Santiago
+15° C
Actualizado
miércoles, 08 diciembre 2021
02:14
h

Nuevo choque del Gobierno de coalición por la reforma laboral

Unidas Podemos exige una reunión de la mesa de seguimiento tras acusar de intromisión a Calviño, a quien Sánchez defiende

La reforma laboral ha vuelto provocar por segunda vez en poco más de un año un choque entre los dos socios de la coalición de Gobierno, hasta el punto de que Unidas Podemos ha pedido al PSOE una reunión de la mesa de seguimiento del pacto al creer que se está produciendo un incumplimiento “grave”.

Superadas hace unas semanas las fricciones entre ambos durante la negociación del proyecto de Presupuestos de 2021, entre otras cuestiones por la regulación de los alquileres, ahora ha sido la reforma laboral la que ha desencadenado la tensión, tal y como informa Efe.

Considera Unidas Podemos que la vicepresidenta primera, Nadia Calviño, se está entrometiendo en el proceso para reformar el mercado laboral, cuando creen que es una competencia exclusiva del Ministerio de Trabajo, que dirige Yolanda Díaz.

No es lo que opina sin embargo Pedro Sánchez, quien desde Bruselas dejó claro este viernes que la reforma del mercado de trabajo es estructural y afecta al menos a cinco ministerios, Trabajo, Economía, Seguridad Social, Educación y Hacienda.

No se trata, por tanto, de ninguna “intromisión” por parte de Calviño -a la que no citó expresamente-, sino de “colaboración y coordinación” del Ejecutivo para poder sacarla adelante.

Según explicaron a Efe fuentes del Ministerio de Trabajo, Calviño está intentando ser quien coordine todo el proceso que debería culminar con la derogación de la reforma laboral del PP de 2012, tal como contempla el acuerdo de gobierno de coalición.

En la rueda de prensa en Bruselas, el presidente no habló de derogar la reforma laboral del Partido Popular, sino de “actualizar las normas laborales” para corregir los déficits que, a juicio de Sánchez, causó aquella en materia de precariedad o empleo, y también para promover la competitividad de las empresas o modernizar la negociación colectiva.

Para el jefe del Ejecutivo la reforma laboral es una de las leyes más importantes de un Gobierno, y recalcó que todos los ministerios afectados tienen que aportar, coordinarse, acordar y dar “su visión”.

A su juicio no se puede hablar ni de “inmiscuirse”, ni de “intervenir” en este tema.

Agregó Sánchez que este método de trabajo puede ser más laborioso pero es más efectivo. Y puso ejemplos: el papel del Ministerio de Derechos Sociales al negociar la ley de vivienda o el rol jugado por el secretario de Estado de Derechos Sociales, Nacho Álvarez, en la elaboración del proyecto de presupuestos.

“El Gobierno de España tiene un acuerdo de investidura, de coalición y ahí tiene el compromiso del Gobierno de España de actualizar las normas laborales. Queremos hacerlo además de la mano de los empresarios y de los sindicatos. Hemos acordado que antes de finalizar el año esa reforma se haya llevado a efecto”, recalcó.

Declaraciones a las que le contestó el portavoz de Unidas Podemos, Pablo Echenique, quien consideró que la “injerencia” de Nadia Calviño en el diálogo social en detrimento de Yolanda Díaz para derogar la reforma laboral trata de impedir precisamente dicha derogación.

“En contra de lo que prometió el presidente”, denunció Pablo Echenique.

Otra de las quejas de Unidas Podemos, y en la que Sánchez no quiso entrar fue en lo referente a las afirmaciones de la vicepresidenta primera en las que este jueves aseguraba que la negociación se encontraba en un momento preliminar, cuando el diálogo social lleva en marcha desde el 15 de marzo.

La reforma laboral vuelve así a tensar la cuerda entre los dos socios de Gobierno después de que en mayo del año pasado PSOE, Unidas Podemos y EH Bildu firmaran por escrito un acuerdo para derogar íntegramente la reforma laboral del PP.

Por su parte, el líder del PP, Pablo Casado, pidió a Sánchez que “no derogue la reforma laboral” y cumpla con sus compromisos para sacar al país de la crisis, “y no con los compromisos con Podemos, que será arruinar a España”.

Le pidió que “no haga concesiones a los radicales”, ya que España está mal económica y socialmente y hay que gobernar de cara a Europa.

garamendi, desde la patronal
“Yo no entiendo absolutamente nada”

···El presidente de la patronal CEOE, Antonio Garamendi, aseguró que no entiende “absolutamente nada” sobre las discrepancias abiertas en el Gobierno respecto a la reforma laboral después de que Podemos pidiera una reunión urgente de la mesa de seguimiento del acuerdo de coalición por las supuestas injerencias de la ministra de Economía, Nadia Calviño. En declaraciones a los periodistas a su llegada a Oviedo para asistir a la entrega de los Princesa de Asturias, señaló que la legislación laboral “influye de forma decisiva en la economía y es muy normal, y tiene toda la lógica, que el Ministerio de Economía pueda opinar”. “Si estoy sentado en la mesa y dicen que ya está acordado, como hace la vicepresidenta segunda (Yolanda Díaz), yo no lo entiendo y no sé para qué voy a sentarme”, advirtió tras subrayar que las afirmaciones de Calviño en el congreso de CCOO no tenían “nada de particular”, dado que solo incidió en que se está hablando de la reforma laboral.

22 oct 2021 / 18:52
  • Ver comentarios
Noticia marcada para leer más tarde en Tu Correo Gallego
TEMAS
Tema marcado como favorito
Selecciona los que más te interesen y verás todas las noticias relacionadas con ellos en Mi Correo Gallego.