El Correo Gallego

Noticia 1 de 1 Panorama | info@elcorreogallego.es  |   RSS - Panorama RSS

Putin pospone el plebiscito para frenar los contagios rápidos

Admitió que la fecha de la votación dependerá de la evolución de la situación epidemiológica

FOTO: E.P.
FOTO: E.P.

EFE   | 26.03.2020 
A- A+

El presidente ruso, Vladímir Putin, aplazó ayer el plebiscito constitucional, del que depende que siga en el Kremlin después de 2024, y llamó a la población a quedarse en casa para frenar la amenaza de una “rápida” propagación del coronavirus.​

“Ahora es extremadamente importante abortar la amenaza de una rápida propagación de la enfermedad”, dijo Putin en un mensaje televisado a la nación.

Con gesto adusto, Putin admitió que, aunque Rusia ya cerró a finales de enero la frontera con China, es “objetivamente imposible contener totalmente” la entrada del coronavirus en territorio ruso.

“Debemos entender que Rusia, debido a su situación geográfica, no puede aislarse de la amenaza. Junto a nuestras fronteras hay países que se han visto gravemente afectados por la epidemia”, explicó.

Putin decidió dirigirse a los rusos por vez primera desde el estallido de la crisis después de que el grupo de trabajo encargado de combatir la pandemia admitiera el martes de que la situación en Moscú, donde ayer aumentaron en 120 los casos (hasta 410), es mucho más “seria” de lo que se preveía en un primer momento.

Las autoridades también reconocieron que las cifras de positivos en Rusia, 658 a día de hoy, no reflejan la situación real en muchas regiones del país, donde la escasez de exámenes se ha convertido en un problema acuciante.

Poco después de la intervención presidencial se confirmaron los dos primeros muertos por COVID-19, un anciano de 88 años y otro de 73 que fallecieron en Moscú.

La semana pasada ya falleció una paciente que había dado positivo de coronavirus, pero las autoridades no la incluyeron en las estadísticas, alegando que había muerto por un trombo.

Por si había alguna duda de la gravedad de la situación, al visitar este martes un hospital en Moscú, el médico jefe dijo al presidente que el país debía curarse en salud y estar preparado para el “escenario italiano”.

Por todo ello, Putin anunció ayer el aplazamiento de la consulta constitucional prevista para el 22 de abril, a la que estaban llamados a las urnas decenas de millones de rusos y en cuya campaña se encontraba inmerso desde hace dos meses.

“La absoluta prioridad es la salud, la vida y la seguridad de la gente. Por eso, considero que la votación debe ser trasladada a una fecha más tardía”, explicó.

En una confirmación de la incertidumbre reinante, Putin admitió que la fecha de la votación dependerá de la evolución de la situación epidemiológica y que sólo se tomará tras consultas con especialistas.