Santiago
+15° C
Actualizado
miércoles, 28 septiembre 2022
02:47
h

David Couso: “No se quiere reabrir el caso de mi hermano porque la geopolítica tiene más peso que la defensa de los derechos humanos”

El hermano del cámara José Couso, asesinado cuando cubría la guerra de Irak, asegura que tras 18 años creen que deben seguir luchando porque se resuelva el caso y se cumpla el derecho internacional

El Gobierno de Pedro Sánchez prometía en la anterior legislatura anular la reforma de la justicia universal hecha por el Partido Popular que imposibilitó a la Audiencia Nacional continuar investigando causas abiertas en virtud de la jurisdicción universal, como es el caso del asesinato del cámara José Couso, en 2003, mientras cubría la guerra de Irak.

Hoy en día aún no ha sido anulada, por lo que la semana pasada el Ejecutivo español, amparándose en la reforma de la justicia universal, se ha opuesto a la demanda por el archivo de la causa presentada ante el Tribunal Europeo de Derechos Humanos (TEDH) por la familia del cámara gallego José Couso, asesinado en 2003 cuando tropas estadounidenses abrieron fuego contra el Hotel Palestina, donde se alojaban los periodistas.

Por su parte, la Abogacía del Estado expone en un escrito presentado ante la Corte de Estrasburgo “que no ha existido violación alguna del Convenio Europeo de Derechos Humanos por parte del Reino de España.” A través de la abogacía del Estado, el Ejecutivo pide que se desestime el recurso, alegando que “durante el tiempo en que España tuvo jurisdicción la ejerció, investigando efectivamente el crimen hasta que no pudo continuar, por ausencia de los presuntos responsables del territorio español”. “En el momento de presentarse la demanda España carece de jurisdicción, por tratarse de hechos cometidos fuera de su territorio, en el que no ejercía un control efectivo, y por agentes de un tercer Estado ajenos al Reino de España.”

Por la otra parte, hablamos con David Couso, hermano del cámara asesinado en Bagdad:

¿Por qué el Gobierno no quiere reabrir el caso?

Nosotros en estos 17 años la sensación que tenemos con los diferentes gobiernos y luego puntualizando con el Gobierno de coalición actual es que es un muerto incómodo para ellos. No entendemos el motivo cuando es un ciudadano español, es un periodista y hay numerosos protocolos internacionales del derecho internacional humanitario y las Convenciones de Ginebra que protegen a civiles en conflictos armados, por lo que es un claro ataque contra la prensa, un ataque calificado como crimen de guerra, por lo que no prescriben según la legislación internacional.

El disparo queda claro que lo lleva a cabo una unidad militar norteamericana. Se supone que es un país amigo y aliado dentro de espectro OTAN y vemos como después de todo nuestros políticos se pliegan y actúan como lacayos de una potencia colonial en ese símil colonialista como es Estados Unidos. Hemos visto como desde el primer momento por el 2003 no se condenaba el ataque desde el Partido Popular y aceptaron por buenas las declaraciones de sus homólogos norteamericanos. El partido socialista en la oposición sí que estuvo con nosotros, decía que cuando llegara el Gobierno exigiría justicia, pero luego comprobamos en los cables de Wikileaks como en cables diplomáticos torpedeaban y colaboraban para cerrar la causa reuniéndose en la embajada de EE. UU. en Madrid. También hemos visto como se ha modificado en dos ocasiones la Ley Orgánica del Poder Judicial en 2009 y en el 2014.

Aunque parezca sorprendente en pleno siglo XXI entendemos que no se quiere reabrir el caso de mi hermano porque la geopolítica tiene más peso que la defensa de los derechos humanos, y es triste ver que no hay políticos que defiendan lo ocurrido y sigan comportándose igual. No nos sorprende, pero vemos que hay una actitud cobarde y de traición a un ciudadano español. Entendemos que el imperio americano tiene mucho peso para determinados políticos en este país y a las pruebas me remito, cómo se han intentado modificar leyes, cerrar el caso desde el minuto uno y bueno, es una muerte incómoda que no les interesa.

¿Qué pasó aquel 8 de Abril? ¿Por qué se dio el ataque al hotel?

Vemos que fue un ataque premeditado porque así lo demuestran los autos del juez Pedraz que hizo una reconstrucción de los hechos en el año 2011 desplazándose a Bagdad, tomó fotos que nos sirvieron para dárselas a dos peritos de la Universidad Complutense de Física y de Óptica que las analizaron, quedando demostrado perfectamente que sabían a lo que disparaban. De hecho, el carro de combate M1-Abrams está dotado de varios tipos de tiro: visor óptico con alcance de 3000 m, térmico de 2000 m y un sistema que distingue en el campo de batalla entre “amigos” y enemigos. O sea que sabían perfectamente que el Hotel Palestina, como así queda demostrado cuando entran los marines después del ataque, albergaba periodistas.

