Santiago
+15° C
Actualizado
domingo, 29 enero 2023
17:30
h

La guerra frena el PIB y obliga al Gobierno a rebajar al 4,3 % su previsión para el año

Mantiene en el 5 % el déficit público estimado gracias a la recaudación en el pasado ejercicio

El impacto de la guerra en Ucrania ha frenado en seco el crecimiento en el primer trimestre, con un avance de tan solo el 0,3 %, y ha obligado al Gobierno a recortar significativamente su previsión para 2022 al 4,3 %, casi tres puntos menos respecto al 7 % anteriormente previsto.

De acuerdo con el avance de contabilidad nacional publicado este viernes por el Instituto Nacional de Estadística, el principal lastre para el PIB en el primer trimestre fue la significativa contracción del consumo de los hogares, del 3,7 %, en un período también marcado por la sexta ola de la pandemia y los paros en el transporte de mercancías por carretera, informa Efe.

Para el conjunto del año el Gobierno calcula que el crecimiento será del 4,3 %, una previsión marcada por el “principio de máxima prudencia”, dijo en rueda de prensa la vicepresidenta primera y ministra de Asuntos Económicos, Nadia Calviño.

Subrayó que el contexto actual sigue siendo de “elevada incertidumbre por la situación geopolítica internacional y la fuerte subida de los precios de la energía”.

Un contexto ante el que el Gobierno no prevé cerrar la brecha de PIB abierta durante la pandemia hasta el primer semestre de 2023, si bien Calviño destacó que casi todos los indicadores han recuperado ya los niveles previos, salvo el consumo privado, la construcción y el turismo.

Respecto al turismo, las previsiones contemplan que será uno de los elementos determinantes para el crecimiento de este año, con una recuperación del 80 % respecto a 2019, y también apuntan a la inversión y el empleo como motores de recuperación.

La inversión se estima que se acelere este año hasta el 9,3 %, apoyada en la ejecución del plan de recuperación, “cuyo despliegue seguirá ganando impulso en 2022 y 2023”.

La rebaja de la previsión será consecuencia fundamentalmente del menor consumo de los hogares, cuyo crecimiento desacelerará al 3,5 %.

Aun así, la demanda interna (consumo e inversión) aportará 4,6 puntos porcentuales al crecimiento anual, en tanto que la demanda externa (exportaciones e importaciones) restará 0,3 puntos.

Las previsiones del Gobierno -incluidas en la actualización del programa de estabilidad que este viernes enviaba a Bruselas- tienen un horizonte temporal de cuatro años, con un crecimiento estimado del 3,5 % en 2023, del 2,4 en 2024 y del 1,8 % en 2025, en el que la tasa de paro descendería por debajo del 10 % por primera vez desde 2008, hasta el 9,6 %.

El Gobierno ha decidido mantener su previsión de déficit público para este año en el 5 % del PIB, gracias a la “holgura” proporcionada por la buena marcha de la recaudación en 2021, cuando el déficit cerró en el 6,8 %.

La ministra de Hacienda, María Jesús Montero, defendió que más del 80 % del aumento de la recaudación se explica por la mejora del empleo, por lo que es “falso” que se deba a la inflación.

El déficit público bajará al 3,9 % del PIB en 2023 (antes 4), el 3,3 en 2024 (3,2) y el 2,9 % en 2025, por debajo del umbral del 3 del PIB que marca la entrada en el procedimiento de déficit excesivo.

En cuanto a la deuda pública, el Gobierno espera que baje al 115,2 % del PIB a lo largo de este año, al 112,4 % el próximo, al 110,9 % en 2024 y al 109,7 % en el año 2025.

Según Montero, el compromiso del Ejecutivo con la reducción del déficit y de la deuda es compatible con la adopción de medidas para responder a las necesidades de la coyuntura geopolítica.

Desde el PP
El recorte muestra su incapacidad

···El PP considera que el recorte del crecimiento para 2022 demuestra “el fracaso de la política económica” del presidente, Pedro Sánchez, y la “incapacidad” de un Gobierno que se ve “superado por los acontecimientos”. Así lo indicó la secretaria general del PP y portavoz del grupo popular en el Congreso, Cuca Gamarra, quien dijo que los presupuestos del Gobierno son “papel mojado” y “se sustentan sobre ingresos y cifras erróneas”, además de que “no sirven para nada porque la realidad económica del país es otra”.

···A su juicio, la política económica del Ejecutivo “no solo no funciona, sino que es nociva para los españoles” en un momento “complicado”. Por ello, le pidió que haga “más caso a las propuestas del PP”, una formación “que ha sacado a España de dos graves crisis”, en lugar de “abrazarse a Bildu y convertirlo en socio económico”, y con el camino abierto para acordar las soluciones que esperan los españoles.

Baja la expansión mientras sigue subiendo la inflación en la eurozona
Fuerte contracción del consumo de los hogares por la pandemia y la grave crisis energética

Bruselas. El crecimiento económico en la eurozona se ralentizó al 0,2 % en un primer trimestre de año marcado por la guerra en Ucrania y la escalada de la inflación, que durante abril volvió a subir una décima y establece un nuevo récord en el 7,5 %, según recogen los datos preliminares publicados este viernes por Eurostat.

En el conjunto de la Unión Europea, el avance del PIB en comparación con el trimestre previo fue del 0,4 %, con lo que el crecimiento se queda en ambas zonas una décima por debajo del de los últimos tres meses de 2021.

Las primeras estimaciones de la oficina de estadística comunitaria reflejan que la economía aminoró el paso en la mayoría de países europeos y que, entre los grandes del euro, el avance del PIB fue, en el mejor de los casos, de apenas unas décimas.

La economía española fue la que más creció con una subida del 0,3 %, muy lejos del 2,2 % cosechado en el último trimestre de 2021, debido a la contracción del consumo de los hogares por la pandemia y la crisis energética derivada de la invasión de Ucrania que comenzó el 24 de febrero, según transmitió el Instituto Nacional de Estadística.

Mientras que Alemania logró esquivar la recesión técnica gracias a una subida del PIB del 0,2 % impulsada por las inversiones, tras haber caído un 0,3 % en el último trimestre del año pasado.

Por el contrario, la economía francesa se estancó y la italiana cayó un 0,2 %, frente al avance previo del 0,8 y 0,7 %, respectivamente, penalizadas en ambos casos por la alta inflación y el descenso del consumo de los hogares.

Los datos, que Eurostat completará y actualizará en mayo, confirman las previsiones que apuntaban a que el crecimiento económico se debilitaría ya en el primer trimestre por la guerra de Ucrania, que ha agravado la subida de los precios de la energía y generado nuevos problemas de suministro.

“Vemos una economía de la eurozona con un trimestre turbulento, que ha logrado a duras penas una pequeña cifra de crecimiento, con el impacto de ómicron más suave de lo previsto y la guerra teniendo un impacto cada vez mayor desde principios de marzo”, analiza el economista de ING Bert Colijn. efe

29 abr 2022 / 18:07
  • Ver comentarios
Noticia marcada para leer más tarde en Tu Correo Gallego
Selecciona los que más te interesen y verás todas las noticias relacionadas con ellos en Mi Correo Gallego.