Santiago
+15° C
Actualizado
viernes, 07 mayo 2021
02:00
h

Borrell: “Los fondos europeos son la respiración asistida a una economía en coma"

El alto representante para la Política Exterior de la UE cree que los efectos del coronavirus tienen grandes posibilidades de transformar el mundo, porque “históricamente, las pandemias son grandes generadoras de cambios estructurales”

El paquete de fondos europeos de más de 1,8 billones de euros para superar la crisis es la "respiración asistida" para una economía europea a la que la Covid ha obligado a poner "en coma inducido", declara el alto representante para la Política Exterior de la Unión Europea, Josep Borrell.

"Lo que hemos tenido que hacer es poner en coma inducido a las economías, paralizar la actividad económica. Cuando estás en coma inducido necesitas respiración asistida", dice Borrell en una entrevista telemática concedida a la presidenta de EFE, Gabriela Cañas.

El también vicepresidente de la Comisión Europea cree que la diferencia entre la solución expansiva de la UE en política económica en esta crisis sanitaria y la austeridad que se dio como respuesta a la llamada "crisis del euro" de 2008 estriba en la propia naturaleza de cada uno de esos dos choques económicos.

En la primera, de origen financiero, se señalaba a Grecia "supuestamente por indisciplina fiscal" y en el relato político "había un pequeño país que aparecía como responsable por no haber hecho sus deberes".

"Esta nos ha afectado a todos a la vez y no se puede echar la culpa a nadie. Con lo del euro se planteaba un problema de riesgo moral y aquí esto no aparecía para nada porque nadie tiene la culpa del virus", comenta Borrell.

Los Estados miembros tuvieron que cerrar sus economías para proteger la salud de los ciudadanos. Y para regenerar la actividad llegaron a un histórico compromiso para desembolsar 750.000 millones de euros en préstamos y transferencias, parte de ello emitiendo deuda comunitaria, más otros 1,074 billones para el presupuesto comunitario de 2021 a 2017.

"El Gobierno, el Estado, el poder público, está para ser el prestamista en última instancia, el asegurador en última instancia, el accionista en última instancia... cuando todo se paraliza hay unas instituciones, que afortunadamente tenemos, que pueden actuar como salvavidas", resume.

Los efectos del coronavirus, no obstante, tienen grandes posibilidades de transformar el mundo, porque "históricamente, las pandemias son grandes generadoras de cambios estructurales".

"Los expertos dicen que el hombre moderno, que se libera de ser un siervo de la gleba, un vasallo feudal, nace como consecuencia de los cambios mentales que se produjeron después de las pestes negras en la Europa del 1300. Las epidemias provocan derrotas militares, cambios en las fronteras, transformaciones culturales... Probablemente, esta también tendrá estos efectos, a medio y a largo plazo", reflexiona.

LOS FONDOS Y LOS DERECHOS HUMANOS

Uno de los inesperados escollos del paquete económico europeo, acordado el pasado julio pero desbloqueado sólo la semana pasada, fue el veto de Polonia y Hungría en el último momento como protesta porque los Estados miembros, en una decisión que no requería unanimidad, habían acordado ligar el desembolso de fondos comunitarios al respeto al Estado de derecho.

Finalmente, Hungría y Polonia propusieron ciertas modificaciones de procedimiento, como poder recurrir al Tribunal de Justicia de la Unión Europea la suspensión de fondos por supuesta vulneración de esos principios, que los otros veinticinco países aceptaron.

El resto de capitales podían haber avanzado en la aprobación de los fondos sin contar con Budapest y Varsovia, pero se prefirió negociar -con la canciller alemana, Angela Merkel, como interlocutora- para buscar una solución a Veintisiete, que llegó en el Consejo Europeo de la pasada semana y se aprobó este miércoles en el Parlamento Europeo.

"Se hubiera podido lanzar, pero hubiese supuesto una ruptura en la unidad de acción", dice Borrell, que asegura que los principios del acuerdo para condicionar el dinero al respeto a la independencia judicial, la libertad de expresión o la pluralidad política queda intacto, aunque pueda demorarse su ejecución.

"No se van a aplicar las sanciones hasta pasado el tiempo que necesite el tribunal de justicia para dictaminar los recursos (...). No se va a perder nada, pero se va a aplicar más tarde", dice el político socialista, quien reconoce, aún así, que "hubiera sido mejor poder hacerlo de manera inmediata que hacerlo de manera retroactiva".

BRUSELAS/MADRID. EFE

17 dic 2020 / 09:05
  • Ver comentarios
Noticia marcada para leer más tarde en Tu Correo Gallego
TEMAS
Tema marcado como favorito
Selecciona los que más te interesen y verás todas las noticias relacionadas con ellos en Mi Correo Gallego.