El Correo Gallego

Panorama | info@elcorreogallego.es  |   RSS - Panorama RSS

El Supremo de EEUU rechaza la liberación de un hombre yemení detenido desde hace 17 años en Guantánamo

WASHINGTON. E.P.  | 11.06.2019 
A- A+

El Tribunal Supremo de Estados Unidos ha rechazado este lunes la liberación de un hombre yemení después de pasar 17 años encarcelado como combatiente enemigo en la base naval estadounidense de Guantánamo, en Cuba.

Los nueve jueces han decidido no escuchar la apelación de Moath Hamza Ahmed al Alwi, quien fue detenido en 2001 en Pakistán y trasladado a Guantánamo en 2002 sin enfrentarse a cargos penales.

El Gobierno estadounidense señaló que Al Alwi estaba involucrado en la lucha contra Estados Unidos y las fuerzas aliadas en Afganistán y que estaba estrechamente vinculado con Al Qaeda.

Tras los atentados del 11 de septiembre de 2001, Estados Unidos lanzó una campaña militar en Afganistán contra Al Qaeda y el gobierno liderado por los talibán.

El juez Stephen Breyer emitió un comunicado diciendo que el Tribunal debería decidir en algún momento "si el Congreso ha autorizado y la Constitución permite la detención continua".

Al Alwi "se enfrenta a la posibilidad real de pasar el resto de su vida detenido basándose en su condición de combatiente enemigo", según ha aseverado Breyer.

Uno de los detenidos más antiguos de Guantánamo, Al Alwi, ha argumentado que debería ser liberado en parte porque el conflicto de Estados Unidos en Afganistán "ha terminado de manera efectiva".

"Todo lo que Moath ha hecho durante los 17 años que ha mantenido sin cargos en Guantánamo, ha sido con el único objetivo de reafirmar su dignidad frente a la injusticia", ha indicado su abogado, Ramzi Kassem. "La declaración del juez Breyer ayuda a sacar a la luz la injusticia y, con suerte, podría llevar a Moath un paso más cerca de su liberación", ha aseverado.

Estados Unidos se basa en la autorización del uso de la fuerza militar de 2001 aprobada por el Congreso tras los ataques del 11 de septiembre para detener a Al Alwi y otros de Guantánamo.

En 2014, el entonces presidente Barack Obama anunció el fin de las operaciones de combate en Afganistán, pero el Departamento de Justicia señaló en documentos judiciales que "las hostilidades continúan". Las conversaciones de paz entre Estados Unidos y los talibán continúan.