Santiago
+15° C
Actualizado
domingo, 28 febrero 2021
20:32
h

ERC y JxCat exploran cómo pueden avanzar hacia la independencia

Los republicanos abordan con la CUP cambiar modelo de seguridad y hacer frente al fascismo

ERC y Junts mantuvieron ayer su segunda reunión para explorar un posible acuerdo de gobierno que centraron en buscar “puntos de acuerdo” sobre cómo avanzar hacia la independencia, explicaron en sendos comunicados.

“ERC y Junts han centrado la segunda reunión de las negociaciones en trabajar el consenso estratégico independentista de esta nueva legislatura. Los dos partidos trabajan la estrategia compartida para avanzar hacia la república catalana como uno de los principales ámbitos en los que encontrar puntos de acuerdo”, exponen los republicanos en su comunicado.

En su información, Junts destacó que abordaron “la necesidad de encontrar un consenso estratégico del independentismo para esta legislatura” y, tras la reunión, las dos formaciones se emplazaron a continuar trabajando en nuevos encuentros en los próximos días.

Esta es la segunda reunión entre republicanos y Junts que trasciende públicamente entre ambas formaciones, después de que el viernes se reunieran por primera vez.

Este mismo lunes ERC, que eligió a la CUP y no a Junts para hacer las primeras reuniones de cara a las negociaciones de la formación de gobierno, se reunió con los cuperos, con quien también iniciaron la segunda ronda de encuentro antes de la segunda reunión con la formación que encabeza Laura Borràs.

Mientras que con Junts se centraron en la estrategia independentista, los republicanos y la CUP comenzaron a estudiar un “plan de choque” para cambiar el modelo de seguridad y orden público, además de avanzar en las medidas que el próximo Govern debe impulsar para hacer frente a la crisis del coronavirus y trabajaron en un Pacto Nacional Antifascista para afrontar la entrada de Vox en el Parlament.

El objetivo de ERC sigue siendo articular un Govern amplio que incluya a Junts, la CUP y los comuns, que se antoja difícil por los vetos cruzados entre la formación de Laura Borràs y la de Jéssica Albiach, mientras que la CUP ya avisó el lunes de que están “muy lejos” de plantear su entrada en el próximo Ejecutivo, informa Efe.

Por otro lado, la CUP se plantea la posibilidad de asumir la presidencia del Parlament en la próxima legislatura a fin de “hacer frente a los ataques del Tribunal Constitucional a la soberanía” de la cámara, y considera que los resultados electorales pueden provocar que sea “determinante”.

El papel que la CUP puede asumir durante la legislatura empezó a ser valorado por su militancia, que dispone para ello de un documento de debate que le hizo llegar el secretariado nacional de la formación, y que sirve de base para las “asambleas abiertas parlamentarias”.

24 feb 2021 / 01:00
  • Ver comentarios
Noticia marcada para leer más tarde en Tu Correo Gallego
Tema marcado como favorito