Santiago
+15° C
Actualizado
lunes, 18 octubre 2021
23:07
h

La atención a 850 menores centra la crisis migratoria de Ceuta

Ceuta. EFE. Las autoridades de Ceuta tienen acogidos a 850 menores que entraron esta semana desde Marruecos en un histórico episodio de migración, y su atención centra hoy la actividad de la Policía Nacional, con pruebas de coronavirus y en el algunos casos para determinar si tienen menos de 18 años. Además de estos 850 menores, el menor de ellos de cuatro años, hay un número indeterminado en las inmediaciones del puerto de Ceuta que esperan su oportunidad para introducirse en algún barco para llegar a las Península, y hay 230 más en el centro para jóvenes La Esperanza. Los 850 menores están repartidos entre el albergue provisional de Piniers, donde hay doscientos, y en una nave del polígono industrial del Tarajal adyacente a la frontera que separa España de Marruecos, que acoge a 650, han informado a Efe fuentes de la Delegación del Gobierno. Para aliviar la situación de la nave del Tarajal está previsto enviar a otras ciudades españolas a 200 menores que están en el centro La Esperanza, que tiene mejores condiciones y además se trata de chavales que están integrados y llevan residiendo en Ceuta varios meses, ha añadido la misma fuente.

La Policía establece dos procedimientos para la atención de los menores, el primero de ellos de reagrupación familiar, que está destinado a los progenitores que reclaman a sus hijos, para lo que la Ciudad Autónoma de Ceuta ha facilitado este jueves un teléfono (956512413). En este sentido, la ministra de Educación, Isabel Celaá, ha afirmado que muchas familias están reclamando desde Marruecos a los menores llegados durante los últimos días a Ceuta y ha señalado que se estudiará "con rigor caso a caso", prevaleciendo siempre el interés superior del menor. El segundo procedimiento se refiere a los menores que no reclaman nadie y que, por tanto, están en situación de desamparo, por lo que su cuidado corresponde a la ciudad de Ceuta, ha añadido un portavoz de la Delegación del Gobierno. Para determinar la edad en los casos en que haya dudas de que se trate de menores se les hace una prueba de los huesos de la muñeca y una radiografía bucal.

En la nave industrial del Tarajal siguen llegando este jueves menores, algunos voluntariamente tras varios días durmiendo en la calle y comiendo de la caridad y otros esposados por agentes de la Policía Local. La nave está custodiada por vehículos militares y de la Policía Nacional y los servicios de limpieza han concluido este jueves una desinfección especial de las inmediaciones, aunque muy cerca aún hay restos de botellas de agua, de comida y de ropa. La primera zona de la nave a la que llegan los menores está protegida por un toldo militar, bajo el cual hay unas mesas en las que los sientan, les hacen las pruebas de coronavirus -de las que ayer dieron positivas nueve- y reciben alimentos.

Algunos de los que llegaron esta semana a Ceuta junto a otras 8.000 personas lo hicieron engañados porque les dijeron que en la ciudad española podrían ver a los futbolistas Messi y Ronaldo, ha afirmado una voluntaria que reparte comida en la frontera, Bárbara Chellarám. La Cruz Roja se está encargando de atender a los menores de la nave del Tarajal con el apoyo del Ejército, que les facilita literas. EFE

20 may 2021 / 13:53
  • Ver comentarios
Noticia marcada para leer más tarde en Tu Correo Gallego
TEMAS
Tema marcado como favorito
Selecciona los que más te interesen y verás todas las noticias relacionadas con ellos en Mi Correo Gallego.