humanos que defendía el derecho de Cataluña “a determinar libremente su futuro”, y ha asegurado que, si se votara ahora, la Mesa de la Cámara acabaría en los tribunales.

“El presidente del Parlament en ese momento era Joan Reventós (PSC) y el PSC se abstuvo. ¿Qué ha cambiado en todo este tiempo? ¿Qué ha cambiado en 23 años? Volvamos a ponernos todos al lado de las soluciones. Nosotros estaremos ahí, estaría bien que volvieran”, ha reclamado a los socialistas.

Después de que Illa le haya recriminado el compromiso a someterse a una cuestión de confianza a media legislatura, Aragonès le ha contestado que es una manera de “tejer confianzas” y no lo ve como una muestra de debilidad, sino como una nueva manera de evaluar constantemente los apoyos que tiene el presidente en el Parlament.

26 mar 2021 / 16:34
  • Ver comentarios
Noticia marcada para leer más tarde en Tu Correo Gallego
TEMAS
Tema marcado como favorito
Selecciona los que más te interesen y verás todas las noticias relacionadas con ellos en Mi Correo Gallego.