Santiago
+15° C
Actualizado
domingo, 28 febrero 2021
17:08
h

El pacto del ‘brexit’ avanza ya hacia su aplicación el día 1

Luz verde de los embajadores de los Veintisiete a la ejecución provisional del acuerdo comercial

El proceso formal para aplicar de forma provisional el acuerdo para la relación futura entre la Unión Europea y el Reino Unido a partir del 1 de enero avanza sin sobresaltos y recibió ayer el visto bueno de los embajadores en Bruselas de los Veintisiete.

Los jefes de las delegaciones diplomáticas comunitarias, que ya habían discutido el texto el día de Navidad, aprobaron ayer “unánimemente la aplicación provisional del Acuerdo Comercial y de Cooperación entre la UE y el Reino Unido desde el 1 de enero de 2021”, anunció en Twitter el portavoz de la presidencia alemana de turno del Consejo de la UE, Sebastian Fischer.

A continuación, el negociador comunitario, Michel Barnier, y la presidenta de la Comisión Europea, Ursula Von der Leyen, mantuvieron una reunión virtual explicativa con el presidente del Parlamento Europeo, David Sassoli, y con los líderes de los grupos de la Eurocámara.

Las capitales y sus expertos destinados en Bruselas llevan analizando desde el fin de semana las 1.246 páginas del acuerdo (a las que se suman anexos y notas explicativas), que fue alcanzado en Nochebuena y deben dar su visto bueno por procedimiento escrito antes de las 15.00 horas de hoy (14.00 GMT).

Una vez formalizada la adopción por escrito, se podrá proceder a la firma del acuerdo de Comercio y Cooperación entre la Unión Europea y el Reino Unido.

Aunque aún no hay fecha ni formato decidido, explicaron a Efe fuentes europeas, se espera que el acto tenga lugar mañana y que participen la presidenta Ursula von der Leyen, y el presidente del Consejo Europeo, Charles Michel; y al día siguiente debería publicarse en el Diario Oficial de la Unión Europea.

Mientras tanto, para que el acuerdo sea efectivo, tendrá que ser aprobado por la Cámara de los Comunes en una votación de urgencia y telemática convocada para mañana por el primer ministro británico, Boris Johnson.

Éste debería ser un mero trámite para el premier británico, que tiene la mayoría absoluta en la Cámara de los Comunes, y cuenta con el apoyo de su partido Conservador y, además, con el de la oposición laborista, aunque hay cierta incertidumbre respecto a si la facción más euroescéptica de los tories se sumará o si votará en contra.

Si todos esos procedimientos formales siguen su curso sin sobresaltos, el acuerdo se aplicará de forma provisional desde el 1 de enero hasta el 28 de febrero, a la espera de la ratificación formal.

El PE tendrá ahora que analizar el texto, puesto que debe dar su visto bueno al acuerdo. Aunque no tiene posibilidad de hacer enmiendas, mantiene su capacidad de vetar la totalidad del pacto.

En un comunicado, los líderes de los grupos subrayaron que aceptan que el acuerdo se aplique provisionalmente para “mitigar las perturbaciones para ciudadanos y empresas y evitar el caos de un escenario de no acuerdo”, pero insistieron en que “no constituye un precedente” para futuros casos en los que deba dar su consentimiento.

La Eurocámara quiere ratificar el pacto en el pleno de la segunda semana de marzo.

desajustes
inminentes cambios

···El Gobierno del Reino Unido ha advertido a las empresas del país y a los ciudadanos de que se preparen para los “sustanciales” cambios que entrarán en vigor el 1 de enero, cuando el ‘brexit’ sea ya una realidad, y que lo deben hacer en un período de tiempo “muy corto”, lo que puede dar a desajustes.

···El ministro británico Michael Gove, responsable de los preparativos del país de cara al final del período de transición con la UE, pidió ayer a los viajeros que tengan seguro de viaje porque muchos ya no podrán utilizar la tarjeta sanitaria comunitaria, y recordó a las empresas que estén al tanto de los trámites aduaneros a aplicar.

···Advirtió además a las empresas de que habrá “cambios prácticos y de procedimiento”, con “algunos trastornos” hasta que todo el país se “ajuste” a la nueva situación, pero que es “vital” que la gente esté lo más preparada “posible” para el nuevo horizonte.

Gibraltar será frontera salvo para trabajadores si no hay consenso
Si no se regula antes de este jueves, deberá haber un control de mercancías y personas

Madrid. España y Reino Unido deben lograr un acuerdo sobre Gibraltar antes del 31 de diciembre para evitar un “brexit duro” en la Verja que obligaría a establecer el control de mercancías y personas, salvo por los trabajadores transfronterizos que se hayan registrado como tales y que contarán con un documento específico que les permitirá moverse con libertad.

Todos los demás, deberán cumplir con los requisitos de cualquier frontera exterior de la UE, explicó en rueda de prensa la ministra de Exteriores, Arantxa González Laya.

En la sede del ministerio, la titular de Exteriores subrayó que el pacto alcanzado el 24 de diciembre entre el Reino Unido y la UE “no se aplica a Gibraltar” por lo que es necesario un “acuerdo separado que está negociando España con Reino Unido y que no está concluido”.

“Si hay un principio de acuerdo, podríamos modular la movilidad en la frontera con Gibraltar, y si no hay principio de acuerdo es frontera exterior de la UE con un país tercero y la modulación es imposible”, consideró tras subrayar que “no hay plan B, no puede haber plan B”.

Si no hubiera pacto antes del jueves, España deberá controlar la frontera con Gibraltar con “observancia escrupulosa” de todas las normas de la UE sobre fronteras exteriores, por lo que los ciudadanos que quieran atravesar la Verja necesitarán un visado de pasaportes “como con cualquier país tercero”.

Ser “país tercero” significa que los ciudadanos de Gibraltar dejarían de tener acceso a la Seguridad Social española, quedarían fuera del espacio aéreo europeo, necesitarían un reconocimiento específico del carnet de conducir y del seguro de sus vehículos, detalló Laya, quien apuntó que “no estamos inventando nada nuevo, es lo que ocurre con un país tercero”.

Además, será preciso establecer controles policiales, fitosanitarios y de seguridad en las mercancías de los más de 200 camiones que cada día cruzan entre Gibraltar y el Campo, que suponen “más controles, tiempos de espera, colas y costes”.

Por contra, España busca un acuerdo que permita “simplificar al máximo los procedimientos de movilidad, con la posibilidad incluso de levantar la Verja”. efe

29 dic 2020 / 00:00
  • Ver comentarios
Noticia marcada para leer más tarde en Tu Correo Gallego
Tema marcado como favorito