Santiago
+15° C
Actualizado
lunes, 27 junio 2022
03:49
h

El Gobierno ve el inicio de una etapa histórica con la cita Sánchez-Mohamed VI

Con la crisis del año pasado por la acogida en España del líder del Frente Polisario hubo una avalancha de migrantes en Ceuta

El Gobierno considera que la reunión que mantendrán este jueves en Rabat el jefe del Ejecutivo, Pedro Sánchez, y el rey Mohamed VI marcará no sólo la normalización de la relación bilateral, sino el inicio de una etapa histórica entre los dos países con hechos concretos que lo irán evidenciando según pase el tiempo.

Si esa cita ya tiene un carácter simbólico de cierre definitivo de la crisis diplomática abierta entre España y Marruecos, el simbolismo se refuerza con la invitación del monarca alauí al jefe del Ejecutivo de compartir el iftar, la cena con la que se rompe el ayuno del ramadán.

Habrá un encuentro previo entre ambos, en el que abordarán diversos asuntos de la agenda de colaboración mutua para superar el paréntesis iniciado hace un año con el rechazo por parte de Marruecos al ingreso hospitalario en territorio español del líder del Frente Polisario, Brahim Gali, según informa Efe.

Una decisión tras la que hubo una avalancha de migrantes irregulares en Ceuta procedentes de Marruecos sin que lo impidieran las fuerzas de seguridad del país.

El paso definitivo para dejar atrás las diferencias fue la carta enviada por Sánchez a Mohamed VI en la que consideraba la propuesta de autonomía presentada en 2007 por Marruecos ante el conflicto del Sáhara Occidental como la base “más seria, creíble y realista” para resolverlo.

De forma reiterada ha negado el Gobierno que eso suponga un cambio de posición sobre el Sáhara porque sigue defendiendo un acuerdo entre las partes en el seno de Naciones Unidas, pero tanto su socio, Unidas Podemos, como sus aliados parlamentarios y los partidos de la oposición han criticado ese giro, ya sea por el fondo o por las formas.

Los reproches del PP por no haber consensuado un asunto de Estado como la relación con Marruecos se lo trasladará en persona a Sánchez el nuevo líder de este partido, Alberto Núñez Feijóo, en la reunión que mantendrán en el Palacio de la Moncloa horas antes del viaje a Rabat del presidente.

Frente a las críticas, fuentes del Gobierno hacen hincapié en que el paso dado abre la puerta a una nueva relación que se irá plasmando en hechos concretos.

El propio titular del Ejecutivo ha ido desgranando en las últimas semanas lo que espera, como una garantía de la integridad territorial, tal y como subrayó en sus recientes visitas a Ceuta y Melilla.

También ha confiado en que muy pronto se puedan abrir las fronteras con estas ciudades autónomas, que se cerraron hace dos años a consecuencia de la pandemia.

Estaba previsto que el pasado 1 de abril el ministro de Asuntos Exteriores, José Manuel Albares, viajara a Rabat para reunirse con su homólogo, Naser Burita, y concretar la visita posterior de Sánchez, aunque tras una conversación telefónica la víspera entre el presidente y Mohamed VI se consideró innecesario ese viaje previo preparatorio.

Albares, que acompañará a Sánchez este jueves, ya avanzó que en ese viaje pretendía que se acordara la normalización completa de las fronteras entre ambos países.

Exige el Congreso una rectificación respecto al Sáhara
Todos los portavoces, salvo el del PSOE, instan al presidente a cambiar de postura en Rabat

Madrid. Los portavoces del Congreso, salvo el del PSOE, pidieron al presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, que en su visita a Rabat rectifique su posición de alinearse con Marruecos como solución para el conflicto del Sáhara.

Durante el debate de la proposición no de ley relativa a la posición del Gobierno español en relación con el conflicto del Sáhara Occidental, presentada por Unidas Podemos, ERC y EH Bildu, y que se votará este jueves, todos los intervinientes, salvo el socialista, afearon a Sánchez el envío de la carta al rey marroquí y el giro dado en este asunto.

La iniciativa indica que el Congreso de los Diputados ratifica su apoyo a las resoluciones de la ONU y a la Misión de Naciones Unidas para el Referéndum en el Sáhara Occidental (Minurso), en el convencimiento de que solo el diálogo, la negociación y el acuerdo llevado a cabo de buena fe y de manera constructiva, conforme al derecho internacional, ayudarán a alcanzar una solución política justa, realista, viable, duradera y aceptable por ambas partes al conflicto político en el Sahara Occidental.

Desde Unidas Podemos, Gerardo Pissarello consideró “perturbador” esa misiva de Sánchez y el trato dado “de aliado y gran amigo” a Mohamed VI, “que ha cercenado las libertades de miles de saharuies”, y agregó que un Gobierno progresista no puede usar ese lenguajes, que le hace perder credibilidad como “mediador” para el Sáhara.

Marta Rosique, de ERC, reivindicó el derecho a decidir del pueblo saharaui, “que el Gobierno ha decidido vulnerar, lo que al independentismo catalán no nos sorprende”, y agregó que se han “saltado” 74 resoluciones de Naciones Unidas.

A la iniciativa se presentaron dos enmiendas, una del PNV y otra de Cs, y Pissarello dijo que este jueves dirán si son aceptadas. efe

Reclama el Bloque que la Cámara Baja invite a asistir a Brahim Gali
Néstor Rego considera que supondría todo un gesto de apoyo a la causa de los saharauis

Santiago. El BNG ha solicitado que intervenga también en el Congreso el presidente de la República Árabe Saharaui Democrática, Brahim Gali, como hizo previamente este martes el presidente ucraniano, Volodímir Zelenski, como “un gesto a la causa saharaui” y después de que Pedro Sánchez haya cambiado de posición apoyando los planes de Rabat para la excolonia española.

Néstor Rego, el representante del Bloque Nacionalista Galego en el Congreso, que el martes fue uno de los que no aplaudió la intervención de Zelenski, registró este miércoles en la Cámara Baja una iniciativa para que dicha institución traslade una invitación formal a Gali tras el giro de Sánchez con respecto a la causa saharui que hizo “sin consultar al Congreso, por lo que parece ni siquiera a la totalidad del Gobierno y, con certeza, de espaldas al sentir mayoritario de la sociedad y de los pueblos del Estado español”, según indica.

Esta invitación, según apunta el único diputado del BNG, supondría un gesto de apoyo a la causa saharaui y a su objetivo de impulsar el desbloqueo del referéndum de autodeterminación que permita a este pueblo poder decidir finalmente y de forma libre su propio futuro.

Néstor Rego, que recuerda que el Estado español tiene una responsabilidad histórica con el pueblo saharaui, confía en que el Congreso apoyará esta iniciativa “para escuchar una voz digna en defensa de la libertad, la democracia y los derechos del pueblo saharaui y de todos los pueblos del mundo”. efe

06 abr 2022 / 19:22
  • Ver comentarios
Noticia marcada para leer más tarde en Tu Correo Gallego
Selecciona los que más te interesen y verás todas las noticias relacionadas con ellos en Mi Correo Gallego.