El Correo Gallego

Panorama | info@elcorreogallego.es  |   RSS - Panorama RSS

PP y C's insisten en presidir pero todos sitúan a Vox en el debate

Ciudadanos se suma a los populares y no se cierra a pactos con Abascal // Susana Díaz exige a Rivera que aclare si puede justificar ese respaldo // El PSOE abre el debate del apoyo a Marín

Juanma Moreno y Elías Bendodo, ayer en Málaga, foto izquierda, y Juan Marín con Inés Arrimadas en Madrid - FOTO: Daniel Pérez y Emilio Naranjo
Juanma Moreno y Elías Bendodo, ayer en Málaga, foto izquierda, y Juan Marín con Inés Arrimadas en Madrid - FOTO: Daniel Pérez y Emilio Naranjo

JAVIER FERNÁNDEZ/AGENCIAS SANTIAGO-MADRID-SEVILLA   | 06.12.2018 
A- A+

Tercer día de análisis tras el 2D y el, se supone, paréntesis del largo puente mediatizado por los actos del Día de la Constitución en la que los resultados de las elecciones andaluzas, la debacle del PSOE y la irrupción de Vox tendrán capítulos destacados.

En esta tercera jornada se van fijando posiciones y se abren vías, algunas dificilmente explorables, para salir de un atolladero en cuyo vértice se encuentra la formación ultraderechista liderada por Santiago Abascal. Vox se convirtió en el centro del debate y da la impresión de que sus doce diputados tienen más influencia que los de los otros partidos.

El PP y Ciudadanos acordaron iniciar la próxima semana las negociaciones para lograr el cambio de gobierno en Andalucía tras las elecciones autonómicas, pero ambos pusieron como condición irrenunciable ostentar la Presidencia de la Junta, y se mostraron dispuestos a pactar con Vox.

El presidente del PP-A, Juanma Moreno, advirtió a Ciudadanos de que "no es discutible" cuál de los dos candidatos debe presidir la Junta porque los andaluces "decidieron que el sillón de la Presidencia lo debía ostentar quien más respaldo y confianza ha tenido, que ha sido el PP".

Sin embargo, el líder de Ciudadanos, Albert Rivera, que compareció en rueda de prensa en Madrid después de reunirse el Comité Ejecutivo Nacional, se cerró en banda a que Juan Marín no sea el presidente de la Junta porque la formación naranja, al contrario que el PP y el PSOE, creció en las elecciones y, además, se ha producido prácticamente un empate técnico con los populares.

"El próximo gobierno andaluz tiene que estar encabezado por un partido limpio, que no tenga que estar pendiente de Bárcenas ni de la Gürtel, ni de asuntos que puedan acabar salpicando en un momento dado a la presidencia de la Junta", argumentó Rivera.

Respecto a Vox, el PP ratificó su disposición a negociar para que se sume a un acuerdo de gobernabilidad, mientras que Ciudadanos no se cierra a pactar con la formación de Santiago Abascal porque "sería una irresponsabilidad ponerse a descartar todos los escenarios" posibles de pacto.

Por su parte, la presidenta andaluza en funciones, Susana Díaz, insitió en que la próxima semana abrirá una ronda de contactos con el resto de los partidos, excepto Vox, para intentar formar gobierno porque el PSOE ganó las elecciones, pero aseguró que si no lo logra ocupará su escaño en el Parlamento al frente de la oposición. "Yo he ganado y voy a intentar formar gobierno, pero si no es así, voy a representar dignamente a ese más de un millón de andaluces que han ganado las elecciones aunque algunos no quieran verlo", señaló.

Sobre la posibilidad de que el PSOE se abstenga para evitar que Vox sea la clave en el futuro gobierno, replicó que sería "más normal" que se lo planteen "los que van detrás" y apostilló: "Me parece a mí que el que gana tiene más legitimidad que el que queda el segundo o tercero".

Adelante Andalucía, la coalición de Podemos e IU, anunció también que no participará en negociaciones para apoyar o facilitar la investidura de Ciudadanos porque considera que es un partido de "derechas" y por "coherencia" con el planteamiento que hicieron de no ayudar a la derecha a gobernar.

La candidata de la confluencia y coordinadora andaluza de Podemos, Teresa Rodríguez, que no se plantea dimitir tras bajar de los 20 diputados que obtuvieron ambas formaciones en 2015 a 17, recordó que un eventual apoyo de Adelante al PSOE no es "concluyente" para una investidura y ha considerado que "todo el pescado está vendido", en referencia a la posibilidad de un acuerdo entre PP, Ciudadanos y Vox.

El secretario general de Podemos, Pablo Iglesias, criticó que Ciudadanos "está negociando con el PP la presidencia y la vicepresidencia", y llamó la atención sobre el hecho de que haya decidido "unir su futuro" a una fuerza de ultraderecha como Vox.

LA VÍA BORGEN. El presidente del Comité Federal del PSOE y uno de los principales apoyos de Pedro Sánchez en el PSOE andaluz, Francisco Toscano, abogó por evitar un posible Gobierno de PP y Vox en la Junta de Andalucía mediante un entendimiento del PSOE-A y Ciudadanos (Cs) donde, "si eso al final pasa por que se discuta la figura de la presidencia" de ese ejecutivo -si ésta recae en el partido naranja o sigue en manos socialistas-, eso sea "algo secundario". Toscano subrayó que los socialistas y Cs han estado "casi cuatro años gobernando juntos" en Andalucía, y al respecto, se preguntó que, "si hemos sido capaces de entendernos más de tres años sobre cuatro, por qué no va a ser posible que nos volvamos a entender".

Una posición que descartan en el PSOE andaluz, como manifestó la diputada y secretaria general del PSOE de Sevilla, Verónica Pérez, que considera "bastante ilógico" plantear la posibilidad de dar la Presidencia de la Junta a Ciudadanos (Cs), "tercera fuerza política" tras las elecciones del 2D.

La dirigente socialista no comparte que se pueda poner al frente de la presidencia de la Junta a quien ha quedado tercero en las elecciones, en referencia a Cs. En su opinión, es a Susana Díaz a quien le corresponde formar gobierno como lista más votada. "Vamos a intentarlo y a hacer todo lo posible por respeto al más de un millón de andaluces que nos han votado", apostilló antes de reconocer que los resultados obtenidos no son "los que nos hubieran gustado".

QUE GOBIERNE LA LISTA MÁS VOTADA

Feijóo urgió a cambiar la ley electoral para que gobierne la lista más votada, pese a la posibilidad de que el PP encabece el Gobierno andaluz sin haber sido la candidatura que más apoyos obtuvo el pasado domingo en las urnas. Feijóo recordó que por "tercera vez" su partido ha pedido una "modificación" de esta norma, por lo que "si el PSOE aceptase modificar de forma inmediata" esta ley para que esté en vigor en las próximas elecciones, municipales y autonómicas, "el PP no debería encabezar el Gobierno en Andalucía" por no ser la lista más votada. "Pero lo que no podemos es jugar en el tablero socialista, unos cumpliendo y otros impidiendo cumplir las reglas que ellos mismos ponen", dijo el presidente.