Santiago
+15° C
Actualizado
martes, 07 diciembre 2021
14:15
h

López del Hierro niega encargos a Villarejo al declarar por la Kitchen

El marido de Cospedal afirma que le avanzó que le pedirían trabajos puntuales sólo por cortesía

Ignacio López del Hierro, marido de la exsecretaria general del Partido Popular María Dolores de Cospedal, negó ante ante el juez del caso Kitchen haber contratado al excomisario José Villarejo, pese a haberle dicho “por cortesía” en algún momento, según consta en una grabación, que sí que le iban a encargar “trabajos puntuales”.

El empresario declaró este miércoles en la Audiencia Nacional como imputado en la investigación sobre la presunta operación para sustraer en 2013 al extesorero del PP Luis Bárcenas documentación comprometedora para el partido, después de que el martes lo hiciera su mujer, quien también negó haber contratado a Villarejo, según informa Efe.

Cospedal dijo que se reunió unas cuatro veces con él en la sede del PP ante la campaña mediática contra ella y su marido, al que se vinculó con unos apuntes de los papeles de Bárcenas, y dadas las buenas relaciones del excomisario con la prensa, pero que se dio cuenta de que le contaba lo que ya se había publicado adornado profusamente.

Sin embargo, José Luis Ortiz, durante años jefe de gabinete de Cospedal y que también declaró este miércoles, elevó a ocho o diez las reuniones que cree que ésta mantuvo con Villarejo, y aseguró que él únicamente cumplía órdenes de su entonces jefa.

Al igual que Cospedal quiso desvincular al PP de toda responsabilidad en Kitchen, su marido, al negar haber hecho encargos a Villarejo, destacó que él no tenía capacidad para contratar a nadie en nombre de la formación, de la que dejó claro que no era militante, según informaron a Efe fuentes jurídicas.

Esto lo expuso al ser preguntado por una grabación en el despacho de su mujer en la que se le oye decir a Villarejo que le le iban a encargar “trabajos puntuales”.

Dada la existencia de estas grabaciones, tanto él como la exdirigente del PP se vieron obligados a reconocer esas reuniones con el excomisario, quien, según manifestaron López del Hierro y Ortiz, entraba a la sede del PP por el garaje, algo que ambos enmarcaron dentro de lo común en esa época.

Era Ortiz, según éste mismo declaró, quien le iba a recoger en coche oficial y lo conducía hasta la sede, ubicada en la calle Génova de Madrid.

Aunque señaló que solía ser Villarejo quien pedía esos encuentros, admitió que en alguna ocasión también pudo ser la exministra quien le solicitó que contactase con él.

En este contexto, supuso que la anotación del 18 julio de 2013 donde se lee: “llámame urge un poco”, podría deberse a que la exdirigente del PP le pidió le citase rápido.

Pero Ortiz, preocupado por su futuro laboral a raíz de su imputación, negó saber de qué trataban esas reuniones.

30 jun 2021 / 18:09
  • Ver comentarios
Noticia marcada para leer más tarde en Tu Correo Gallego
TEMAS
Tema marcado como favorito
Selecciona los que más te interesen y verás todas las noticias relacionadas con ellos en Mi Correo Gallego.