Lo que buscaban con el ataque era recuperar el relato. En el diseño de la campaña de la invasión sobre Irak recuperan la figura del periodista empotrado, que son periodistas que van dentro de las unidades militares pero no a la vanguardia sino en una tercera o cuarta línea. Siempre tienen de cerca un censor militar que controla lo que graban, lo que emiten, además antes de entrar en estas unidades empotradas tenían que firmar un contrato donde había una serie de normas que si no cumplían serían expulsados, y yo creo que eso no cumple los cánones de la profesión del periodismo. Como les salió mal este diseño, porque cerca de 250 o 300 periodistas entran a cubrir la invasión a Irak a través de la frontera con Jordania, pues se habían perdido ese el control del relato que sí que habían puesto práctica en la Segunda Guerra del Golfo en el año 91, donde sólo dieron acceso a un grupo de periodistas, casualmente de la CNN, o medios afines donde no veíamos como bombardeaban hospitales ni zonas civiles ni esos daños colaterales que trataban de vender. La mañana del 8 de abril bombardean a Al-Jazeera, disparan a la ubicación que casualmente había enviado sus coordenadas vía GPS al Pentágono con meses de antelación. En Afganistán, en Kabul, ingenieros militares norteamericanos habían bombardeado su sede y para que no hubiera otro “error” pues habían enviado sus coordenadas, pero como tenían una cámara que grababa en directo a la azotea acaban con la señal, casualmente asesinaron a un productor jordano Tarek Ayub y ametrallan la sede de Abu Dhabi Televisión, que tenía otra cámara por control remoto en la azotea y la tercera señal que emitía en directo era el de la agencia Reuters, que se encontraban en la planta quince del Hotel Palestina. De esta forma llevan a cabo una operación coordinada de apagado de la señal en directo de televisión, y no nos la devuelven hasta un día después el día 9 de abril en horario de máxima audiencia con la colocación de la bandera de las barras y estrellas sobre la estatua de Saddam Hussein viendo cómo es derribada. Nos devuelve una figura icónica del control del relato, querían controlar el relato para seguir contando que ellos eran los que estaban llevando la democracia a Oriente Próximo. Por eso se ataca, con la mala suerte que la pedrea le toca a mi hermano, pero el diseño de reconducir el control de la información les salió perfectamente porque, además después de eso nos enteramos con el paso del tiempo como un general mete a la Fox, que tenía un equipo empotrado, inmediatamente en la zona de guerra de Irak para vender sus imágenes, habiendo una clara colaboración entre medios norteamericanos afines al gobierno de Bush para vender que lo estaban haciendo muy bien.

¿Van a seguir luchando para que se resuelva el caso?

Claro, es que nosotros nunca hemos hecho una lucha partidista por José, o sea, no nos mueve solo el mero hecho de que dispararon y asesinaron a José, nunca hemos emprendido una lucha egocéntrica, sino que engloba algo más. Tenemos un pasado en defensa de los derechos civiles y por respeto a los derechos humanos, era una invasión ilegal a un estado soberano como era Irak basada en mentiras. Queremos sobre todo defender la profesión periodista, que no salga tan barato atacar un hotel lleno de periodistas, la defensa del derecho a la vida y sobre todo el respeto al derecho internacional, la legislación interna y que se persigan los crímenes de guerra porque no prescriben. Creo que hay que tener confianza y hay que defender la justicia porque no sólo se la han quitado a José, sino al conjunto de la ciudadanía de este país y a cualquier persona española que en el extranjero lo maten, lo violen, lo rapten, porque ahora la justicia de este país no es competente para investigarlo, le han puesto una serie de delimitaciones para que no se pueda investigar. La justicia universal fue un garante y creo que un orgullo que en este país se pudieran perseguir crímenes independientemente de la nacionalidad de las víctimas y bueno, es complicado que regrese, pero esperemos que pueda volver a instaurarse. Nosotros llevamos camino de 18 años luchando, pero creo que tenemos que seguir ahí no solo la familia de José, sino cualquier persona que crea en los derechos civiles y en la defensa del derecho internacional.

30 ene 2021 / 11:44
  • Ver comentarios
Noticia marcada para leer más tarde en Tu Correo Gallego
Selecciona los que más te interesen y verás todas las noticias relacionadas con ellos en Mi Correo Gallego.