El Correo Gallego

Noticia 1 de 1 Panorama | info@elcorreogallego.es  |   RSS - Panorama RSS

Miquel Iceta avisa que el PSC "perderá el respeto" al Govern si ERC y PDeCAT tumban las cuentas

Miquel Iceta atiende a los medios de comunicación tras la reunión de la comisión ejecutiva del partido - FOTO: Efe
Miquel Iceta atiende a los medios de comunicación tras la reunión de la comisión ejecutiva del partido - FOTO: Efe

EFE MADRID  | 08.01.2019 
A- A+

El líder del PSC, Miquel Iceta, dijo ayer que "perderá el respeto" al Govern si ERC y PDeCAT tumban los presupuestos generales y se unen a la "alianza del 155 perpetuo" de PP, C's y Vox, a quienes avisó de que ese artículo sirve para hacer cumplir la legalidad y no para "derrotar al independentismo".

En rueda de prensa en el Parlament, Iceta consideró "absurdo" que el Govern "niegue la aprobación de unos presupuestos que benefician a Cataluña", ya que "es inverosímil y un error político de gran calado", por lo que confió en que rectifiquen "por el bien de Cataluña".

Si el gobierno de Quim Torra, "de forma absolutamente voluntaria niega más recursos a los catalanes, realmente le perderemos el respeto que ha de merecer todo gobierno. Un Govern que bloquea presupuestos no es un buen gobierno". "¿En qué beneficia a Cataluña que no se aprueben los presupuestos del Estado? ¿Cuál es el beneficio, quién gana con ese voto negativo? -se preguntó-. Si esa fuera la decisión, perderíamos mucho el respeto a un Govern que se llena la boca de decir que trabaja para los catalanes, pero en la práctica toma decisiones que nos perjudican a todos".

Preguntado sobre el aviso del vicepresidente catalán y conseller de Economía, Pere Aragonès, de que el independentismo no dará un "cheque en blanco" al presidente del Gobierno para aprobar los presupuestos, Iceta opinó que es "un poco raro que un conseller de Economía hable de unos presupuestos como cheques en blanco, cuando son números y compromisos cuantificados".

A su juicio, unos presupuestos "nunca son a cambio de nada, siempre tienen compromisos de gasto e ingreso", por lo que se trata de una "expresión desafortunada".