El Correo Gallego

Noticia 1 de 1 Panorama | info@elcorreogallego.es  |   RSS - Panorama RSS

Sánchez ofrece a Iglesias la fórmula de un "Gobierno de cooperación"

En el PSOE reiteran que su líder no quiere a nadie de la formación morada en el Ejecutivo // El secretario general de Podemos salió satisfecho del encuentro

Pedro Sánchez y Pablo Iglesias posan antes de su reunión - FOTO: Zipi/Efe
Pedro Sánchez y Pablo Iglesias posan antes de su reunión - FOTO: Zipi/Efe

ÁNGEL ORGAZ/AGENCIAS SANTIAGO/MADRID  | 12.06.2019 
A- A+

Gobierno de cooperación. Eso es lo que le ofreció ayer el presidente del Ejecutivo en funciones y candidato a la investidura, Pedro Sánchez, al secretario general de Podemos, quien venía reclamando un Gobierno de coalición a cambio de su apoyo.

¿Y qué quiere significar el adjetivo cooperación? En este caso concreto seguramente será un eufemismo, ya que la vicesecretaria general del PSOE, Adriana Lastra, quiso dejar claro que el término no equivale a la coalición, que era lo que venía reclamando Pablo Iglesias, pero en todo caso puede integrar a independientes que sean "referentes" en sus ámbitos profesionales.

También varias fuentes socialistas consultadas tras la reunión entre ambos políticos, manifestaron que el secretario general se sigue resistiendo a dar entrada en el Gabinete a miembros de Unidas Podemos y por el momento la opción que ve más viable es que profesionales independientes del entorno de esa formación formen parte del Ejecutivo.

Por su parte, la portavoz del Gobierno en funciones, Isabel Celaá, afirmó que corresponde al presidente decidir cómo es su Gobierno y "definir con precisión ese término".

"Es su facultad y él sabe lo que quiere decir exactamente con cooperación cuando se refiere a Podemos o a cualquier otra fuerza política. Corresponde al presidente determinar cómo es su gobierno, que debe tener su confianza, y seguro que será capaz de definir con precisión ese termino", añadió la ministra en funciones, quien zajó la cuestión: "No entraré en más filosofía del lenguaje".

Durante la reunión en el Congreso de los Diputados, Pedro Sánchez mostró al líder de la formación morada la voluntad de iniciar conversaciones para conformar ese "gobierno de cooperación", un punto de partida con el que se mostró satisfecho Pablo Iglesias, que insiste en que su partido entre.

Proporcionalidad. El secretario general de Podemos resumió así a los periodistas el encuentro que mantuvieron durante poco más de una hora para intentar recabar el apoyo a la investidura, para lo que Podemos pide formar parte de un Gabinete con representación proporcional a sus 42 diputados.

"Nos han propuesto empezar a trabajar por un gobierno. Gobierno conjunto, de cooperación, de coalición... Es lo de menos. Lo importante son los contenidos, construir un gobierno plural para afrontar los grandes retos de este país", manifestó Iglesias.

Porque, al margen del nombre propuesto por el PSOE, para él lo más importante es que el Ejecutivo sea "plural" y que ambas fuerzas estén representadas de forma proporcional. "Para nosotros un Gobierno conjunto es un Gobierno conjunto, se le ponga el nombre que se le ponga", insistió el líder de Podemos, que remarcó que "una mayoría social progresista quiere vernos colaborando y gobernando juntos".

Socios habituales. El líder de Ciudadanos, Albert Rivera, emplazó a Sánchez a formar gobierno, "tiene la obligación constitucional de hacerlo", y dijo que lo lógico es que lo haga con sus "socios habituales, los populistas y nacionalistas", con los que, según él, pactó hasta ahora.

Después de reunirse durante menos de tres cuartos de hora, reiteró que le trasladó al presidente en funciones lo que "ya sabe toda España" y él le comunicó cuando ambos se reunieron tras las elecciones generales: que votarán en contra de su investidura.

"Básicamente, hemos repetido la reunión de la Moncloa", resumió el líder de la formación naranja en una rueda de prensa, donde no aclaró si le pidió la abstención de Ciudadanos de cara a la votación de su investidura.

Se limitó a decir que la postura de su formación era "muy clara" y que el encuentro que mantuvieron se enmarca dentro "de la cordialidad y normalidad institucional", informa Efe.

En todo caso, Rivera insistió en que los votantes situaron a Ciudadanos en la oposición y ahí es donde va a estar, ejerciendo una oposición "firme" frente a la subida de impuestos, "los sablazos fiscales" o los privilegios que quieran dar a los nacionalistas.

Dispuesto a apoyar grandes pactos. El último en reunirse con el presidente fue el líder del PP, Pablo Casado, que le trasladó que su partido no va a apoyar ni se va a abstener en segunda votación para facilitar su investidura. Ahora bien, como hizo el presidente de Ciudadanos, Albert Rivera, ofreció el apoyo de su partido para alcanzar grandes pactos de Estado. Así lo informó el propio Casado en una rueda de prensa en el Congreso de los Diputados para dar cuenta de la reunión de poco más de una hora que mantuvieron, informa Europa Press.

En el encuentro, el líder popular también planteó al candidato a la investidura que está dispuesto a explorar la aplicación de otras medidas más allá del artículo 155 para garantizar que en Cataluña se cumplan unas "normas mínimas" dentro de un Estado constitucional como es España.

Posteriormente y como colofón a la larga jornada, Adriana Lastra señalaba en un nuevo encuentro con la prensa que Sánchez pidió a Casado y a Rivera que se abstengan en su investidura, ya que no hay otra alternativa de Gobierno.

La portavoz socialista lamentó que ambos se hayan "instalado en la estrategia de impedir que se forme el gobierno que los ciudadanos han querido".

Según contó, en su reuniones con ambos el jefe del Ejecutivo en funciones les pidió que no obstaculicen la formación de Gobierno y se abstengan y diovarias razones, entre ellas que no hay una alternativa al Gobierno socialista, que son muchos los retos que tiene que afrontar el país cuanto antes o que "los españoles han votado entendimiento y no bloqueo". Señaló que, si PP y Ciudadanos "no tienen capacidad de sumar", lo que tampoco deberían hacer es bloquear e insistió en apelar a la "responsabilidad" de estos partidos.

NUEVAS REUNIONES

Los socialistas citan hoy a PNV, UPN, Compromís y PRC

El PSOE continuará hoy y mañana con el resto de grupos parlamentarios, excepto Bildu y Vox, la ronda de contactos para la investidura de Pedro Sánchez.

José Luis Ábalos se reunirá hoy, por este orden, con los portavoces del PNV, Aitor Esteban; Compromís, Joan Baldoví; Coalición Canaria, Ana Oramas, y el Partido Regionalista de Cantabria, José María Mazón.

Mañana Adriana Lastra lo hará con los partidos catalanes, ERC y Junts per Cat, según fuentes socialistas, que aseguraron que no habrá ningún contacto ni con Bildu ni con Vox.

Aunque el portavoz del PNV no confirmó la reunión con el PSOE, sí informó de que Ábalos le llamó y le dejó recado para un encuentro entre ambos para hoy a las 11:00. No aclaró qué es lo reclamará al jefe del Ejecutivo en funciones.