Santiago
+15° C
Actualizado
miércoles, 19 enero 2022
04:23
h

PP y Ciudadanos critican duramente el acuerdo presupuestario con Bildu

Para que los PGE salgan adelante, el Ejecutivo debe negociar con ERC, PdeCAT, PNV y BNG, que no le han garantizado su apoyo

PP, Ciudadanos y UPN cargaron este lunes en el Congreso de los Diputados contra el acuerdo alcanzado entre el Gobierno y EH Bildu que se traducirá en el apoyo de la formación al proyecto presupuestario de 2022.

El proyecto de Ley de PGE afronta desde este lunes el debate en el pleno del Congreso de las enmiendas parciales, que terminará el jueves con la previsible aprobación de las cuentas para su paso al Senado, informa Efe.

PP, Cs, Vox y UPN dedicaron sus primeras intervenciones a confirmar su rechazo a las cuentas, así como a criticar el acuerdo anunciado con Bildu, que prevé partidas presupuestarias, asegurar el escudo social o garantizar la emisión de ETB3 en Navarra.

El diputado del PP Víctor Píriz afeó al Gobierno que pacte las cuentas “con los que no condenan el terrorismo” y le acusó de entregar “las llaves del país a quienes quieren destruirlo”, con cuentas que “nacen heridas de muerte”.

Denunció el veto de “cientos de enmiendas” del PP y dijo que “podrán vetar nuestro plan alternativo, pero no lo van a hacer desaparecer”.

La portavoz de Cs, María Muñoz, cargó contra el pacto con Bildu, las propias cuentas y su tramitación, que calificó de “pantomima”, “pérdida de tiempo” y “atropello en mayúscula” por las enmiendas vetadas por Hacienda.

Sin referirse a Bildu, el portavoz de Vox, Iván Espinosa de los Monteros, acusó al Ejecutivo de usar los presupuestos para “mantener la red clientelar”, un tono que su líder, Santiago Abascal, elevó al hablar de “terroristas de ayer y extorsionadores de hoy”.

Espinosa de los Monteros dijo que la política del Gobierno “nos lleva al precipicio” porque España “atraviesa una situación económica gravísima”, algo que no refleja el cuadro macroeconómico.

El diputado Sergio Sayas, de UPN, ve “un insulto a cualquier demócrata” y “una falta al respeto a cualquier navarro” el acuerdo con Bildu.

Entre las intervenciones de los partidos que apoyaron las cuentas de 2021, figuró la del diputado de PdeCAT Ferrán Bel, quien aclaró que no había cerrado un acuerdo para dar su apoyo al PGE, por lo que su posición no está “cerrada”, aunque “queda tiempo” para lograr un pacto y dice que “vamos a intentarlo”.

El PdeCAT “negociará para ver si es posible el acuerdo” aunque hay aspectos con los que no está de acuerdo.

Queda también pendiente de cerrar la negociación con ERC, y su portavoz, Joan Margall, se limitó a dar por defendidas sus enmiendas sin pronunciarse sobre su voto.

Tampoco el diputado de BNG Néstor Rego avanzó su voto, aunque hizo un llamamiento a los partidos que conforman el Ejecutivo “para que consideren las enmiendas del BNG como una oportunidad de mejorar el presupuesto y cumplir con Galicia”.

La portavoz presupuestaria del PNV Idoia Sagastizábal valoró las enmiendas incorporadas, pero advirtió de que “todavía queda un camino por recorrer” hasta su aprobación definitiva, mientras que José María Mazón (PRC) puso en foco en la ejecución de las cuentas públicas.

Por su parte, la diputada socialista Rafaela Crespín destacó la importancia de sacar adelante unas cuentas que apuestan por los jóvenes y la vivienda, mientras que Txema Guijarro (Unidas Podemos) defendió que los presupuestos suponen “un esfuerzo colectivo sin parangón”.

Aragonès logra salvar las cuentas, pero pierde la mayoría soberanista
El pacto cerrado con los comunes irrita a sus socios de JxCat y aleja a la CUP de su proyecto

Barcelona. El presidente de la Generalitat, Pere Aragonès, salvó este lunes la tramitación de los presupuestos catalanes, gracias a su acuerdo in extremis con los comunes de Jéssica Albiach y Ada Colau, que irritó a JxCat y que aleja a la CUP de la mayoría independentista que le permitió alcanzar la investidura.

El Parlament vivió este lunes el desenlace de una accidentada negociación presupuestaria, llena de giros de guion, que empezó con la voluntad de Aragonès de pactar las cuentas con la CUP y que, tras la negativa de las bases cuperas a retirar su enmienda a la totalidad, acabó con un pacto con En Comú Podem que tiene como contrapartida el aval de ERC a las cuentas de Colau en Barcelona.

Después de que el domingo representantes de ERC en el Govern se reunieran con los comunes -JxCat se negó a asistir-, Aragonès acudió a la reunión extraordinaria del Govern, a primera hora de la mañana, con un anuncio: su acuerdo presupuestario con En Comú Podem.

Con su alianza con los comunes, consigue sacar adelante los presupuestos pese al veto de la CUP, pero se rompe la mayoría independentista con la que arrancó la legislatura, algo que ha molestado a sus socios de JxCat.

En comparecencia en el Palau de la Generalitat, tendió la mano a la CUP para rehacer puentes de cara al resto de la legislatura. Efe

22 nov 2021 / 20:50
  • Ver comentarios
Noticia marcada para leer más tarde en Tu Correo Gallego
Selecciona los que más te interesen y verás todas las noticias relacionadas con ellos en Mi Correo Gallego.