Santiago
+15° C
Actualizado
lunes, 04 julio 2022
08:47
h

El precio de los carburantes supera su récord histórico casi una década después

Llenar un depósito de gasolina cuesta ahora un 25 % más que en la misma semana de hace un año, un 28 % si es de gasóleo

El precio de la gasolina ha subido por quinta semana consecutiva hasta marcar un nuevo récord de 1,538 euros el litro, para batir así el anterior máximo histórico registrado en septiembre de 2012, hace más de nueve años.

Según los datos difundidos este jueves por el Boletín Petrolero de la Unión Europea (UE) y recogidos por Europa Press, la gasolina se vende esta semana en España a una media de 1,538 euros el litro, mientras que el gasóleo lo hace a 1,422 euros.

Tras esta nueva subida, la gasolina supera el récord de 1,522 euros vigente desde hace algo menos de diez años, mientras que el gasóleo, que encadena seis semanas al alza y está un 1,6 % por debajo de su máximo histórico de 1,445 euros, marca su quinto precio más elevado desde que existen registros.

Con subidas del 1,2 y el 1,4 % en la última semana, respectivamente, ambos carburantes mantienen la tendencia alcista con la que han empezado este ejercicio, registrando subidas en las cinco primeras semanas del año tras el respiro que dieron ambos carburantes durante las pasadas Navidades.

En este sentido, cabe destacar que la gasolina y el gasóleo han retomado la escalada que iniciaron en noviembre de 2020, cuando empezaron a subir casi de manera ininterrumpida, y que les llevó a casi superar sus máximos históricos hace ya dos meses.

Con estos precios, llenar un depósito medio de 55 litros con gasolina cuesta actualmente más de 84 euros, mientras que con gasóleo alcanza los 78 euros.

En comparación con la misma semana del pasado año, la gasolina cuesta ahora un 25 % más, frente al 28 % que ha subido el gasóleo, mientras que si se analizan los precios de la misma semana de 2020, unos meses antes de que estallara la pandemia, la gasolina es un 17 % más cara y el gasóleo un 15 %.

Además, a lo largo del último mes la gasolina se ha encarecido un 4 %, mientras que el precio del gasóleo ha subido casi un 6 %.

Pese los elevados niveles que registran ambos carburantes en España, su precio se mantiene por debajo de la media a nivel europeo, que según el Boletín Petrolero se sitúa en 1,68 euros el litro para la gasolina, y 1,567 euros para el gasóleo.

Los estados con la gasolina más cara de Europa siguen siendo Países Bajos (2,01 euros), Finlandia (1,888 euros) y Dinamarca (1,857 euros), mientras que el gasóleo con el precio más elevado se encuentra en Suecia, con un precio de 2,035 euros, seguido nuevamente de Finlandia (1,811 euros) y Países Bajos (1,716 euros).

En el lado contrario se encuentran Bulgaria (1,240 euros), Polonia (1,282) y Rumanía (1,319), que cuentan con la gasolina más barata del continente, mientras que Malta, con un precio de 1,21 euros el litro, Bulgaria (1,267) y Polonia (1,292) tienen el gasóleo más económico.

El precio de los carburantes en España también es menor que el de las grandes potencias europeas, como Alemania, donde la gasolina se paga a 1,772 euros y el gasóleo a 1,644; Francia, con un precio de 1,746 euros en el caso de la gasolina y de 1,670 para el gasóleo, e Italia, que alcanza los 1,796 para la gasolina y 1,667 para el gasóleo.

Portugal también tiene un precio más elevado, 1,758 euros para el litro de gasolina y 1,621 el de gasóleo.

Su encarecimiento sigue la estela de la escalada en las tarifas del petróleo
La incertidumbre geopolítica ha llevado a situar el barril Brent por encima de los 90 €

Madrid. Este nuevo encarecimiento en el precio de los combustibles se produce a rebufo de la escalada en el precio del crudo ante la incertidumbre geopolítica alimentada por las tensiones en Ucrania y un bajo nivel de oferta global, que llevó ya la pasada semana al barril de petróleo de calidad Brent, de referencia para Europa, a superar el umbral de los 90 dólares por primera vez desde octubre del año 2014, según informa Europa Press al respecto.

El precio de los carburantes depende de múltiples factores, como los impuestos y el coste de la materia prima, así como de la logística y los márgenes brutos.

Este jueves, el barril de Brent se intercambiaba a 88,9 dólares, mientras que el West Texas Intermediate (WTI), de referencia para Estados Unidos, cotizaba por encima de los 87,5 dólares.

Este último abría este jueves con un descenso del 0,74 % y se situaba en 87,61 dólares el barril tras la decisión de la OPEP+ del miércoles.

El petróleo de referencia perdía valor a pesar de aumento de producción pactado por los miembros y aliados de la OPEP de 400.000 barriles diarios para el mes de marzo, tal y como se esperaba que sucediera.

“Los mercados globales de crudo están perdiendo terreno porque persisten las dudas sobre la habilidad de la OPEP+ para mantener su capacidad completa y la perspectiva de suministro sigue ajustada”, aseguró la analista Louise Dickson, de Rystad Energy, según recoge Efe.

En el trasfondo de la sesión sobrevolaban las tensiones militares existentes entre Rusia y Ucrania y el conflicto geopolítico que se sitúa en Oriente Medio, y que han impulsado los precios cerca del 17 % en enero.

Los inversores no parecían reaccionar tampoco a una caída semanal de un millón de barriles en los inventarios de crudo de Estados Unidos, así como descensos en los de gas y productos destilados, según datos recogidos por el propio Gobierno. Agencias

03 feb 2022 / 18:23
  • Ver comentarios
Noticia marcada para leer más tarde en Tu Correo Gallego
Selecciona los que más te interesen y verás todas las noticias relacionadas con ellos en Mi Correo Gallego.