Santiago
+15° C
Actualizado
jueves, 25 febrero 2021
18:33
h

Aumentan a cuatro los fallecidos en la explosión de la madrileña calle Toledo

Una decena de personas resultaron heridas en el suceso, que está siendo investigado

MADRID. EP. Cuatro personas han fallecido, una decena han resultado heridas y otra se encuentra desaparecida como consecuencia de la explosión ocurrida minutos antes de las 15 horas de este miércoles en la calle Toledo 98 de Madrid, ha informado esta tarde en el lugar de los hechos el delegado del Gobierno en Madrid, José Manuel Franco.

En una intervención en 'TVE' recogida por Europa Press, el delegado ha indicado que uno de los fallecidos es una mujer que transitaba por la calle en el momento de la deflagración. Los otros dos muertos se encontrarían dentro del inmueble, y hay un desaparecido, aunque son datos "aún muy prematuros".

Franco ha indicado también que los perros de la Policía Nacional entrarán en lugar cuando puedan, ya que todavía el edificio está en llamas por la quemadura de gas de las tuberías. Así podrán buscar al fallecido, al parecer un anciano que vivía en ese complejo.

Además, hay una decena de heridos. Entre ellos un varón 26 años, que está en estado moderado-grave con fractura tobillo y trauma lumbar y que ha sido evacuado al hospital de La Paz; un hombre de 53 años con traumatismo craneoencefálico leve pero trasladado al Ramón y Cajal; y un varón con una fractura en pierna, derivado al Hospital Clínico.

También han sido asistido por sanitarios del Samur-Protección Civil dos policías nacionales con heridas leves, que han sido evacuados al centro médico Nuestra Señora de América. Hay montados en la zona dos PSAs (puestos sanitarios avanzados) montados para atender a varias personas leves, con pequeñas heridas y crisis de ansiedad.


Tabiques caídos y agujeros en el tejado, los testimonios del impacto "brutal"

EFE. Tabiques caídos, agujeros en el tejado y ventanas reventadas, unidos a la confusión de no saber qué es lo que había pasado. Son los testimonios de los vecinos y viandantes que han presenciado la explosión del edificio de la calle Toledo de Madrid, que describen como un impacto "brutal" de menos de un segundo.

Tras vivir momentos de incertidumbre y ser testigos de cómo su casa se veía afectada, los residentes en los edificios cercanos al número 98 de la céntrica calle del castizo barrio madrileño han expresado a Efe su desconcierto. Ahora, siguiendo recomendaciones de la policía, no pueden ni salir ni regresar a sus hogares.

A algunos de ellos, como Irene, se les ha prohibido abandonar sus edificios. Ella reside enfrente del edificio afectado por la deflagración, en la que han muerto al menos 3 personas, y ahora está confinada por orden policial.

"La policía nos ha dicho por el telefonillo que bajemos las persianas, no sé si por riesgo de derrumbe o una segunda explosión", ha relatado por teléfono esta mujer, a quien la deflagración le ha pillado en casa con su pareja, que inmediatamente ha salido a recoger a su hijo.

Ahora, ni ella pueda salir, ni él entrar. "Mi pareja ha salido para recoger al niño que estaba en la guardería, pero no le han asegurado que pueda volver a entrar", añade preocupada.

En su opinión, se han tomado estas precauciones porque "hasta que no tengan todo controlado querrán minimizar riesgos", explica mientras varios helicópteros sobrevuelan la zona.

También enfrente vive Rocío, que confundida ha relatado que se encontraba cerca de la ventana en el momento de la explosión y llegó a dudar si se había producido en su propio edificio. En seguida ha bajado la persiana, ha cogido el abrigo, la mascarilla y el bolso y ha salido a la calle, donde ha comprobado que se trataba del edificio parroquial.

En estos momentos se encuentra en un patio del bloque junto a otros vecinos, ya que la policía les recomienda, al igual que a Irene, no entrar ni salir de su domicilio.

La explosión no solo ha causado desperfectos en el centro parroquial, sino también en los edificios residenciales cercanos, como en el de Lola, que vive en un quinto piso y ha sido testigo de cómo se caía un tabique de su salón.

Estaba, relata también por teléfono, con su hijo, que veía los dibujos animados mientras ella esperaba a que empezara el informativo. Eran, recuerda, poco antes de las tres de la tarde.

"Estaba comiendo en el sofá y se ha caído la pared de enfrente, que está a metro y medio; han empezado a caer escombros y estaba todo lleno de humo".

Otra vecina de la zona, que vive en una buhardilla, se ha enterado de la explosión al agujerearse su tejado. "Me he puesto a gritar y hemos salido corriendo, yo no sabía qué era, había muchos casquetes volando y no sabía si se había estrellado algo contra el tejado".

Thomas Holbach estaba en casa cuando ha escuchado un estruendo "fortísimo" de "menos de un segundo" y después las ventanas "han empezado a temblar".

Segundos después todos los vecinos estaban asomados a las ventanas buscando una respuesta al sonido, en medio de la incredulidad.

"Ha sido una locura, todos hemos salido de inmediato a ver qué pasaba", cuenta este vecino cuyo domicilio se encuentra a apenas 350 metros del edificio que sufrió la explosión, quien confirma que al menos en su edificio no han sentido ningún onda expansiva derivada de la explosión. EFE

20 ene 2021 / 15:27
  • Ver comentarios
Noticia marcada para leer más tarde en Tu Correo Gallego
TEMAS
Tema marcado como favorito
Gas
Selecciona los que más te interesen y verás todas las noticias relacionadas con ellos en Mi Correo Gallego.