Santiago
+15° C
Actualizado
lunes, 21 junio 2021
01:30
h

China promete a Hong Kong que la futura ley de seguridad mantendrá intactos sus derechos

Madrid E.P.

El ministro de Exteriores chino, Wang Yi, ha prometido a la población de Hong Kong que la polémica ley de seguridad para endurecer las restricciones a la disidencia en el territorio no afectará a sus derechos e irá destinada, en su lugar, a restringir lo que describió como la "excesiva injerencia extranjera".

"Esto ha venido provocado por una intromisión extranjera excesiva e ilegal en los asuntos de Hong Kong", ha declarado el ministro de Exteriores en medio de una nueva ola de protestas de la oposición hongkonesa contra lo que perciben como un nuevo ataque a su independencia parcial respecto de China.

Esta "turbulencia" pública, como la describió el ministro, junto con la interferencia extranjera en los asuntos de Hong Kong, han puesto la seguridad nacional de China "en grave peligro", ha asegurado este domingo en rueda de prensa.

"En tales circunstancias, el establecimiento de un sistema legal con sus mecanismos de aplicación para salvaguardar la seguridad nacional en (Hong Kong) se ha convertido en una prioridad", ha declarado Wang. "Debemos hacerlo sin la menor demora", remachó.

Wang ha aprovechado para asegurar que esta ley, una vez aplicada, no afectará los derechos y libertades de los residentes de Hong Kong. (La medida) no perjudicará el alto grado de autonomía de Hong Kong, los derechos y las libertades de los habitantes hongkoneses, ni los derechos e intereses justos de los inversores extranjeros en esta región", ha asegurado Wang.

"En lugar de preocuparse sin necesidad, la gente debería tener más confianza en el futuro de Hong Kong", ha asegurado en declaraciones recogidas por la agencia de noticias oficial china, Xinhua.

VUELVEN LAS PROTESTAS

Esta nueva ley de seguridad se ha traducido este domingo en una multitudinaria protesta y una carga policial en Hong Kong, concretamente en la zona de Causeway Bay, en un retorno al estado de tensión callejera reinante el año pasado contra otra normativa procedente de China, una ley de extradición ahora suspendida.

A pesar de que la máxima responsable local del territorio, la jefa del Ejecutivo Carrie Lam, ha prometido que esta ley no atentará contra la independencia parcial de la que disfruta Hong Kong, los opositores la han entendido como un nuevo acto de sumisión a las autoridades centrales tras la frustrada ley que el año pasado generó las marchas más multitudinarias vistas en la historia reciente del territorio.

Así, y tras el paréntesis abierto por la epidemia del coronavirus, la tensión se ha desbordado finalmente a las calles de esta zona comercial de Hong Kong, donde la Policía ha lanzado gases lacrimógenos y empleado cañones de agua para dispersar a los manifestantes.

Los manifestantes se extendieron hasta el distrito de Wan Chai y bloquearon varias calles hasta que la Policía enarboló sus tradicionales banderas azules para avisar de una carga inminente, que finalmente ocurrió en torno a las 13.20 de la tarde (hora local, las 07.20 en España).

La carga dispersó a varios grupos de manifestantes, todos vestidos de negro, que momentos antes gritaban "Hong Kong libre" y "Una revolución de nuestro tiempo". Otros maldecían a la Policía antidisturbios, y algunos gritaban "La independencia de Hong Kong es la única manera".

24 may 2020 / 17:06
  • Ver comentarios
Noticia marcada para leer más tarde en Tu Correo Gallego
TEMAS
Tema marcado como favorito
Selecciona los que más te interesen y verás todas las noticias relacionadas con ellos en Mi Correo Gallego.