Santiago
+15° C
Actualizado
sábado, 01 octubre 2022
12:42
h

Los hogares anticipan menor dinamismo de su consumo y tasas de ahorro más bajas

Familias con rentas inferiores han reducido su gasto en otros bienes ante la escalada de precios, especialmente de la luz

Las familias estarían anticipando un dinamismo significativamente menor de su consumo en términos reales y unas tasas de ahorro ligeramente más reducidas tras el inicio de la guerra en Ucrania y ante el actual episodio de fuertes presiones inflacionistas, según se recoge en el informe El impacto del repunte de la inflación y de la guerra sobre las perspectivas económicas de los hogares españoles, publicado este martes por el Banco de España, y sobre el que informa Europa Press.

El conflicto bélico ha incidido de forma significativa sobre las perspectivas relativas al consumo de los hogares, que anticipan ahora una evolución menos favorable tanto de sus rentas, como de su posición patrimonial y de la situación económica general que antes de la guerra, de acuerdo con el estudio.

Además, la percepción de los hogares con respecto a su acceso al crédito también se ha deteriorado desde el inicio de la guerra en Ucrania, en un contexto en el que, además, estos agentes anticipan un repunte en el coste de los préstamos a lo largo de los doce próximos meses, en línea con la senda ascendente de los tipos de interés del mercado monetario.

Tras la guerra, la senda alcista que mostraban las perspectivas de los hogares sobre el avance de su gasto nominal se ha frenado y la brecha entre este avance y el previsto para sus rentas se ha ampliado con respecto a la situación de principios de año.

Por ello, los hogares prevén absorber parte del aumento de precios mediante un ajuste a la baja en sus tasas de ahorro, en la medida en que dispongan de este margen de maniobra, ante un episodio de fuertes presiones inflacionistas como el actual.

El análisis del Banco de España muestra que la revisión al alza que desde mediados del año pasado presenta la inflación esperada por parte de los hogares se ha trasladado ahora a sus perspectivas de gasto en términos nominales, que habían mostrado una tendencia alcista hasta la irrupción de la guerra.

En particular, entre junio del último ejercicio y mayo del presente se ha reducido sustancialmente, en 23 puntos porcentuales, la proporción de hogares que anticipan que el incremento de los precios a un año vista será del 2,5 % o inferior. En el caso de las expectativas a tres años, la disminución entre esas fechas es significativamente menor, aunque también considerable (de 10 puntos).

En contraposición, ha aumentado el porcentaje de hogares que esperan tasas de inflación superiores al 7,5 %, sobre todo en el horizonte de un año (18 puntos), pero también a tres años vista (7 puntos).

Gasto en automóviles y equipamiento de hogar. El incremento de la incertidumbre que ha conllevado la invasión de Ucrania se ha traducido en una revisión a la baja de las expectativas de gasto en bienes duraderos de los hogares.

En consonancia, los consumidores han rebajado sus expectativas de gasto en equipamiento del hogar y en automóviles en los últimos meses.

En contraposición, las perspectivas relativas al gasto en vacaciones han mantenido un perfil de recuperación, incluso tras el estallido de la guerra en Ucrania, excepto en los de menores ingresos, con un margen más pequeño para absorber los incrementos de inflación sin reducir sus niveles de gasto.

Por edades
Gasto menos expansivo en jóvenes

···Por grupos de edad, las perspectivas de gasto nominal son, desde mediados del año pasado, algo menos expansivas entre los más jóvenes. Un patrón de conducta que se ve condicionado, no obstante, por las tasas de inflación comparativamente menores que prevé que habrá este grupo poblacional en comparación con los de mayor edad consultados, y por tanto no se trasladaría a las expectativas de gasto en términos reales para el colectivo de los jóvenes, según se recoge en el informe publicado por el Banco de España sobre el impacto de la inflación y la guerra de Ucrania en los hogares.

Energía
Impacta más en los más vulnerables

···El análisis presentado por el Banco de España muestra que, ante un aumento del gasto en energía consumida en el hogar, las familias con un colchón modesto de liquidez han reducido el gasto en otros bienes. Estas familias son, mayoritariamente, las de rentas bajas, que, además, se ven más expuestas ante variaciones en el precio de la energía, dado que la factura energética absorbe una mayor proporción de sus ingresos. Los que tienen un mayor colchón de liquidez no han modificado de forma sustancial sus niveles de gasto en otras partidas.

Advierte la OCDE de una tendencia al deterioro del crecimiento español
Desciende 2,18 puntos en sólo doce meses el índice compuesto de indicadores líderes

Madrid. El índice compuesto de indicadores líderes (CLI), que sirve a la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE) de termómetro económico para detectar cambios de tendencia, sugiere una pérdida de impulso del crecimiento en España, en línea con el deterioro observado en la mayoría de las principales economías avanzadas.

“Lastrados por una inflación históricamente alta, la baja confianza del consumidor y la caída de los precios de las acciones, los CLI se mantienen por debajo de la tendencia y continúan anticipando una pérdida de impulso de crecimiento en la mayoría de las grandes economías de la OCDE”, según explicó al respecto el think tank de las economías más desarrolladas.

En concreto, el dato para España se situó en 98,83 puntos en julio, frente a los 99,11 del mes anterior y 2,18 puntos por debajo del nivel registrado hace un año.

En el caso de la OCDE, el CLI se situó en 99,2 puntos, frente a los 99,4 de junio, lo que apunta a una pérdida del impulso de crecimiento, algo que también es aplicable para Canadá, Reino Unido y Estados Unidos, así como para la zona del euro, incluidos Francia, Alemania e Italia.

En Japón, por contra, el CLI continúa apuntando hacia un crecimiento estable en torno a la tendencia.

Fuera de la OCDE, muestra signos de estabilización de la economía de China, mientras que para la India apunta a un crecimiento estable. e.p.

09 ago 2022 / 21:57
  • Ver comentarios
Noticia marcada para leer más tarde en Tu Correo Gallego
Tema marcado como favorito