El Correo Gallego

Noticia 1 de 1 Panorama | info@elcorreogallego.es  |   RSS - Panorama RSS

Rivera asegura que tras el debate al líder de Podemos le quedó la cara de Hernández Mancha

Advierte al “muy viejo” PSOE de que nunca apoyará un pacto con nacionalistas catalanes

R.R.  | 15.06.2017 
A- A+

El líder de Ciudadanos, Albert Rivera, que mantuvo un intenso y duro enfrentamiento con Pablo Iglesias durante el debate de la moción, dejó claro al PSOE que en ningún caso respaldará un Gobierno apoyado en partidos independentistas catalanes después de que el portavoz socialista, José Ábalos, dejara abierta la puerta a un entendimiento futuro con Podemos para construir una mayoría alternativa.
“Ahí Ciudadanos nunca va a estar”, subrayó Rivera en los pasillos del Congreso después de escuchar la intervención de Ábalos en el debate de la moción de censura contra Mariano Rajoy.
En todo caso, “no es un nuevo PSOE es un PSOE muy viejo” porque levantar el puño en alto y cantar la internacional, señaló Rivera, no tiene nada de nuevo.
Ahora, eso sí, quieren ver cuál será su relación con Podemos y dijo que sería bueno que los españoles supieran antes de las próximas elecciones los planes del PSOE sobre posibles mayorías parlamentarias.
Sobre su “cara a cara” con Pablo Iglesias, el líder de Ciudadanos opinó que fue con él con el único con el que se puso nervioso. “Con la forma que Iglesias tuvo de debatir con Ciudadanos, los españoles van viendo la cara de Pablo Iglesias, que hoy tiene más cara de Hernández Mancha que de Felipe González”.
Durante el debate, con un tono condescendiente, Pablo Iglesias cargó contra el líder de la formación naranja desde el principio, subrayando que “no sirven para nada en política” o que hay que ser “bastante facha” para afiliarse al PP en 2002, como hizo Rivera, si bien a renglón seguido señaló que no creía que fuera “facha” sino “más bien cínico”.
Iglesias trajo a colación que también se negó a condenar el franquismo o que en una entrevista afirmó que las dictaduras daban “cierta paz y tranquilidad”.
Pero Iglesias atacó mucho a Rivera por el flanco de la erudición al afirmar que sus citas “pedantes” son de libros que no leyó y que para meterse en política hay que tener “formación intelectual”.
Unos ataques que Rivera trató de esquivar riéndose del trabajo parlamentario de Podemos al recordar que plantean iniciativas sin razón de ser.