Santiago
+15° C
Actualizado
martes, 13 abril 2021
02:00
h

Conde-Pumpido, un nuevo magistrado apartado por recusaciones del ‘procés’

Justifica su decisión para garantizar “el derecho a un proceso con todas las garantías de quienes son parte de las resoluciones”

El magistrado del Constitucional Cándido Conde-Pumpido ha decidido apartarse de los procedimientos relacionados con el proceso soberanista de Cataluña ante los incidentes de recusación presentados por varios líderes independentistas en su contra.

Conde-Pumpido presentó ayer por la mañana un escrito al presidente del alto tribunal, Juan José González Rivas, en el que le comunica formalmente su abstención en los recursos de amparo presentados contra la sentencia que dictó el Supremo.

En el escrito, al que ha tenido acceso Efe, el magistrado se aparta “a fin de garantizar preventivamente el derecho a un proceso con todas las garantías de quienes son parte o se ven afectados por el contenido de las resoluciones cuestionadas”.

Lo hace “con el propósito de reforzar la apariencia y confianza en la imparcialidad del Tribunal Constitucional (...) destacando de nuevo la singularidad política y social del objeto de los recursos presentados por los demandantes en relación con su enjuiciamiento”.

El magistrado indica que “es conocida y pública la controversia constitucional, social y política que ha ocasionado el enjuiciamiento penal” de las decisiones del Govern y el Parlament en favor de la independencia unilateral de su territorio.

Y añade al respecto que “esta circunstancia excepcional impone y justifica, de forma singular, el mayor cuidado y exigencia en mantener la confianza en la imparcialidad de la actuación de este tribunal, de manera que, cualquiera que sea su sentido, no se puedan deslegitimar fundadamente las resoluciones que habrán de ser dictadas”.

Se trata del segundo magistrado del TC que adopta esa decisión tras Antonio Narváez, quien se apartó ante los incidentes de recusación presentados por los mismos implicados en el procés.

Las renuncias tienen especial relevancia porque Conde-Pumpido, un magistrado de dilatada experiencia en derecho penal, coordinaba al equipo de letrados que ha revisado los recursos del procés, una tarea en la que estuvo acompañado precisamente por Narváez, también especialista en asuntos penales.

La recusación fue promovida por el expresident Carles Puigdemont, el exvicepresident Oriol Junqueras, los exconsellers Raül Romeva, Josep Rull y Jordi Turull y el dirigente de la ANC Jordi Sànchez, además de Antoni Comín, Clara Ponsatí y Lluis Puig, fugados como su jefe.

Los incidentes se basan en una conferencia pronunciada en el Congreso de los Diputados el 23 de noviembre de 2017 por Conde-Pumpido de la que informó Libertad Digital el pasado 3 de marzo, en la que mostró su preocupación por que se invocase “la democracia directa para derrocar la Constitución”.

Además, señaló que “disponen por ello de la preeminencia, de los medios y de los instrumentos que les proporciona el propio marco constitucional para garantizar el autogobierno de su comunidad, incluida la disposición de cantidades relevantes de dinero público o incluso la disposición de armas proporcionadas a sus fuerzas de seguridad (...) Unos instrumentos que pueden, en determinados casos, desviarse de su finalidad esencial”.

Según los líderes independentistas, el magistrado se alineó “plenamente con todas y cada una de las tesis del ministerio fiscal en su querella de 30 de octubre de 2017”.

08 abr 2021 / 00:00
  • Ver comentarios
Noticia marcada para leer más tarde en Tu Correo Gallego
TEMAS
Tema marcado como favorito
Selecciona los que más te interesen y verás todas las noticias relacionadas con ellos en Mi Correo Gallego.